Industria del cobre debate fórmulas para sobrevivir en escenario complejo

Con precios al alza en el horizonte, producto de una consolidada demanda, líderes de la industria del cobre debaten en Chile cómo enfrentar un proceso productivo cada vez más complejo y afectado en los últimos años por los efectos del cambio climático.
cobre-mineria-istock

Reunidos en la Conferencia Mundial del Cobre (CRU) en Santiago, ejecutivos de las principales empresas mineras coincidieron en resaltar los desafíos que implican para la industria la caída sostenida de las leyes del mineral -o cantidad de cobre en la roca- que impacta los costos de producción, y fenómenos climáticos cada vez más frecuentes que han obligado a paralizar las faenas.

“El único modelo posible de negocio para la operación minera es el modelo de la sustentabilidad, la que tiene presente el impacto ambiental”, señaló Nelson Pizarro, presidente ejecutivo de la estatal chilena Codelco , la principal productora del metal, responsable de cerca del 11% de la producción mundial de cobre.
Después de varias décadas de explotación, la caída de la ley del mineral -que el año pasado en los yacimientos de Codelco fue del 5.5%- ha obligado a las mineras a mover una mayor cantidad de material para producir la misma cantidad de cobre, junto con explorar nuevos terrenos, muchas veces cercanos a zonas pobladas, para maximizar su productividad.

Para combatir esa caída, por ejemplo, Codelco puso en marcha una serie de proyectos estructurales con los que busca modernizar sus principales yacimientos y mantener su posición de liderazgo a nivel mundial.

Conjuntamente, la industria minera ha debido implementar feroces programas de reducción de costos para adaptarse a una rentabilidad del negocio que se ubica en torno al 10%, lejano al 60% que consiguió a principios del siglo.

“La forma en cómo hacemos negocios está cambiando; la manera de hacer las cosas ya no es funcional a nuestro propósito necesitamos adoptar la mirada digital y superar la mirada analógica”, advirtió Iván Arriagada, CEO de Antofagasta Minerals.
Maquinarias autónomas que facilitan la movilidad de material pesado dentro de las faenas y manejo remoto de sistemas de producción forman parte de la batería de innovaciones que se desarrollan en faenas subterráneas y a cielo abierto.

Para Arnaud Soirat, presidente ejecutivo de Rio Tinto, la clave está en “operar de una manera segura y responsable incluyendo la idea del cambio climático” en la ecuación de cada empresa.

Efectos del calentamiento global se hicieron sentir a principios de año en la zona minera de Chile. El desierto de Atacama, el más árido del mundo, se inundó, provocando pérdidas millonarias en faenas instaladas en la zona. Producto de este efecto, la producción minera de Chile se desplomó más de un 9% en febrero.

Te puede interesar