Ex operadores del Deutsche Bank acusados de manipular el precio del oro

El nombre de la entidad bancaria alemana Deutsche Bank AG vuelve a salir negativamente en “los papeles” y rn sus titulares.
Deustcht Bank

En esta ocasión, debido a que dos de sus antiguos empleados fueron acusados en Estados Unidos de operaciones fraudulentas y manipuladoras relacionadas con contratos de futuros de metales preciosos, oro en concreto, a través de una práctica conocida como “Spoofing”, suplantación de identidad, a medida que una investigación federal sobre prácticas ilegales de mercado continúa ampliándose.

Según ha desvelado Bloomberg, los ex operadores del Deutsche Bank, James Vorley, de 38 años, del Reino Unido, y Cedric Chanu, de 39 años, de Francia, fueron acusados por conspiración y fraude electrónico por un gran jurado en Chicago. Los dos están acusados ​​de participar en un plan multianual para defraudar a otros comerciantes en Commodity Exchange Inc., una sede administrada por el Chicago Mercantile Exchange Group.

Los fiscales demostraron ambos operadores trabajaron con otro comerciante del Deutsche Bank, David Liew, para colocar órdenes fraudulentas que no tenían la intención de ejecutar, con el fin de crear una falsa sensación de oferta y demanda e inducir a otros comerciantes a realizar transacciones que de otro modo no hubieran realizado.

Roger A. Burlingame, abogado de Vorley, dijo que los cargos se basan en una “interpretación equivocada de los datos de comercio manual”.

David Liew, quien se declaró culpable de conspirar para manipular contratos de futuros en metales preciosos en junio de 2017, se convirtió en testigo del gobierno de los fiscales estadounidenses que investigan si los dos operadores de los bancos más grandes del mundo conspiraron para manipular precios en plata, oro, platino y paladio.

Deutsche Bank, que no fue acusado de irregularidades en los casos contra Liew, es uno de los casi una docena de bancos cuyo comercio de metales preciosos estuvo bajo el escrutinio del Departamento de Justicia de estados Unidos a principios de 2015. Los inversores han presentado demandas contra un puñado de grandes bancos, incluido Deutsche Bank. alegando la manipulación de los mercados de metales preciosos.

Las entidades Deutsche Bank, HSBC Holdings Plc y UBS Group AG acordaron en enero pagar alrededor de 50 millones de dólares para resolver reclamaciones civiles que les acusaba de manipulación de los mercados de metales.

La suplantación de identidad o “Spoofing” implica generar una avalancha de órdenes falsas para engañar a otros operadores y hacerles creer que el mercado está a punto de subir o bajar. Si bien no hay nada de malo en cancelar pedidos, la Ley Dodd-Frank, aprobada en estados Unidos en 2010, hace que sea ilegal realizar pedidos sin intención de ejecutarlos. Personas familiarizadas con el asunto expusieron a “Bloomberg News” que Estados Unidos también está buscando más allá del comercio de metales preciosos y planeando más cargos de falsificación criminal contra los comerciantes de Wall Street.

Oroinformacion.com