Barrick confía en Bristow para impulsar proyectos en Sudamérica

Mark Bristow adquirió renombre como desarrollador y operador de minas lucrativas en África. Ahora la compañía de minería de oro más grande del mundo apuesta a que podrá hacer lo mismo en otra región compleja, América del Sur.
Mark bristow Barrick Africa

El fundador de Randgold Resources Ltd. se convertirá en máximo responsable de Barrick Gold Corp. después que Barrick dijera esta semana que invertiría US$ 5,400 millones en la compra de Randgold. El ejecutivo asume su cargo en momentos en que las reservas mundiales de oro se han reducido casi un 50% respecto del pico del 2012.

Eso acentúa la urgencia de encontrar nuevos proyectos y reactivar los paralizados, desafío que pone el foco en América del Sur, dondeBarrick ha tenido dificultades para prosperar. El plan de Bristow, delineado en una teleconferencia con analistas, es crear un equipo concentrado en América del Sur que busque destrabar valor en una región “donde todavía pueden encontrarse grandes elefantes”.

Bristow “ha tenido mucho éxito en establecer fuertes relaciones con los países donde se encuentran sus operaciones”, dijo en entrevista telefónica Andrew Kaip, analista de BMO Capital Markets. “No creo que ese sea un enfoque exclusivo para África. Utilizará ese conjunto de aptitudes en el plano mundial”.

Barrick se propone crear una división consagrada a América del Sur con su propia oficina corporativa. Los demás activos de la empresa quedarán dentro de una división norteamericana, que será dirigida por la actual directora de finanzas, Catherine Raw, y una división de África y Medio Oriente.

El proyecto Pascua-Lama se encuentra a caballo de la frontera entre Chile y Argentina, zona que contendría unos 21,3 millones de onzas de recursos de oro. Se preveía que costaría no más de US$ 3,000 millones cuando se aprobó la construcción en el 2009. Pero para 2013 la compañía había gastado US$ 5,500 millones en caminos y campamentos de trabajadores, y el costo total se estimó en US$ 8,500 millones.

Pero entonces el sueño se desvaneció. La compañía se vio obligada a detener la construcción en Chile después que comunidades indígenas presentaron una orden judicial en la que se denunciaba una posible contaminación del suministro de agua.

Ahora la compañía, que será dirigida por Bristow en colaboración con el presidente ejecutivo, John Thornton, buscar reactivar el proyecto sólo del lado argentino de la frontera, tras un acuerdo con Shandong Gold Mining Co. que incluye evaluar las sinergias con la vecina mina Veladero, que es propiedad de ambas compañías.

Se prevé iniciar el trabajo de prospección este mes, anunció en agosto el subsecretario de Desarrollo Minero de Argentina, Mariano Lamothe.

El equipo sudamericano de Barrick “se centrará no sólo en enfrentar los desafíos relacionados con Pascua-Lama y Veladero”, sino también en expandir los activos y las sociedades en Perú, dijo Bristow, donde Barrick posee la mina Lagunas Norte.

“Nuestra intención es implementar el estilo Randgold”, con una estructura plana, sistemas eficientes y la “capacidad de tomar decisiones en tiempo real”, dijo Bristow. “No tenemos opciones en cuanto a los lugares donde construir minas; para prosperar tenemos que ir a donde está el oro”.

Te puede interesar