Gutiérrez reelecto: El MPN se impuso en casi toda la provincia

Obtenía una diferencia de más de 13 puntos contra Rioseco. Ganó con comodidad la capital neuquina pero perdió bancas en la Legislatura. Apoyo clave de las comunas petroleras.
Elecciones Neuquen Gutierrez ganóa-gobernación-salto-3

“Los inversores de Houston nos están llamando y mandando mensajes”, dijo anoche el gobernador Omar Gutiérrez, reelecto cómodo, autocelebrado como garantía de “previsibilidad jurídica” para Vaca Muerta y eufórico con una elección “más provincial que nunca” que extenderá la hegemonía del Movimiento Popular Neuquino por 61 años.

Con más del 97% escrutado, el oficialismo se imponía con algo más del 39% de los votos y aventajaba a su principal adversario, Ramón Rioseco de Unidad Ciudadana Frente Neuquino, con más de 13 puntos. Sobre el candidato de Cambiemos, Horacio Quiroga, obtenía una diferencia aún mayor, de casi 24. 

“Más de uno va a tener que devolver la plata de las encuestas”, se atrevió a bromear ayer Gutiérrez en la Junta de Gobierno del partido cuando, pasadas las 21:30, salió a festejar el triunfo de la lista con una multitud de simpatizantes que esperaba desde temprano afuera.


El resultado arrojó para el gobernador un crecimiento superior a los 2.000 votos respecto de la elección de 2015, aunque los propios del MPN volvieron a caer. Las boletas colectoras nuevamente fueron clave para que el oficialismo logre imponer al candidato, quien reconoció que su aporte fue “muy importante”. “Han fortalecido este proyecto”, aseguró.

Con todo, la diferencia sobre Rioseco fue más amplia que hace cuatro años y echó por tierra los pronósticos de final abierto y más aún los que auguraban una posible derrota del oficialismo a manos del candidato del kirchnerismo. “Este triunfo no lo previó ninguna encuestadora, pero cuando se quieren venir a llevar lo nuestro hay un pueblo que se pone de pie para defenderlo”, dijo Gutiérrez, quien admitió él mismo las dudas que generaba el comicio: “le dije a mi mujer, o nos vamos a las estrellas o nos vamos estrellados”, confesó.


Los números del escrutinio provisorio no sólo le garantizaron ganar en la categoría provincial, sino mantener las intendencias donde el MPN es gobierno y recuperar Zapala, una ciudad que hace 12 años le decía que no al partido provincial. El gobernador irá hoy junto al vice electo, Marcos Koopmann, a plantar bandera en la ciudad del centro provincial y cumplir una “promesa” que aseguraron tenían con la localidad.

 Votos

145.998
son los votos obtenidos por Gutiérrez a través del MPNy las cuatro colectoras con el 97,6% de los votos escrutados.
85.605
sufragios consiguió el MPNcomo partido para gobernador. Tuvo 300 votos más la lista para diputados.

La elección fue buena en toda la provincia excepto en Cutral Co y Plaza Huincul, donde el oficialismo cayó ante Unidad Ciudadana Frente Neuquino por más de 20 puntos. En la capital, en cambio, calificaron el triunfo como “histórico”, pues obtuvieron más de un 36% y aventajaron a Rioseco por unos 15 puntos, dejando en tercer lugar al propio jefe comunal, Horacio Quiroga.


A él fueron dirigidos los cánticos de los militantes que llenaron la Junta de Gobierno y que estallaron en “y ya lo ve, es para Pechi que lo mira por TV” cuando finalizó la conferencia de prensa de la lista ganadora. Otro que estuvo exultante y compartió la mesa junto a la fórmula fue el ministro Mariano Gaido, quien será el encargado de disputar la intendencia de Neuquén en las elecciones de octubre.

En un lugar de acompañante y sin hacer declaraciones estuvo el exgobernador y líder de la lista Azul, Jorge Sapag. Junto a él, su compañera en los dos mandatos, Ana Pechen, y el senador Guillermo Pereyra, otrora enemigos en una interna feroz del partido de 2013. Sólo faltó en la postal de unidad el vicegobernador Rolando Figueroa, quien devolverá hoy el Poder Ejecutivo para regresar a la Legislatura en un lugar que se anticipa de vuelo bajo.

Gutiérrez no hizo mención a él, pero sí criticó a quienes se pusieron una camiseta distinta a la del MPN, como fue el caso del exgobernador Jorge Sobisch, cuarto en la elección con casi el 10% y el sello prestado de la Democracia Cristiana. “Yo tenía dudas de si era la mejor ficha para esta elección. Peros soy de Neuquén, tengo la camiseta del Movimiento Popular Neuquino puesta y nunca la voy a usar en otra trinchera”, aseguró Gutiérrez.


La participación total en la elección rondó el 78% y fue más baja que en la anterior, aunque dentro del promedio general de los comicios. El debut del voto electrónico en toda la provincia fue con inconvenientes por largas demoras para votar -hubo mesas que cerraron después de las 19- y por denuncias de irregularidades con las máquinas. Los apoderados de Unidad Ciudadana Frente Neuquino presentaron una denuncia ante la Junta Electoral que deberá resolverse en ocasión del escrutinio definitivo.

Para Gutiérrez, el episodio no mereció comentario: “fue una fiesta de la democracia hoy y el veredicto de las urnas es inapelable”.

RN.

Te puede interesar