Después de 40 años, Codelco está luchando para mantenerse en la cima

Durante más de un siglo, mineros han cavado en una mina a cielo abierto ubicada en el norte de Chile cuyo tamaño actual cuadruplica con creces el del Central Park de Nueva York.
Codelco Chile

La mina Chuquicamata ha ayudado a Codelco a dominar el mercado del cobre y ser el principal productor mundial del metal rojo, pero ahora, la empresa estatal corre el riesgo de ceder el trono.

El enorme depósito conocido a nivel local como “Chuqui” será cerrado y reemplazado por una mina subterránea que tardará cinco años en alcanzar su producción total de cerca de 300.000 toneladas de cobre al año. Mientras tanto, personal de la compañía sigue confiando en que la transición de Chuquicamata y otros proyectos le permitirán mantener su producción.

“Parece más probable que Codelco sea productor de un millón de toneladas y no los dos millones de toneladas que siempre prometieron”, comentó Colin Hamilton, director general de commodities de BMO Capital Markets. “El impacto potencial en el futuro mercado del cobre aún no se aprecia totalmente, pero ahora es tan pertinente que simplemente no se puede ignorar”, añadió.

Los precios del cobre se cotizan cerca de su máximo en nueve meses y analistas de Citigroup apuntan a un “giro alcista” en China.

Para Chile, la caída de la producción podría significar menos ingresos a partir de lo que ha sido durante mucho tiempo uno de los principales sustentos financieros del Estado. La compañía ya ha experimentado cierto retroceso: en 2018, la producción de Codelco correspondiente a las minas que opera en el país cayó 3,3% a 1,68 millones de toneladas.

En febrero, la producción mensual de Codelco cayó al nivel más bajo en ocho años luego de que fuertes lluvias en el norte de Chile entorpecieran las operaciones en la división norte, que incluye a Chuquicamata. Otro contratiempo inesperado fue la demora en la finalización de las obras en dos de sus cuatro fundiciones, que permanecen inactivas desde diciembre. La cuprífera estatal tuvo que invertir US$2.150 millones para modernizar las fundiciones y así cumplir con los nuevos estándares de emisiones que entraron en vigor el año pasado.

Si bien la compañía ha incrementado la inversión en sus proyectos en curso, el presupuesto y el cronograma de varios de ellos han cambiado con el paso de los años.

Codelco asegura que puede evitar una baja de producción y mantenerla en los niveles actuales si invierte más de US$20.000 millones en modernizar sus minas, algunas de ellas con más de 100 años en servicio, pero esa podría ser una tarea cada vez más difícil, ya que cuenta con fondos fiscales asegurados solo hasta 2020 y su deuda actual se sitúa en un récord de US$15.500 millones.

El presidente del directorio de Codelco, Juan Benavides, ve el vaso medio lleno. “Los proyectos van por buen camino y se prevé que la producción de Codelco se mantendrá en los niveles actuales”, aseguró la semana pasada en una entrevista en Santiago. “El inicio de la mina subterránea coincidirá con el final del cielo abierto y eso nos permitirá mantener e incluso aumentar ligeramente la producción en la mina” una vez que esté en pleno funcionamiento, agregó.

Te puede interesar