CHINCHILLAS Cuentan con 30% de mujeres en la mina

Se desempeñan en distintas áreas, como conducción, seguridad y relaciones con la comunidad etc.
chinchillas 4

Del total de alrededor de 600 empleos generados para el proyecto Chinchillas, gran parte del cual provino de las comunidades de influencia del proyecto, se destacó que el 30% de ellos son mujeres. Muchas de ellas son de los pueblos cercanos, y algunas apostaron por la actividad sin ningún conocimiento previo.

"Cuando nos hemos planteado la oportunidad de llevar adelante este proyecto, hubo cuatro puntos fundamentales, primero la inclusión", afirmó Ricardo Rodríguez, gerente de Desarrollo Sustentable de SSR Mining. Planteó que otros de los pilares con los que se trabajó fueron equidad, como parte de la estrategia 2020 que tiene como eje a "las personas primero".

LUCÍA ABALOS DE SEGURIDAD JUNTO A SU COMPAÑERA DE OTRA ÁREA

Explicó que fue un pilar clave por lo que destacó que el 30% de los empleados sean mujeres en puestos operativos son, y el 70% de ellas que trabajan de comunidades cercanas. Entre ellas hay supervisoras, superintendentes, entre otras labores que incluyen también la conducción de grandes equipos y transporte de minerales, camiones de varias toneladas.

"Una cosa de la que estamos orgullosos es que el 30% de nuestra gente la conforman mujeres. Me dijeron que en Argentina tenemos la proporción más grande de mujeres en minería y creo que estamos dentro de los porcentajes más altos en el mundo", dijo en ese sentido el presidente de la empresa RRS Mining, Paul Benson durante su discurso. durante el acto inaugural del proyecto frente a muchas de ellas.

Se las podía diferenciar, del resto que también llevaba por motivos de seguridad el chaleco refractario anaranjado y el casco blanco, otros overoles que indicaban que era parte del personal.

Una de ellas, Lucía Abalos llevaba ya en su historia familiar la actividad minera. Y es que sus padres trabajaron y se jubilaron en Mina Aguilar, otra de las minas más antiguas del país que pronto cumplirá 90 años. Actualmente trabaja en el área de seguridad, y es que se viene preparando y formando para ello a través de sus clases a distancia para la carera de Seguridad e Higiene que pronto le significará la obtención de su título. Explicó que es soltera y decidió dedicarse a la actividad minera porque era algo que ya conocía por su familia, con lo cual eligió.

Otras de las mujeres explican que se están formando para manejar las grandes maquinarias y que ingresar a la empresa les significó una buena salida laboral en virtud de la escasez de empleo que caracteriza a la Puna.

Una de ellas, quien no dio su nombre, comentó que tiene una hija y que intercala su labor como conductora con la maternidad, gracias al apoyo de su familia.

Comentó que no le fue difícil conducir esos grandes camiones porque ya sabía manejar vehículos de menor porte, pero que la experiencia fue muy alentadora.

Sucede que mas allá de las creencias y mitos que antes pesaban en la actividad que solía ser subterránea, la actividad minera moderna incorporó a las mujeres desde hace varios años concientes de las ventajas entre otras el mayor compromiso y motivación, además de la equidad.

El Tribuno

Te puede interesar