Con la expectativa que ARMINERA 2019 sea el puntapié para la llegada de inversiones, la CAEM despidió un complicado 2018

Diálogo, consenso, agradecimientos y una renovada ilusión ante la llegada de un nuevo año fue el mensaje que transmitió Marcelo Álvarez en el cóctel de fin de año de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros, en el que aseguro que “la minería puede generar un aporte importante en este momento crítico que vive el país”.
coctel CAEM

Con la presencia de la Secretaria de Minería de la Nación Carolina Sánchez, y del Secretario General de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) Héctor Laplace, la CAEM tuvo su habitual celebración, donde el clima que se vivía reflejaba el complejo escenario económico por el que atraviesa el país.

El vicepresidente de la entidad Marcelo Álvarez fue el único orador del evento, donde en primer el vicepresidente de la entidad le agradeció la presencia a la Secretaria de Minería de la Nación Carolina Sánchez, de quien dijo que lo une “un sentimiento genuino” (se despidieron con un muy afectuoso saludo), por tener “el mismo objetivo de una minería humana, con licencia social, que cuide al medio ambiente, que ayude a la Argentina, con diálogo, y con esa sinergia transparente entre el sector público y privado podemos lograrlo incorporando a la sociedad”.

Luego tuvo palabras muy elogiosas para Héctor Laplace, Secretario General de AOMA, “porque sin su voluntad, sin su compromiso sin su entrega, sin su trabajo fuerte y dedicado, profesional y ético, contribuyen al desarrollo de las regiones más alejadas de la Argentina contribuyen a que las empresas podamos desarrollar los proyectos mineros, contribuyen a que haya un diálogo sano para el desarrollo del sector y desde la Cámara te agradecemos muchísimo siempre la apertura al diálogo, siempre la apertura a la búsqueda de los consensos y creo que en estos años hemos logrado algunos acuerdos que van a trascender también al desarrollo de la minería”.

También sumó a los agradecimientos a los medios presentes “por el apoyo que nos han dado en todo el año, hemos cambiado la forma de dialogar y también creo que es importante para la minería”. De lo que se trata y lo que he venido a proponer siempre es una nueva manera de relacionarnos, esto es lo que queremos para poder transformar el desarrollo de la industria minera en Argentina.

El equipo de la Cámara fue mencionado por Álvarez, en el que destacó “el trabajo dedicado, profesional técnico y comprometido, en cabeza de Gustavo y de Luciano, que realmente han tomado la posta este año, con toda la fuerza y la energía y están marcando la diferencia”, aquí sumó  a “todo el equipo de la Cámara, lo que han hecho este año a partir de estas nuevas oficinas, a partir de este nuevo logo y la nueva página, lo que hicieron con el HMS este año, realmente tengo un agradecimiento inmenso, porque mis nuevas funciones me demandan mucho más tiempo y contar con el equipo que hoy tiene la Cámara es realmente espectacular”.

Por último le agradeció a la empresa Cookins que ha acompañado a la Cámara durante este año, en todos los eventos, en todos los desayunos y también estaba presente brindando su habitual gran servicio en el festejo de fin de año.

Llegado el momento de referirse al balance del 2018, Álvarez admitió que “no ha sido un año fácil para la Argentina”, pero rápidamente resaltó que la industria minera le  “ha dicho al país al gobierno y a la sociedad que vamos a apoyar todo lo que tenga que ver con construir un país distinto y con sacar a la Argentina adelante, sin mezquindades y sin hacer política”, dejando abierta la incógnita sí está preparando el terreno ante un posible cambio de rumbo político en el país, porque –agregó en esa misma línea- “nosotros tenemos que hacer negocios que transformen a la Argentina, no jugamos a la política desde la CAEM, vamos a trabajar con todas las autoridades que estén al servicio del país en toda la Argentina, esa es la manera en la que queremos trabajar y transformar nuestro sector , porque estamos genuinamente convencidos de corazón que la minería puede generar un aporte importante en este momento crítico que vive el país.

Desde el punto de vista macroeconómico, desde el punto de vista de la balanza comercial desde el punto de vista del déficit fiscal, pero sobre todo desde el punto de vista de la transformación de los territorios que más lo necesitan”, aseguró el empresario.

Sobre los aspectos positivos –alguno tenía que encontrar- remarcó que “este año fuimos a China por primera vez, de una manera institucional público privada y creo que hemos tenido un éxito fantástico, en marzo vamos a ir a Canadá otra vez juntos sector público y privado para demostrar que estamos trabajando para cambiar el sector de una manera ética profesional y transparente, generando las reglas claras que necesita nuestro sector”.

Para este 2019 que se nos viene se ilusionó con una nueva edición de ARMINERA, de la que pidió que “todos apoyen porque puede ser el puntapié final para que empiecen a llegar las inversiones que tanto estamos necesitando”.

El mensaje final para sus pares de Álvarez fue para poner en un cuadrito, en primer término pregonó por “diálogo y consenso y la unidad de todo el sector” y luego les dijo que “el desarrollo de nuestras empresas no pierda de vista que lo importante es trabajar por el bien común”.

Once Diario

Te puede interesar