Eléctricas adeudan al Estado US$ 210 millones por incumplimiento de contratos

Las multas fueron impuestas por CAMMESA por demoras en la fecha comprometida para la habilitación comercial de las nuevas centrales eléctricas. El gobierno dictó una resolución que permite pagar las penalidades hasta en 48 cuotas, pero igual las generadoras buscan reducir el monto de las sanciones.
APR-1

El Ministerio de Energía dictó el mes pasado una resolución que le concede a las eléctricas hasta 48 cuotas mensuales para el pago de multas por las demoras registradas en la ampliación de la capacidad de generación térmica. Fuentes cercanas a la cartera que conduce Javier Iguacel aseguraron a EconoJournal que la deuda con el Estado por la aplicación de penalidades suma US$ 210 millones y, pese al plan de cómodas cuotas, las empresas están impugnando el reclamo y se resisten a pagar. La empresa que recibió mayores penalidades es la norteamericana APR Energy, que fue multada con US$ 40 millones, dado que obtuvo la habilitación comercial 12 meses después de lo previsto. También fueron penalizadas SoEnergy y Albanesi.

El artículo 1 de la resolución 264/18, publicada en el Boletín Oficial el 8 de junio, establece que el monto de las multas impuestas por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (CAMMESA) con motivo del incumplimiento en la fecha comprometida para la habilitación comercial de una obra será descontado de la suma que le corresponda percibir al agente generador sancionado.

La resolución habilita de manera automática a pagar la deuda en 12 cuotas mensuales iguales y consecutivas, pero se aclara que dentro de los diez días hábiles de publicada la resolución o de notificada la sanción, el generador puede optar para que el descuento de las sanciones se realice hasta en 48 cuotas mensuales.

La medida es polémica porque para obtener el contrato con el Estado Nacional los generadores tuvieron que presentar una garantía y se supone que si la empresa no cumple se puede accionar para cobrarla. Sin embargo, fuentes oficiales aseguraron que esa garantía es muy difícil de cobrar. Por ese motivo, se apuesta a cobrar el dinero de las multas aunque sea en cuotas.

Si la demora en ingresar al sistema es mayor a los 60 días, el Estado aplica una penalidad equivalente a seis meses de la remuneración que les paga CAMMESA. Para cobrar esa multa, el Estado puede disponer de hasta el 50 por ciento de la remuneración por potencia que perciben los privados en 48 cuotas mensuales.Las eléctricas cuestionan el esquema de pagos y el área legal de las compañías siguen discutiendo el monto final de las multas.

El gobierno adjudicó en total 29 proyectos por una potencia total comprometida de 3140 MW e informó que 28 ya se encuentran disponibles, pero no todas entraron en funcionamiento en el momento en el que se habían comprometido. Un 60% de los proyectos registró algún tipo de demora.