Hubo un inusual resplandor en la mina Veladero

San Juan. En la madrugada del sábado, dieciséis de las diecinueve postulantes a soberanas de la Fiesta Nacional del Sol salieron rumbo a la mina Veladero que opera la empresa Minera Andina del Sol en el departamento Iglesia. La ansiedad no les impidió dormir en el trayecto que hizo el colectivo durante siete horas.
reinas en veladero

La curiosidad, sumada a la simpatía de las reinas departamentales, hizo que el mal de altura no opacara la vivencia, sino que fuera parte de la misma. Previendo esto, en el transporte no faltó el tubo de oxígeno individual, un médico a bordo y una ambulancia, sumado al control médico que recibe cada visita ni bien pisa la mina.
Cuando todas las chicas estuvieron en condiciones (a las que necesitaron se les colocó oxígeno y recibieron analgésico para el dolor de cabeza), hicieron un tour por el interior del hotel y después pasaron a una sala para la charla obligada de inducción y conocer, mediante un video, las acciones para el cuidado del medio ambiente.
Los tiempos apremiaban. Las reinas no tenían que regresar tarde a la ciudad y cada actividad se concretó según lo estipulado.

Laura Hernández, analista senior en Comunicaciones de Minera Andina del Sol y guía de la visita, estuvo atenta a cada detalle. “Al subir al colectivo colóquense el oxígeno porque después nos pasamos a otro transporte para llegar hasta Operación Mina y ahí no habrá oxígeno ni baño, pero si estará la ambulancia”, precisaba por micrófono y nadie dudó en hacerle caso.

Camino a un sector donde aparecen en el paisaje los bancos de un open pit, las representantes de los departamentos de la Provincia de San Juan pudieron ver el viejo campamento de contratistas que actualmente está cerrado porque los operarios se mudaron a Los Amarillos, el que pronto reemplazará al hotel y albergará a miles de trabajadores.

El patio de residuos, el acopio de los neumáticos, guanacos tomando agua del Río Las Taguas y el molino eólico que está en el Récord Guinness porque está instalado a mayor altura, es lo que las jóvenes no dejaron de mirar con asombro desde la ventanilla mientras escuchaban cómo es el proceso minero, desde la exploración, en una mina a cielo abierto.

Antes de llegar a Operaciones Minas, hicieron una parada para conocer de cerca un camión fuera de ruta que ya las había dejado con la boca abierta en el camino. El gran tamaño las atrapó, pero también enterarse de que hay mujeres que conducen tremendas máquinas que cargan 240 toneladas.

Acá estamos en la Fase 5C. Quiero que sepan que Veladero es una mina que mueve alrededor de 240 mil ton por día y estamos produciendo 80.000 ton de mineral”, explicó Alejandro Rachid, superintendente de Mina, entre el ruido de los camiones fuera de ruta y los bancos de 15 metros de altura.

Las jóvenes hicieron preguntas. La consigna, desde el principio, fue que se sacaran todas las dudas.
Entre otras cosas, Rachid explicó que el agua que usan proviene del Río Potrerillos, del Arroyo Canito y del Río Taguas. “Tenemos cotas que nos permite Hidráulica, de ahí se bombea agua y tenemos los cargaderos que nos permiten regar y hacer el proceso de material en la planta. La autoridad entrega ciertas cotas para usar el agua. Hay dudas sobre el cianuro de sodio, ciertos miedos y es un elemento que, trabajado de buena forma, no es tan peligroso”, precisó.

Por último, las aspirantes a la corona del Sol fueron hasta el taller de mantenimiento donde se reparan y controlan los grandes equipos. Para concluir, se las agasajó con un almuerzo y todas recibieron un regalo.

Minera de San Juan
 

Te puede interesar