Optimismo, base de la cosmovision minera. Entrevista a Leonardo Viglione

Entrevista a Leonardo Viglione Socio líder de la industria minera de PwC Argentina.
Leonardo-Viglione--de-PwC

“Tanto el análisis de Presupuestos exploratorios en nuestro país como el informe - Mine 2018 Tempting Times-, nos demuestran que la tendencia para el sector minero de exploración argentino ha sido muy favorable en estos últimos años y confirma la enorme potencialidad de la industria para posicionarse claramente como un motor de desarrollo de la economía nacional.”.
El Pregón Minero: ¿A su criterio, qué diferencias encuentra entre la minería de Chile y Perú con la nuestra, no solamente a nivel industria, sino también en inversiones y en estadísticas, habida cuenta que este último rubro no está muy desarrollado en nuestro país?
Leonardo Viglione: En realidad, recién ahora se empezaron a tener estadísticas. Hay un muy buen trabajo que hizo la Secretaría de Obras sobre el presupuesto básico de exploración y que fue presentado en noviembre del año pasado. Es la primera vez que uno accede a información detallada por provincias y por mineral. 
Pero yendo a la pregunta, en realidad la Argentina es un país tan rico que puede, todavía, seguir relegando la minería cosa que, en otros países, no ocurre.
Chile y Perú tienen una gran industria minera que la vienen desarrollando desde la época de la colonia. Lo que no tienen es la Pampa húmeda o sea el potencial agrícola que nosotros tenemos.
Y si pareciera que la minería va detrás del carro, tenemos que saber que eso ha empezado  a cambiar porque las exportaciones de minerales en la Argentina ya están alcanzando al complejo sojero. Algo que no pasaba antes de tener la Ley de Estabilidad Minera, en los ‘90.
Creo que la gran diferencia está en que la Argentina es un país con minerales y los otros son países mineros. Por eso, es que las autoridades tienen que realizar un gran trabajo, ya que no se puede pensar que Dios puso los minerales de un solo lado de los Andes. 
¿En el caso de Chile, por qué la minería está tan desarrollada y la nuestra, no; siendo que compartimos la misma Cordillera?
L.V.: Chile, si no hace minería tiene un problema. Nosotros, no. Nosotros tenemos una cantidad de riquezas mayores que la de esos países, lo cual es una oportunidad enorme para crecer porque Argentina (si quiere) puede llegar al mismo lugar donde están esos países pero, lo que pasa, es que nos llevan 100 años aprovechando sus recursos mineros.
¿Podemos pensar que la falta de estadísticas es una característica de la idiosincrasia argentina que no acepta ser analizada, aún cuando al hablar de estos países hacemos uso de esas estadísticas foráneas para juzgar y comparar?
L.V.: No me siento tan experto como para hablar de las estadísticas de la Argentina porque soy un humilde contador. Lo que sí me impresionó muy bien -el trabajo que le comenté recién sobre los presupuestos básicos de exploración- porque es la primera vez que podemos acceder a algo así. Por más que sea una comparación entre 2015 y 2018 es muy interesante. Porque además lo compara contra países de la región y a nivel minerales y creo que hasta lo tienen desagregado por provincia. 
Desconozco si tenemos esa misma base para atrás, pero me quedé muy satisfecho con las conclusiones que saca que si bien son conclusiones que uno se las imagina más que nada del litio pero impresiona cómo fue, cómo se eligió Argentina frente a otros países, frente a la inversión en exploración.
¿Cómo ve usted el futuro de la minería en Argentina?
L.V.: Esta es una industria de optimistas por naturaleza. Si uno no es optimista no puede ser minero y, la verdad, es que yo soy optimista con esta industria. En la Argentina hay un gran campo para seguir explorando y para seguir haciendo grandes descubrimientos. No sólo eso, ya con los proyectos que hay se debería arrancar de a poco. Porque si fuese todo junto, no alcanzarían los equipos, las maquinarias pero, suponiendo que fuera escalonado, tenemos un porvenir venturoso en esta industria. Tenemos proyectos de clase mundial, ni hablar si sale Navidad o algunos que están en lugares donde hoy todavía no se puede hacer minería y que pensamos que en un futuro se va a poder.
¿Cómo se está trabajando con las provincias que no quieren la minería?
L.V.: En algunas mejor que en otras, pero que haya salido Calcatreu en Río Negro es algo importante porque Río Negro no quería la minería. 
Hace tres o cuatro meses escuché a Miguens decir algo muy interesante en una charla, dijo que Argentina tenía la deuda de tener una gran compañía minera de capitales argentinos y me pareció interesantísimo el concepto porque yo no lo había escuchado, y que ese era su sueño lo cual me parece muy interesante por cómo planteaba poder conseguir que no sean filiales de compañías que tienen los centros de decisión en otro lado del mundo y en los cuales Argentina no es una prioridad. Creo que si algo así pudiese desarrollarse, ayudaría muchísimo porque siempre está visto como grandes compañías foráneas. Las más grandes en Chile y en Perú son chilenas y peruanas hasta en Bolivia.
Creo que lo que falta en minería, además de lo dicho, es una buena comunicación, para que la gente le pierda el miedo a la actividad.
L.V.: La percepción de la minería en el interior donde están los mineros es distinta a la percepción de alguien que no está en donde están los mineros como en Buenos Aires o como en Rosario que la ven desde lejos. 
Respecto a la comunicación, creo que las compañías en los últimos años y a través de la CAEM se han dado cuenta y han hecho un trabajo para lograr cambiar esa imagen de gente cerrada y se abrió mucho más de lo que era hace 15 años cuando yo empecé en esto.
Vos dijiste que falta comunicación. Hoy, en este aspecto, el mayor desafío de las mineras es achicar la distancia que hay con la población y eso se logra trabajando en las comunidades con mayor información, con mayor transparencia.
Nosotros estamos empezando a trabajar junto con la Secretaría de Política Minera en el programa EITI que es un programa del cual adquirimos experiencia en Portugal y es una gran medida para la transparencia de la industria porque es información pública. Así, cualquiera puede entender cómo y qué se hace y con este programa EITI se puede terminar con esa gran discusión de si pagan los impuestos, cuánto pagan de impuesto provincial, municipal, cuánto de retenciones ya que uno de los capítulos de este programa es mostrar cuál es la carga impositiva y en cuánto contribuye esta industria.
Todos estos son pasos para achicar la brecha. Es indudable que si nos comparamos con industrias que hace 100 ó 120 años que están, obviamente estamos atrasados. 
¿Por qué nos cuesta tanto que vengan inversores?
L.V.: La verdad que no lo sé pero, sí es cierto que siempre fue una industria que no se mide en años, se mide en décadas o en siglos también. Cualquier inversor al identificar que hay minerales, va a depender del precio externo y de la situación interna. Pero siempre hacen uso de una gran paciencia. 
Los proyectos están ahí y los inversores esperarán a que el momento sea el adecuado. No tienen apuro, se tiene que dar una ecuación de tres o cuatro variables, entre ellas: el precio internacional y la estabilidad política puesto que los mineros se conocen mucho, la minería no se hace en la Quinta Avenida se hace en lugares donde, a veces, la situación política, económica y social no es la mejor. Así y todo, muchas veces van y lo hacen pero, siempre es un problema de momentos y entre que identifican el proyecto y lo ponen en régimen pasan 10 años cómodos y tiene 20 años de producción y otros 30 de remediación. Como mínimo, un proyecto promedio dura 50 años, como -por ejemplo- Aguilar y todavía no terminó.
Al final, si el mineral está, van a esperar el momento y lo van a terminar sacando. Es más, no es el único pedazo de la ecuación es uno, no menor, pero no es el único
Yo no podría identificar una razón específica para que vengan o no los inversores, pero si Argentina se convence de que esta actividad tiene que ser considerada una Política de Estado sin tantos altibajos como es lo de poner y sacar retenciones…
Ese te pongo y te saco complica… 
L.V.: Sí, tanto para el extranjero como para el nacional y termina siendo parte de la tasa de riesgo que yo le pongo al proyecto porque al final es una tasa de riesgo. El tema de la seguridad jurídica es esencial. En una industria donde yo voy a poner mucha plata al inicio y voy a estar 30 años para recuperarla, lo que espero es que no me cambien las reglas de juego o no me las cambien mucho… porque eso afecta.
Tendencias mundiales en exploración y su impacto en Argentina (2015-2018) Fuente: (Informe “Mine 2018 Tempting Times” de PwC, Junior Mining 2018 “A period of Opportunity” y datos de la Subsecretaría de Desarrollo Minero de la Nación)
Según datos oficiales entre 2015 y 2018 la evolución global de inversión en exploración minera acumuló un crecimiento de 10%, datos similares a los evidenciados en América Latina, mientras que, en Argentina, con altibajos, la prospección se disparó un 92% durante ese período. Según fuentes nacionales, el número de empresas que aplicaron presupuestos a la exploración en Argentina creció de 46 a 59 y, además, la cantidad de perforaciones ejecutadas se cuadruplicó, pasando de 244 a 1000. 
Disparadores
El análisis indica que los principales disparadores de este gran incremento fueron las disposiciones económicas iniciales tomadas por el gobierno nacional en pos de quitar limitaciones o restricciones que desalentaban la inversión en minería. Estas medidas están relacionadas con la unificación del tipo de cambio, el libre giro de divisas, la quita temporal de retenciones a las exportaciones y las nuevas políticas en el ámbito nacional y provincial, para lograr una minería sustentable.
Nuevos actores
Durante 2018 ingresaron nuevos actores que se mostraron activos, lo que influyó en el auge del ciclo como consecuencia del crecimiento económico mundial y de la recuperación de los precios de los commodities. Las 40 compañías mineras más importantes del mundo obtuvieron un gran rendimiento financiero, subiendo sus ganancias netas en un promedio del 126%. Esta mejora continuará a medida que las compañías sigan beneficiándose de este impulso en el sector.
Análisis de las 100 mejores compañías
Los líderes de estas empresas, ilustran las preferencias del mercado para que las minas salgan de la etapa de desarrollo y entren en producción. También indican un deseo de los inversores en producir rendimientos saludables con nuevas oportunidades basadas más en la innovación que en la volatilidad del ciclo de los productos básicos. Dos de las 5 primeras empresas del top 100 (Cobalt 27 Capital Corp. and Maverix Metal Inc.), utilizan un modelo de negocios que busca reemplazar el riesgo de las operaciones con flujos constantes de pagos de regalías.
Las valuaciones de mercado de las empresas mineras junior continuaron subiendo en 2018, aumentando un 6% a 12,9 mil millones de dólares canadienses, a fines de junio, frente a los 12,2 mil millones, 12 meses antes. El grupo más amplio de la industria, formado por 987 compañías, vio aumentar su valor en un 5% (21.1 mil millones de dólares canadienses).
Uno de los signos más positivos es el aumento constante en los saldos de efectivo, que aumentaron un 21% a CA 1,9 mil millones durante el período de 12 meses. Tres años antes, muchos actores enfrentaron desafíos de liquidez ya que la desaceleración de la industria hizo que los mercados de acciones y de deuda se agotaran. Hoy, el sector se encuentra en una situación financiera más segura, y las empresas de desarrollo y producción, están mejor posicionadas para enfrentar las incertidumbres futuras.
Las compañías mineras junior 
Están comenzando a adoptar tecnologías digitales con un nivel de entusiasmo que no existía antes de la desaceleración de la industria, invirtiendo en automatización, inteligencia artificial (IA), modelado 3D y digitalización de datos históricos. Están considerando estas herramientas como un medio para aumentar la eficiencia, controlar costos a largo plazo, navegar a través de los precios volátiles de los productos básicos y diferenciarse en el mercado competitivo.
La minería en la fase de exploración
Continuó dominando durante casi dos tercios de la lista. Las firmas en fase de desarrollo y producción comprendieron 20% y 15% respectivamente, en línea con el desglose del año anterior.
En términos de cambios de valoración 
En promedio, las empresas en fase de producción vieron aumentar su capitalización de mercado en un 20,3 % (161,8 millones dólares canadienses. Las empresas que desarrollan proyectos en su primera etapa de exploración, obtuvieron un incremento de valor de mercado promedio del 10,5% (126,3 M de CA $). Sin embargo, las que están en etapa de desarrollo de los proyectos tuvieron una baja del 22,1%, y su valorización global se redujo a (CA $ 114.7M).
En Argentina,
Basado en cifras de la Subsecretaria de Desarrollo Minero de la Nación, la industria minera tuvo el siguiente comportamiento en materia de inversiones en exploración:
En 2016, en un contexto mundial y regional de caída de presupuestos, Argentina repunta.
Entre 2013 y 2015 en que los presupuestos a nivel mundial cayeron. En Argentina caen más que en el mundo y que en la región.
Entre 2015-2018 la evolución a nivel global de inversión en exploración (que logra repuntar recién en 2017), acumula un crecimiento del 10% y en igual porcentaje lo hace América Latina, mientras que Argentina logra un 92%. Inversiones en exploración en nuestro país en 2018: u$s 241M, contra los 125 registrados en 2015.
Otro indicador del interés despertado desde 2016 por Argentina es la participación en la asignación de presupuestos para América Latina. Entre 2015 y 2018 Argentina casi duplicó su cuota de captación de dinero con estos destinos en América Latina, pasando del 5 % al 9%.
Los Objetivos principales de las perforaciones fueron:
Oro: incremento desde 2015 de 2200% permitiendo extender la vida útil de operaciones mineras e incrementar recursos en proyectos avanzados.
Uranio: incremento de 1000%
Cobre: incremento del 30% ayudando a incrementar y recategorizar recursos en proyectos avanzados.
Litio: fue uno de los principales objetivos 2017-2018.
Plata: se registra un descenso en el número de perforaciones, aunque esto puede interpretarse como producto de la finalización de trabajos exploratorios en minas que entraron en operación.

El Pregón Minero - Edición Especial del Dia de la Minería

Boletín de noticias