Seremi de la Mujer de Coquimbo se reúne con trabajadoras de minera punitaquina y destaca su rol en la industria

Chile. Los temas concernientes a la equidad de género hoy copan parte importante de la agenda en todos sus planos.
Seremi chile

Más aún con el reciente lanzamiento a nivel nacional de la campaña del gobierno: “No Lo Dejes Pasar”, instancia que busca desarrollar un cambio cultural que involucre a todos en la tarea de terminar con el flagelo de la violencia contra la mujer en todos los ámbitos.

Con esta premisa, la Seremi de la Mujer y Equidad de Género de la Región de Coquimbo, Ivon Guerra, fue invitada a la Minera Altos de Punitaqui para reunirse con las mujeres que trabajan en esta compañía, quién se refirió a esta visita señalando que “buscamos generar estos espacios a través de las alianzas, en este caso con Minera Altos de Punitaqui, que cumple con la incorporación de mujeres en sus operaciones, incluso por sobre la media nacional. Hechos como este nos hacen ir adquiriendo fuerza para seguir trabajando en que estos ejemplos se repliquen a nivel nacional”.

Potenciar la incorporación de mujeres en la Minera Altos de Punitaqui es prácticamente parte de la política organizacional, es decir, existe una intención corporativa de generar espacios para el crecimiento del género femenino hablando en términos no solo de contratación, sino que también de capacitación y movilidad interna, derribando mitos y barreras respecto del rol de la mujer en minería.

Al respecto, el Superintendente de Sustentabilidad de la minera, Jaime Muñoz, comentó que “nos sentimos orgullosos con el plan estratégico de contratación de mano de obra femenina. Queremos seguir impulsándolo porque sin duda nos ha dado luces y frutos no solo en materia de productividad y en materia de retención de talentos, sino que por sobre todo en materia de seguridad”.

La seremi Ivon Guerra remarcó el rol de esta empresa en el tema, donde la presencia femenina llega al 12% del total de su dotación, superando ampliamente la realidad de la región, que según lo informado por el seremi de Minería de Coquimbo, Roberto Vega, en la segunda sesión de la Mesa Mujer y Minería de la región de Coquimbo desarrollada hace pocos días, la contratación de mujeres en la minería regional ronda un 7,8% de la dotación total.

Una referente que grafica la realidad de esta empresa es Katy Veas, joven madre que como muchas otras, sola y con mucho esfuerzo ha criado y educado a su hijo de 10 años. Partió en Altos de Punitaqui como auxiliar de aseo en el 2013. Con el paso del tiempo fue mostrando habilidades que no pasaron desapercibidas y hoy es asistente administrativa del área de Geología. Katy relató brevemente su experiencia laboral: “Esta etapa ha sido un crecimiento personal muy importante porque me ha permitido descubrir y desarrollar otras herramientas que jamás pensé que tendría. Pasé

de hacer aseo en las distintas áreas, a hacer reemplazo de la secretaria de gerencia cuando no estaba. Me esforcé en aprender y hacerlo bien hasta que me contrataron por la empresa como asistente administrativa del Área de Geología”.

Gladys Tapia es otro ejemplo de crecimiento personal y laboral en un contexto minero. Madre de un joven de 21 años, ingresó a Altos de Punitaqui en el año 2010 sin conocimientos previos en el área en que ejecuta sus labores. Fue aprendiendo poco a poco, tuvo la oportunidad de estudiar y hoy es técnico minero y asistente del Laboratorio Metalúrgico de la compañía e integrante del Comité Paritario. Tras ocho años de experiencia, Gladys está preparada para enfrentar cualquier contexto minero y superpone el rol laboral y aporte que pueden hacer las mujeres en la industria.

Gladys detalló que “hace algunos años no se reconocía a la mujer por su trabajo en minería. Hoy estamos en otro nivel y podemos aportar detalles y delicadeza a los trabajos. Muchas se dejan estar y prefieren quedarse en su casa en roles clásicos dictados por el machismo. Por eso nosotras podemos ser un empujón para la realización de todas ellas y darles a entender que sirven para muchas más cosas que sólo hacerse cargo de los quehaceres del hogar”.

Para cerrar, la seremi Ivon Guerra enfatizó que “queremos muchas mujeres trabajando contentas, y más aún en un área que por mucho tiempo ha sido solamente de hombres. Por eso con el compromiso de empresas como esta, que abogan no solo por la incorporación, sino que también por la capacitación y crecimiento, tal como sus trabajadoras me comentaron… algunas llegaron haciendo el aseo y hoy son buenas secretarías. Eso merece un reconocimiento para ellas y la empresa”.

La seguridad tiene rostro de mujer

Entregar un reconocimiento que Mutual de Seguridad dio a Altos de Punitaqui por cumplir más de 1.350 días sin accidentes con tiempo perdido, además de otorgar la “Certificación Oro” al Comité Paritario de la empresa por su desempeño en la gestión de seguridad y salud en el trabajo, fue otro de los motivos de la visita de la seremi Ivon Guerra a esta minera.

Por lo mismo, y en sentido con los preceptos emanados del Ministerio de La Mujer y Equidad de Género, se decidió desarrollar esta actividad de reconocimientos solo con el género femenino de la compañía.

El nivel de detalle y autocuidado que las mujeres le imprimen al trabajo en contextos de minería desencadenan una gran diferencia en seguridad, según Mutual de Seguridad, entre mujeres y hombres. Las estadísticas de accidentabilidad en el género femenino son muy inferiores a la tasa de accidentes que tiene el género masculino.

Ante esto, Jaime Muñoz afirmó que “el género femenino es el que más cultiva los valores que hoy se relacionan con seguridad. Llegar a casas sanas y salvas. Estar con la familia. La prolijidad y el autocuidado… todos ellos son elementos que en minería distinguen a las mujeres, porque independiente del género, si cualquier trabajador tuviera estos elementos en su quehacer, evidentemente sería más seguro el trabajo, por lo tanto, que no quepa duda que una mujer tiene principios y acciones que van de la mano con la seguridad minera”.

Portal Minero, Chile, 23/11/18