Como sera la votacion de la reforma de la ley 7722 en el Senado

Mendoza. No está confirmada la fecha, pero los proyectos podrían llegar al recinto a fines de este mes o comienzos de diciembre.
senado pcial mendoza

El oficialismo todavía no confirma su posición, aunque sigue alentando un debate "con altura" en comisiones. Quedan allí tres reuniones: dos para escuchar a los especialistas y una más para definir los dictámenes. Después, quedará todo listo para que el tema se discuta en una sesión.


El Senado provincial ya empieza a palpitar la definición del debate respecto de la reforma de la ley 7722, que regula la actividad minera.
La sesión podría producirse a fines de este mes o comienzos del próximo, aunque, en realidad, nadie da una fecha con certeza. Y a priori, si el oficialismo confirmara que le dará envión a los proyectos que surgieron de una parte del PJ, las reformas se impondrán en la Cámara Alta.


Hay que aclarar que el gobernador Alfredo Cornejo todavía no coloca este tema en su "lista de prioridades",: lo más importante para él es sacar el Presupuesto 2019, dicen en su entorno. Los legisladores radicales, por su parte, apenas hablan de "elevar la calidad del debate" y hasta se desmarcan, por las dudas, de los proyectos sobre la minería, al aclarar que no son del oficialismo.


Pero si se ponen a contar los votos que presuntamente deberán reunir para que se modifique la "ley antiminera" de 2007, esos cálculos indican que se pueden imponer con cierta comodidad.
En el oficialismo hay un solo hueso detractor claro de las reformas. Se trata deErnesto Mancinelli, de Libres del Sur, quien no acompañaría una virtual reforma de la ley 7722, aunque tampoco es muy probable que vote en contra.


También hay cierta duda respecto de Laura Contreras, senadora de Tupungato. En el Valle de Uco anida la resistencia a los cambios y el intendente de ese departamento, el radical Gustavo Soto, ya ha hecho saber que no quiere problemas con los productores.
Pero aunque perdiera dos votos, el radicalismo sabe que los podrá remplazar en la votación por gente de afuera. Descuentan que el pastor Héctor Bonarrico -ex Protectora- acompañará al oficialismo y hasta se menciona la posibilidad de que Daniel Galdeano (PI), tome ese mismo camino.
Además, la UCR contaría con los dos votos de los senadores del universo justicialista que han propuesto los cambios: Alejandro Abraham (Unidad Ciudadana) y Juan Agulles (PJ orgánico). También hay que sumar en este grupo a Silvina Camiolo, senadora justicialista de Malargüe.


De este modo, ya existirían entre 21 y 22 votos a favor de modificar la ley 7722. O sea, más de la mitad de la Cámara Alta. Eso sí, los radicales vuelven a atajarse y aseguran que todavía no han tenido una reunión de bloque para fijar posturas ni han recibido la instrucción definitiva del gobernador.
También habría charlas con los intendentes. Walther Marcolini, de General Alvear, es el más férrero opositor del radicalismo, pero un dato lo perjudica:ningún senador del bloque es de ese departamento. 


En el peronismo, en tanto, hay divisiones y sospechas. La jefe del bloque del PJ orgánico, Patricia Fadel, es un voto en contra cantado. Pero de los 10 integrantes de esa bancada, sólo 7 son votos seguros por la negativa. Hay que sumar aquí el voto de Guillermo Amstutz, de Unidad Popular.


En tanto, Adolfo Bermejo ha sido el único senador peronista que ha participado de las reuniones de comisiones junto a Agulles, que es del mismo bloque pero es uno de los autores. Sin embargo, Alejandro Bermejo, el intendente de Maipú, ya habría anticipado que está en contra de los cambios. 


El recuento de votos, en el mejor de los escenarios, indica que el "no" a los cambios de la ley 7722 conseguiría entre 13 y 14 votos. O sea, no le alcanzaría para ganar. 


Además del peronismo orgánico, se agruparía en torno a esta posición el FIT (2 votos), el ambientalista Marcelo Romano y dos de los tres integrantes del bloque de Unidad Ciudadana: Andrea Blandini y Natalia Vicencio.
Es insuficiente, por ahora, lo que tiene la "resistencia" en el Senado para evitar los cambios a la ley antiminera. Habrá que ver si se produce algún cambio de acá a la votación.


En ese lapso pasarán, por lo menos, tres semanas. Dos de reuniones con especialistas e interesados de la sociedad civil en el plenario de comisiones (la semana que viene asistirán las agrupaciones y asambleas que defienden el agua) y una más para el debate interno de los senadores, en la cual surgirían el o los dictámenes para llevar al recinto.


Los que están en contra de los cambios podrían perder cuando llegue ese momento. Pero, en ese caso, todavía faltará la Cámara de Diputados, donde hay 11 bloques y un escenario muy difícil de anticipar.

Mdzol, Mendoza


 

Te puede interesar