Barrick construye plataforma para un nuevo crecimiento en América Latina

El renovado compromiso de Barrick (NYSE:GOLD)(TSX:ABX) en América Latina, diseñado para optimizar sus operaciones existentes y crear una plataforma para la próxima generación de minas, ha experimentado un avance significativo en América Latina desde su lanzamiento, a principios de este año, anunció hoy Mark Bristow, Presidente y Director Ejecutivo.
Barrick_Mark Bristow durante la presentacion (3)

En una conferencia con referentes de la comunidad local y medios, Bristow comentó que los activos de la
compañía en la región son una parte primordial de su cartera global y que existe un enorme potencial para
nuevos descubrimientos, capaces de amplificar la habilidad de Barrick para crear valor real para todas las
partes interesadas.
“Barrick cuenta con un paquete de tierras altamente prospectivas, con derechos mineros sobre alrededor
de 34,000 hectáreas en el cinturón de oro El Indio. Esta legendaria extensión aurífera que se extiende a
través de Argentina, Chile y Perú, ya produjo cinco descubrimientos importantes, y creemos que su riqueza
mineral aún brinda importantes ventajas”, declaró.
“Contamos con una nueva estrategia de exploración regional que está siendo implementada por un equipo
de primer nivel formado por la fusión entre Barrick y Randgold. Solamente en Argentina planeamos invertir
más de $30 millones en exploración en los siguientes dos años”.
En cuanto a las operaciones, Bristow comentó que se espera que la actual expansión de Pueblo Viejo
conserve el estado de mina de Primer Nivel1 para los años venideros. En Veladero, los trabajos para
recuperar todo su potencial y extender su vida útil ya están dando resultados, la mina aumentó la
producción en 26,000 onzas en el segundo trimestre de este año. Bristow señaló que en los últimos 14
años Veladero ha aportado unos $8,900 millones a la economía argentina a través de impuestos, regalías,
salarios y pagos a proveedores locales. Además, la mina ha establecido un nuevo fondo fiduciario que
podría entregar más de $70 millones en infraestructura comunitaria entre 2020 y 2028, dependiendo de la
producción. En Pascua Lama, el enfoque se centra en revisar los parámetros del proyecto original y definir
su potencial futuro.
En Chile, los proyectos Norte Abierto y Alturas se encuentran en progreso, mientras que en Perú la mina
Lagunas Norte está ingresando en una etapa de cuidado y mantenimiento al tiempo que el equipo evalúa
el potencial de los recursos de sulfuros. Por su parte, la planificación del cierre de Pierina sigue su avance.
Bristow comentó que Barrick se encuentra al tanto de que existen desafíos en cuanto al pasado de los
proyectos en cada uno de estos países. Al respecto, la compañía se compromete con los gobiernos y
comunidades anfitrionas a fin de resolver dichos desafíos y construir nuevas relaciones productivas para
asegurar que el nuevo valor que se cree beneficie y genere beneficios para todas las partes interesadas.
“Somos una organización que ha crecido a partir de exploraciones, descubrimientos y desarrollos pioneros.
Dada nuestra presencia, nuestro conocimiento geológico local y nuestras habilidades de exploración,
estamos comprometidos a ser líderes en la región” destacó.

Nota al pie:
1. Un activo de oro de primer nivel (Tier 1) es una mina con una vida útil de más de 10 años con una producción en el 2017 de al menos 500,000 onzas de oro y un costo total efectivo por onza en 2017 que no excede la mitad inferior de la de la curva de costos de Wood Mackenzie (excluyendo minas de propiedad del estado y de propiedad privada).

Con el propósito de determinar los Activos de Oro del Primer Nivel, el costo total efectivo por onza se basa en datos de Wood Mackenzie provistos al 31 de agosto de 2018, excepto en lo relacionado a minas de Barrick, en cuyo caso Barrick puede confiar en sus datos internos, que son más actuales y confiables. El cálculo de Wood Mackenzie del costo total efectivo por onza puede no ser idéntico a la forma en que Barrick calcula medidas comparables. El costo total efectivo por onza es una medida de rendimiento financiero, fuera de los principios contables generalmente aceptados (GAAP), sin valor estandarizado NIIF y, por lo tanto, puede no ser comparable a medidas similares presentadas por otros emisores. El costo total efectivo por onza no debe ser considerado por los inversionistas como una alternativa al beneficio operativo, el beneficio neto atribuible a los accionistas, o a otras medidas NIIF. Barrick cree que el costo total efectivo por onza es un indicador útil para los inversionistas y la gestión del desempeño de una compañía minera, puesto que proporciona un indicador de la rentabilidad y eficiencia de la compañía, de las tendencias en los costos efectivos a medida que las operaciones de la compañía maduran, y un punto de referencia de desempeño que permite la comparación con otras
empresas. Wood Mackenzie es una firma independiente de investigación y consultoría que proporciona datos para la industria metalífera y minera, entre otras. Wood Mackenzie no tiene ninguna afiliación con Barrick.
Declaración de advertencia sobre Información Prospectiva Determinada información contenida o incorporada a modo de referencia en este comunicado de prensa, incluida toda información relacionada con nuestra estrategia, proyectos, planes o el futuro financiero del rendimiento operativo, constituyen "declaraciones
prospectivas". Todas las declaraciones, aparte de las aquellas que describen hechos históricos, son declaraciones prospectivas. Las palabras “plan”, “proyecto”, “potencial”, “desarrollo”, “capaz de”, “cree”, “espera”, “podría”, y expresiones similares indican declaraciones prospectivas. En particular, este comunicado de prensa contiene declaraciones prospectivas que incluyen, sin
limitación, lo relacionado a: (i) el potencial de nuevos descubrimientos en América Latina; (ii) los planes de inversión de Barrick en exploraciones en América Latina; (iii) la expansión de Pueblo Viejo; (iv) la habilidad de Barrick para crear sociedades con gobiernos locales; y (v) los planes de Barrick para sus activos en América Latina.
Las declaraciones prospectivas se basan necesariamente en una serie de estimaciones y suposiciones que incluyen estimaciones materiales y suposiciones relacionadas con los factores que se exponen a continuación, consideradas razonables por la Compañía al momento de la emisión de este Comunicado de Prensa a la luz de la experiencia y percepción de la gestión de las condiciones actuales y desarrollos esperados, los cuales están inherentemente sujetos a significativas incertidumbres y contingencias de carácter comercial, económico, y competitivo. Tales factores, conocidos y desconocidos, podrían ocasionar que los resultados reales difieran
materialmente de los proyectados en las declaraciones prospectivas, por lo que no se debería confiar indebidamente en tales declaraciones e información. Dichos factores incluyen, pero no se limitan a: fluctuaciones en el precio actual y a futuro del oro, cobre u otros productos básicos (como plata, combustible diésel, gas natural y electricidad); la naturaleza especulativa de la exploración y
desarrollo de minerales; cambios en el rendimiento de la producción mineral, explotación y éxitos de exploración; riesgos asociados con proyectos en las primeras etapas de la evaluación para los cuales se requiere ingeniería adicional y otros análisis; alteraciones en las rutas de suministro pudiendo ocasionar demoras en la construcción de actividades mineras; cantidades decrecientes o grados de reservas; mayores costos, retrasos, suspensiones y desafíos técnicos asociados con el desarrollo y construcción de proyectos de
capital; dificultades operativas o técnicas relacionadas con actividades de producción o desarrollo minero, incluidos aquellos desafíos geotécnicos y alteraciones en el mantenimiento o la provisión de la infraestructura requerida y los sistemas de tecnología de información; incumplimiento de las leyes y regulaciones ambientales, de salud, y seguridad; el momento de la recepción o el incumplimiento de los permisos y aprobaciones necesarias; incertidumbre sobre si algunas o todas las inversiones y proyectos específicos cumplirán con los objetivos de asignación de capital y tasa interna de retornos de la Compañía; el impacto de disponibilidad global de liquidez y disponibilidad crediticia en el calendario de flujos de efectivo y los valores de los activos y pasivos basados en los flujos de efectivo futuros proyectados; el impacto de la inflación; fluctuaciones en los mercados de divisas; cambios en la legislación nacional y local, impuestos, controles o regulaciones y / o cambios en la administración de leyes, políticas y prácticas, expropiación o nacionalización de la propiedad y desarrollos políticos o económicos en Canadá, Estados Unidos y países de América
Latina; daños a la reputación de la Compañía debido a la ocurrencia real o percibida de cualquier número de eventos, incluida la publicidad negativa con respecto al manejo de asuntos ambientales por parte de la Compañía con grupos comunitarios, ya sea cierto o no; falta de certeza en relación a sistemas legales extranjeros, corrupción y otros factores que sea inconsistentes con la aplicación de la ley; la posibilidad de que futuros resultados de exploraciones no sean consistentes con las expectativas de la Compañía; riesgos
de que los datos de exploración estén incompletos y sean requeridos trabajos adicionales considerables para completar evaluaciones más profundas, incluyendo pero no limitadas a perforaciones, ingeniería, estudios socioeconómicos e inversiones; riesgo de pérdida por actos de guerra, terrorismo, sabotaje y disturbios civiles; litigios y procedimientos judiciales y administrativos; concursos sobretítulos de propiedades, particularmente títulos de propiedades no desarrolladas, o sobre el acceso al agua, energía y cualquier otra infraestructura requerida; riesgos asociados al trabajo societario en activos controlados de forma conjunta (incluyendo Pueblo Viejo y Veladero); relaciones con empleados, incluyendo la pérdida de empleados claves; incrementos en los costos y riesgos físicos, incluyendo fenómenos climáticos extremos y escasez de recursos relacionados con el cambio climático; y disponibilidad y aumento de costos asociados a insumos mineros y mano de obra. Existen, además, riesgos y peligros asociados con el negocio de exploración, desarrollo y minería de minerales, incluidos los riesgos ambientales, accidentes industriales, formaciones inusuales o inesperadas, presiones, derrumbes, inundaciones y ebullición de oro, cátodos de cobre u oro, y perdidas de concentrados de cobre (y el riesgo de un seguro inadecuado, o la incapacidad de obtener un seguro, para cubrir estos riesgos).
Muchas de estas incertidumbres y contingencias pueden afectar nuestros resultados reales y podrían ocasionar que los resultados reales difieran materialmente de aquellos expresados o implícitos en cualquier declaración prospectiva hecha por, o en nombre de, nosotros. Se advierte a los lectores que las declaraciones prospectivas no son garantías de desempeño futuro. Todas las declaraciones prospectivas hechas en este comunicado de prensa están calificadas por estas declaraciones de advertencia.
Refiérase específicamente al Formulario 40-F / Formulario de Información Anual más reciente archivado con la Comisión de Mercado y Valores (SEC) y las autoridades regulatorias de valores provinciales canadienses para una explicación más detallada de algunos de los factores subyacentes a declaraciones prospectivas y riesgos que pueden afectar la capacidad de Barrick para lograr las expectativas establecidas en las declaraciones prospectivas contenidas en este comunicado de prensa.
Barrick niega cualquier intención u obligación de actualizar o revisar cualquier declaración prospectiva ya sea como resultado de nueva información, eventos futuros o de otro tipo, excepto que sea requerido por la ley en vigencia

Boletín de noticias