Explicaron el proceso de remediación de Sierra Pintada

Hoy miércoles se hace la audiencia pública luego de muchos años de postergaciones.
uranio_mendoza_2_noticia_3174_mining_press

La ingeniera Laura Najar, docente de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria de la UNCuyo, explicó el proceso previo a la presentación del plan de remediación de Sierra Pintada en el que participó la facultad y contó cómo se hará el saneamiento del pasivo ambiental. 

Lo que incluye esta primera fase es, en primer lugar, la denominada agua de cantera, que se acumula por un valor de casi 1 millón de metros cúbicos. Es producto del proceso de lixiviación del mineral de uranio que produjo efluentes. Los líquidos reciclables eran enviados al denominado “dique pulmón”, desde donde pasaban por bombeo a una planta de neutralización. Una vez neutralizados con cal, se enviaban a las canteras. De acuerdo a la documentación existente, el contenido de uranio supera ampliamente los niveles guía, de ahí la importancia de su tratamiento.

También se incluirá en esta etapa la remediación de 5.223 tambores con residuos que fueron generados en el complejo minero de Córdoba y que a fines de la década del 90 fueron traídos a San Rafael. Son residuos embalados en bolsas de plásticos y contenidos dentro de tambores de 200 litros, que fueron colocados en trincheras. El contenido total de uranio es de 14 mil kilos.

Najar explicó que “desde la facultad, un equipo dictaminador, que integro, participó del procedimiento de evaluación de impacto ambiental. En esta audiencia se le da participación a la comunidad para que pueda participar, conocer el proyecto y dar su opinión. Estamos en una de las instancias finales de un procedimiento que se inició en el año 2014 con la presentación de un informe ambiental que, por distintas intervenciones en el expediente, recién en 2016 llegó a la Facultad de Ciencias para hacer el dictamen técnico.

En esa instancia se inicia el dictamen, que fue preliminar ya que el primer informe hecho por una constructora para la CNEA carecía de información y contenido que debe estar presente. Transcurrió un año y medio en el que la Comisión Nacional de Energía Atómica trabajó para juntar esa información y presentarla a un posterior dictamen, que ya pasó a ser definitivo”.

En cuanto al proceso de remediación, contó que “cada uno tiene un procedimiento para que, con alguna sustancia química, precipite el uranio contenido, en el caso de las aguas de cantera, o disolver el uranio en los residuos sólidos, lo que permite eliminarlo”.

Finalmente dijo que “en estas instancias de procedimiento de evaluación de impacto lo que se hizo fue ver cómo se iban a tratar y qué controles se iba a realizar durante la etapa de trabajo específico de remediación”.

Diario San Rafael,Mendoza.

Te puede interesar