La devaluación cambia las estrategias de las empresas

NEUQUÉN.Las más afectadas son las de servicios. Pecom sostiene que debe trabajar en mejorar la eficiencia de los procesos. Las firmas más chicas admiten que no tienen poder de negociación con las más grandes. Se buscan contratos semidolarizados.
Empresas proveedoras

La Argentina Oil & Gas que desde el miércoles se desarrolla en Neuquén es sin dudas una exposición multimillonaria que refleja el estado de una actividad que este año sumará 5.000 millones de dólares en inversiones sólo en Neuquén.

Pero como contrapartida las empresas de servicios petroleros, en su mayoría pymes regionales, reconocieron que por la disparada del dólar están obligados a realizar estrategias para tratar de reducir el impacto de la licuación de sus ingresos.

El CEO de Pecom, Marcelo Gómez, fue uno de los que reconoció que en su firma se apuesta a maximizar la eficiencia ante los efectos de la devaluación.

La empresa de servicios ampliada a la generación y transmisión eléctrica y a las telecomunicaciones, es una de las que firmas con mayor cantidad de empleados, dado que cuenta con cerca de 4.000 trabajadores.

“En los servicios que prestamos trabajamos en moneda nacional más que nada y la devaluación son situaciones que hay que pasarlas. Lo que hay que hacer es volver a trabajar en la eficiencia, volver a revisar los procesos y poder entregar soluciones que para el cliente sean innovadoras, perdurables en el tiempo y de calidad mundial”, destacó Gómez.

Mayor golpe

Pero en otras empresas de menor tamaño el golpe de la devaluación fue mucho mayor. Es que destacaron que además de percibir ingresos en pesos cuando la gran mayoría de sus insumos se encuentran dolarizados, el mayor impacto en sus ingresos proviene de cobrar por sus servicios y elementos a los 60 y 90 días.

“La situación con el dólar es tremenda porque como empresas chicas no tenemos poder de negociación, entonces terminás teniendo que decidir si te atrás al precio de tu proveedor que está en dólares o a tu cliente, con el agravante de que cobrás a los dos o tres meses”, detalló el gerente comercial de la textil Proseind, Mauricio Sánchez.

El referente de la firma que tiene presencia en Neuquén a través de la alianza con fábrica recuperada Textil Neuquén, detalló que “a nosotros, que somos de Rosario, el único sector de trabajo que nos está impulsado, que sigue traccionando y nos está generando por suerte mucho trabajo es el petróleo, las empresas que están en Neuquén y que tenemos a varias como clientes”.

Al igual que Sánchez, varias empresas de servicios señalaron que desde algunas de las grandes petroleras se comenzó a pautar semidolarizados, en los que se toma la cotización de la moneda norteamericana al día de emitir la facturación para determinar su valor en pesos.

Una solución que deja a medias a las empresas pymes dado que no resuelve las diferencias que se producen por la inflación entre el momento de la facturación y el del cobro efectivo.
Licitación
38
áreas offshore de petróleo y gas se licitaron en el mar en una superficie de 225.000 km², informó Energía.

Te puede interesar