Corfo lanza licitación del centro del litio y deja en suspenso aporte de Albemarle

Chile. Este lunes en Antofagasta Corfo presentará las bases de licitación para el Centro de Transición Energética y Materiales Avanzados para el Desarrollo del Litio.
Corfo licitacion litio

El instituto contaría con un aporte basal cercano a los u$s25M anuales proveniente de los contratos firmados con Albemarle y SQM Salar, sin embargo, la minuta del gobierno para presentar el evento solo hizo referencia a la segunda compañía.

La disputa entre Corfo y Albemarle por la interpretación de la cláusula que fija los precios preferenciales al 25% de la producción de la minera reservado para la manufactura en territorio nacional, sumó un nuevo capítulo.

Esta semana la agencia de gobierno extendió las invitaciones para el “Lanzamiento de las bases para la manifestación de intereses” del instituto. Y si bien en la convocatoria no se cita a las empresas que harán el aporte basal, en la minuta de Corfo que detalla los contenidos de la presentación se cita al concurso “para la selección del Instituto Tecnológico, como entidad receptora del aporte de I+D de SQM Salar S.A.”, omitiendo a la firma norteamericana.

En el nivel central no hubo una explicación oficial para esa omisión, limitándose a recordar que la corporación mantiene diferencias en la interpretación del contrato con Albemarle, las cuales serán sometidas a un arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional (ICC).

Sorpresa

La postura de Corfo causó sorpresa, toda vez que sus máximas autoridades -entre ellas, el vicepresidente ejecutivo, Sebastián Sichel, y la fiscal María Elina Cruz-, habían declarado con anterioridad que esa disputa no afectaría otras cláusulas del contrato, como la que rige los aportes al centro de investigación.

En Antofagasta, en tanto, el director regional de Corfo, Luis Alberto Gaete, reconoció que los eventuales aportes de Albemarle no se considerarán hasta que se despeje la disputa.

“El arbitraje que la fiscal está proponiendo es para generar precios competitivos del mineral para Chile, y así se desarrolle la propuesta de valor agregado que nuestra corporación piensa para el desarrollo futuro de este mineral”, dijo.

En Albemarle no hubo una declaración oficial. No obstante, fuentes ligadas a la compañía mostraron su sorpresa toda vez que -además de haber sido invitados al lanzamiento-, aseguran que ya provisionaron para el instituto un monto cercano a los u$s7M en 2017 y proyectan para este año una cifra similar.

Además de la controversia con Corfo, la compañía norteamericana tiene abiertos en Chile otros dos flancos: la Comisión Chilena de Energía Nuclear (CChEN) rechazó su solicitud de aumento de producción de litio en el Salar de Atacama; y hace pocos días el Servicio de Evaluación Ambiental de Antofagasta (SEA) decidió poner término anticipado a la tramitación de su proyecto Planta Carbonato de Litio Mejillones (u$s583,5M) por falta de información.

Hito

En lo que respecta al evento del lunes, el hito fue destacado por los rectores de las universidades locales, las que conformaron un consorcio junto a la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA) para la postulación.

“Nuestras expectativas para el lanzamiento de las bases de este lunes, corresponden a que uno esperaría que se privilegiara el desarrollo de las regiones, así como el aporte que para ello puedan hacer las universidades, especialmente aquellas que desarrollan sus actividades a nivel local”, dijo el rector de la UCN, Jorge Tabilo.

En la misma línea, el rector de la UA, Luis Alberto Loyola, aseguró que “estamos en un momento clave y de mucha expectación, pues a contar de ahora se terminan las especulaciones y sabremos claramente cuáles son los lineamientos que tendrá este futuro Instituto Tecnológico”.

Finalmente, Luis Alberto Gaete aseguró que este centro producirá un cambio radical en nuestro desarrollo como región.

“Desde esta dirección regional esperamos que el Centro del Litio se convierta en la piedra angular para un futuro parque tecnológico que le cambie el rostro a la matriz productiva de una zona que necesita de instituciones técnicas, de investigación y productivas de alto nivel. El efecto multiplicador será importante, porque atraerá industrias de alto vuelo que girarán en torno a este centro, esto alineado con todo lo que ya sabemos de la electromovilidad, que está a pasos de nosotros”, cerró.

El Mercurio de Antofagasta, Chile, 23/11/18