La mineria de oro consume cuatro veces menos energia que la de Bitcoin

La minería de criptomonedas como el bitcoin es una actividad que consume una gran cantidad de energía, hasta tal punto que multiplica por cuatro la cantidad de energía que se utiliza en la minería de oro.
oro- bitcoin

Según un informe publicado en el número de octubre de la revista especializada Nature Sustainability, la cantidad de energía necesaria para “extraer” Bitcoin es cuatro veces superior a la utilizada por la minería de oro.
El estudio del que da cuenta esta revista científica fue realizado por el Oak Ridge Institute de Cincinnati (Ohio, EEUU), entre el mes de enero de 2016 y junio de 2018. En ese periodo, la cantidad de energía necesaria para producir el equivalente a un dólar en Bitcoin resultó ser alrededor de cuatro veces superior a la utilizada para extraer la cantidad de oro equivalente a un dólar.
El estudio compara la minería de bitcoin con la de otros metales. Así, la minería de cobre consumió 4 millones de julios de energía para la producción del equivalente a un dólar; la de oro, 5 millones; y la deplatino y paladio, 6 millones.
En comparación, la minería de otra criptomoneda como el Ethereum consumió 9 millones de julios;Monero, muy popular entre los cibercriminales, requirió una cantidad de energía de 11 millones de julios;Litecoin consumió 15 millones de julios; y Bitcoin fue la más costosa del estudio, con un consumo de 19 millones de julios por dólar generado, multiplicando por casi cuatro la cantidad consumida por la minería de oro.
El estudio revela también que, entre los meses de enero y julio de 2018, la minería de Bitcoin había consumidor un total de 30.100 millones de kilovatios/hora, aproximadamente la misma cantidad de electricidad que consumen al año países como Irlanda o Dinamarca.
Las emisiones de carbono a la atmósfera ocasionadas por la minería de Bitcoin equivalen a aproximadamente un millón de vuelos transatlánticos.
Evidentemente, una de las conclusiones del estudio es que la minería de criptomonedas tiene ante sí el reto de reducir el consumo de energía. Algo en lo que le aventajan los metales preciosos que, además, no dependen de la energía eléctrica o de una conexión a Internet para circular, sino que pueden ser utilizados como moneda de emergencia.

Oro Información, 14/11/18