Calefaccionando con gas se gasta 24% menos que con electricidad

En las categorías de consumos intermedios hay que considerar al menos $ 1.000 por cada equipo, sin importar cómo funcione.
gas
gas

Mendoza está atravesando la primera ola polar del año y en la mayoría de los hogares ya comenzaron a encenderse estufas, calefactores y aires acondicionados. Con los últimos aumentos de las tarifas, habrá que considerar qué tipo de calefacción resulta más conveniente en cada caso, pero en líneas generales son los artefactos a gas los que ofrecen un funcionamiento más económico para el bolsillo, permitiendo un ahorro del 24% frente a otras alternativas eléctricas
De todas formas, ya sea que se tome en cuenta el metro cúbico de gas o el kilovatio/ hora, la respuesta tendrá que ver con el consumo de cada familia y la eficiencia energética que presenten los artefactos con que cuenten para calefaccionarse. En cualquier caso, mantener encendido un aparato durante cinco horas (considerando un consumo de 2,5 horas en las más frías de la mañana y un periodo igual para las horas más frías antes de acostarse) tiene un costo de más de $ 1.000 y el número se multiplica si la familia requiere más de uno para su hogar.
Para usar artefactos eléctricos, los usuarios de la categoría Residencial 2 (la más común entre los mendocinos) deben abonar $ 3,2763 por kw/h más un cargo fijo por bimestre de $ 61,304. Cuando se trata de equipos a gas, se debe tener en cuenta un cargo fijo de $ 342,99 más un cargo variable de $ 10,28 por m3. 
Aire, estufa o calefactor 
Tanto el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) como el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) disponen de simuladores en los que es posible ingresar los datos de consumo de cada familia, a fin de estimar qué resulta más conveniente a la hora de mantener cálido el hogar. Los Andes hizo una simulación considerando tres de los artefactos más utilizados: aire acondicionado frío/calor, una estufa eléctrica y una a gas, siendo esta última la opción más económica (es 24% más barata que las otras opciones, si se consideran solo costos variables, es decir consumo por m³ y kilovatio).
Para calcular qué artefacto resulta más conveniente se tuvieron en cuenta tres de similares características, pensados para calentar por una hora una habitación de 20 m²: un aire acondicionado frío/calor de 3.000 frigorías, una estufa a gas de 3.000 calorías y una eléctrica de 2.000 watts.
En el caso del aire acondicionado frío-calor de 3.000 frigorías, el EPRE estipula un consumo 1,35 kw/hora. Tomando como referencia el consumo de una familia categoría R2, el gasto por bimestre con una utilización de cinco horas diarias sería de $ 1.326,90 (1,35 watts, por cinco horas por $ 3,2763 por 60 días). Con los mismos valores por kilovatio, la utilización de una estufa eléctrica que utilice 2 watts por hora (de cuarzo, según datos del EPRE), significaría por bimestre un gasto de $1.966. En ninguno de los dos ejemplos analizados se incluyen cargos fijos ($ 61,304) ni impuestos, debido a que estos vendrán incluidos en la factura por otros conceptos, como la utilización de lámparas, televisores y demás artefactos que haya en el hogar.
El EPRE aclara que “los consumos indicados son referenciales por “estar condicionados al estado de los artefactos eléctricos y de su instalación”.
En el caso del gas, la estufa de las mencionadas características consume 0,33 m³ por hora o 98 m³ bimestrales, que implican un gasto de $ 1.350,02, más IVA y otros impuestos. De la base de $ 1.350,02, $ 342,99 corresponden al cargo fijo de la categoría R2-2 y $ 1.007,03 por el uso de m³. Eso significa que esa alternativa es 24% más barata que un aire acondicionado.
De todas maneras, en el caso del calefactor hay que tener en cuenta el consumo del piloto, ya que mantenerlo encendido las 24 horas significa adicionar un consumo significativo. Por ejemplo, el Enargas informa que si se utiliza un calefactor de 4500 kcal/h durante 6 horas diarias con el piloto encendido todo el día, se habrán consumido en un bimestre 204,19 m³, mientras que si este se enciende solo durante su uso, el consumo bimestral desciende a 180 m³ y por lo tanto se ahorran 24.19 m³ o $ 248,67. 
Aumentos de tarifas
A principios de abril el Enargas autorizó un incremento escalonado de la factura del gas del 25,2% en promedio que debía aplicarse en tres veces (6% en abril, 10% en mayo y 9,2% en junio), no obstante el Gobierno decidió postergar los aumentos hasta diciembre y destinará $ 4.500 M en subsidios para acotar el alza.
La diferencia se pagará a partir de diciembre, cuando los consumos son menores, lo que implicará un “aplanamiento de la factura”, y desde junio se empezará a facturar el consumo de manera mensual, de acuerdo con el plan de la Secretaría de Energía de la Nación.
Igualmente, con el esquema actual, el consumo de gas de una familia de cuatro integrantes, de categoría R2-2, con un consumo bimestral de 412 m³ (un calefactor de 2500 kcal/h, otro de 3.000 kcal/h y un calefón con piloto de 14 litros/minuto más un quemador de hornalla grande de 26,84 m3), alcanza los $ 4.576,64 bimestrales (más IVA y otros impuestos).
En tanto que en el caso de la tarifa eléctrica, el componente nacional de la factura (generación de energía) no tendrá aumentos por decisión del Ejecutivo, pero aún resta saber si el Gobierno provincial autorizará incrementos en el Valor Agregado de Distribución (VAD), que de acuerdo con el EPRE podrían ser de hasta el 16% promedio sobre el total facturado.
Así, si el Ejecutivo aplica los porcentajes calculados por el EPRE, un usuario de categoría Residencial T1 R1 pasaría de pagar $ 768,4 a una factura de $ 834,3 (8,6% más). En la categoría siguiente, Residencial T1R2, el aumento sería del 14,5%, por lo que los hogares que la integran, pasarían a pagar una factura cercana a $ 2.439,60.

Los Andes, Mendoza
 

Boletín de noticias