El cobre: un desafío para el mundo, una oportunidad para Argentina

Muy pocos minerales cuentan con una demanda constante y sostenida en el tiempo: el cobre es una de esas excepciones. Asociado al crecimiento y desarrollo industrial, el metal rojo comienza a ser aplicado en sectores antes no observados, como el caso del desarrollo de vehículos eléctricos (EVs).
cobre industria

Importantes proyectos entrarán en producción en los próximos años: esta oferta no será suficiente atento a la fuerte demanda.

La consolidación de déficits estructurales abre la gran oportunidad para el cobre argentino: se trata de grandes emprendimientos llamados a seguir el legado productivo dejado por Bajo la Alumbrera.

La industria del cobre está a las puertas de comenzar a navegar por aguas tormentosas. Desde hace un par de años, los analistas observan un escenario en el que la demanda comienza a superar a la oferta, el cual podría acentuarse aún más en un corto y mediano plazo. Diferentes circunstancias han llevado a esta situación, las que serán analizadas a lo largo de esta nota.

Ante todo, y previo a indagar en los peligros que enfrenta el sector cuprífero –que bien podría trasladarse a otros commodities mineros-, es necesario repasar el escenario actual de oferta y demanda del metal de referencia.

La Conferencia Mundial del Cobre organizada a inicios de abril en Santiago de Chile por CRU Group -un clásico de la industria del metal rojo- dejó una conclusión unánime: el mercado del cobre estará expuesto a un severo déficit en un futuro no muy lejano, el cual puede extenderse por varios años. Algunos proyectos entrarán en producción y otros ampliarán su capacidad; así y todo, no será suficiente para colmar las necesidades de los mercados, particularmente los asiáticos.

Según lo informado por la Comisión Chilena del Cobre –Cochilco-, la producción mundial de cobre de 2018 fue de 23,5 MT, con la demanda en el orden de las 24 MT de cobre, lo que se puede traducir en un mínimo déficit. Más allá del escenario de 2018, los próximos años representarán un severo desafío para la el sector cuprífero.

Te puede interesar