El rol de la mujer en la mineria: “Somos pioneras en nuestro lugar de trabajo”

Hace unos años, la presencia de las mujeres en un proyecto minero era poco usual.
mujeres-mineras

Por años las mujeres se mantuvieron ajenas a la actividad, debido a las severas condiciones de trabajo, los peligros y el esfuerzo físico requerido. Incluso se llegó a hablar de supersticiones y mitos como los que hablaban de evitar la cercanía de mujeres a los socavones “para que la 'mina' no se enojara, porque se ponía 'celosa'”.
Como en otros contextos laborales, las mujeres han sufrido durante años, cuestiones vinculadas a la desiguladad en ambientes de trabajo. De la misma manera que la sociedad ha ido evolucionando en los últimos años, en el sector minero, hoy, la mujer ocupa un lugar preponderante. No sólo en relación a actividades de oficina, directivas o administrativas, sino también en el campo de trabajo. Hoy en día un gran porcentaje de operarias y choferes se desdempeñan en las minas de Jujuy. Tal es el caso de Roxana Prieto: un ejemplo de superación y esfuerzo. Roxana, además de ser la Vice Presidente de la Comunidad de Santo Domingo es Operadora de Camiones de SSR Mining Puna.
“Actualmente somos muchas las mujeres, que en su mayor parte somos pioneras en nuestro lugar de trabajo, en las empresas e incluso en nuestras propias familias, ya que ni nuestros padres ni hermanos han pertenecido al rubro” sostiene Roxana y agrega: “el Proyecto Chinchillas nos da la oportunidad de capacitarnos en oficios antes impensados para una mujer; como el de operadoras de camiones fuera de ruta, palas, y otros equipos de gran porte. La formación como operadoras de equipos mineros en este proyecto de SSR Puna, nos abre las puertas al mundo laboral minero en cualquier parte del país o del continente. Ya que, para ser operador de mina, o chofer de camión fuera de ruta no se estudia en ninguna universidad, ni escuela, sino que se aprende exclusivamente en un proyecto minero”.
Roxana también remarca la importancia de una capacitación integral, en diversas cuestiones que hacen al día a día de trabajo en mina y que cada persona debe llevar adelante: “nuestro trabajo como operadoras no sería posible, sin los protocolos de Salud y Seguridad por los que debemos velar en Chinchillas. La importancia en la seguridad y el cuidado de nosotras mismas, nos permite regresar sanas a nuestros hogares y a cuidarnos, como cuidar a nuestros pares. Ello también es parte de la formación que nos da la empresa y nos habilita para el trabajo seguro, en otro tipo de tareas”. 
Fnalmente, Roxana se refiere al proyecto, en términos de su rol en la comunidad de Santa Domingo: “tenemos que saber valorar un proyecto así para nuestra comunidad. El proyecto Chinchillas genera oportunidades impensadas para nuestras comunidades; capacitación, formación en oficios, empleo formal, acceso a una obra social, vacaciones pagas, mejoras en caminos, acceso a una mejor comunicación, aprender a trabajar en equipo, valorar el trabajo seguro y el cuidado de nosotros mismos y del medio ambiente”. (El Tribuno, Jujuy)
 

Te puede interesar