Los desarrollos de Vaca muerta empujaron el alza en la producción

Neuquén cerró el 2018 con un incremento en la producción de gas y petróleo. Los no convencionales permitieron absorber la caída que registraron los campos convencionales. Poca áreas explican la suba.
vaca muerta 2

El crudo tuvo un mejor cierre que el gas. El desarrollo de YPF en Loma Campana explicó buena parte del incremento registrado en 2018.

Los hidrocarburos no convencionales, en especial los provenientes de Vaca Muerta, permitieron mitigar la caída que en la provincia de Neuquén registraron los campos maduros y llevaron a que la jurisdicción cerrara el 2018 con un crecimiento de dos dígitos tanto en lo que hace al crudo como al gas natural.

De acuerdo al informe elaborado por el ministerio de Energía y Recursos Natural de Neuquén, la producción de petróleo tuvo en el 2018 un crecimiento del 12,7% en comparación con los resultados del 2017. Ese nivel, que representa el mayor volumen de los últimos siete años, se explica por el fuerte auge que tuvo el crudo no convencional que en el período subió un 52% y permitió absorber la caída que tuvo la producción convencional que fue en promedio del 12%.

El desarrollo estrella de YPF, Loma Campana, fue el gran responsable del incremento en la producción de petróleo que llevó a un promedio de 116.742 barriles diarios. Es que sólo este yacimiento llegó a representar el 30% de la producción de petróleo de toda la provincia al registrar un incremento en su producción del 18% a lo largo del 2018.

 

Te puede interesar | Nación prepara un plan estímulo para Vaca Muerta en el período invernal

Mientras campos de trayectoria histórica como El Trapial y Chihuido de la Sierra Negra no lograron salir de la declinación, un nuevo desarrollo logró captar el 4% de la producción de crudo. Se trata de La Amarga Chica, en donde YPF junto a Petronas anunciaron en diciembre el paso a desarrollo masivo.

En el caso del gas natural, la evolución de la producción de la provincia de Neuquén también cerró con un 10% de crecimiento interanual, y permitió a la provincia alcanzar la producción más alta de la última década.

Nuevamente la producción no convencional fue la gran artífice del alza, en este caso de la mano del desarrollo de Tecpetrol en Fortín de Piedra que representó casi el 20% de la producción diaria de toda la provincia.

Los yacimientos maduros, como Loma La Lata, tuvieron un mal año con una caída del 20% en comparación con el 2017. Pero la producción global se encontró además con otro obstáculo: la falta de demanda en los meses templados.

Esto hizo que mientras en agosto se había alcanzado el récord de producción diaria de 69,8 millones de metros cúbicos, los volúmenes bajaran en los meses siguientes. De esta forma el 2018 cerró con una producción promedio de 67,5 millones de metros cúbicos por día.
La contrapartida
20%
cayó la producción de gas del campo convencional Loma La Lata. La contracción en campos maduros fue del 19%.
12%
fue la declinación que registró en 2018 la producción de crudo convencional.

Te puede interesar