Catamarca: Marifil: confirman que las tierras pertenecen al Estado: la empresa tiene pedimentos mineros pero no es dueña de la tierra

Sostienen que la compra puede ser parte ‘de un acuerdo entre firmas, avalado en el Código Minero’.
Antofagasta de la sierra

La Administración General de Catastro de la Provincia, a cargo de Daniel Robledo, aclaró que las tierras en Antofagasta de la Sierra que se adjudican a una compra de la empresa canadiense Marifil Mines son en realidad propiedad del Estado provincialy confirmó que existen concesiones a nombre de esta y otra empresa. “Puede haber un acuerdo entre ambas firmas sin intervención del Estado porque las ampara el Código Minero.

No es necesario ser propietario de la tierra para iniciar una exploración”, explicó Robledo. Además, la Secretaría de Minería reconoció que Marifil tiene pedimentos sobre 850 hectáreas en Ratones y no hay ninguno informado sobre Fraile. Sin embargo, la empresa asegura que su proyecto comprende los dos salares (ver aparte).

“Estas tierras que se mencionan tienen concesiones otorgadas a nombre de Marifil Mines y también de Bolland Minera SA. Tranquilamente se pueden haber vendido los derechos de exploración entre ellas, ya que en el derecho minero el dueño de los derechos de exploración no necesariamente tiene que ser dueño de la tierra. Existe un proceso que puede darle un permiso de 30 años para trabajar, sin que tengan que convertirse en propietarios”, explicó a El Ancasti el administrador Robledo.

En este sentido, aseguró que el dueño de los terrenos es el Estado provincial y que al momento no hay precisiones en Catastro de estas tierras, porque no se registró ningún plano. “El único momento en el que interviene esta Administración es al momento de registrar la mensura minera, que tiene un procedimiento especial realizado por un perito. Técnicamente creo que no se vendieron 6.500 hectáreas de suelo, sino el permiso para explorar ese terreno”, opinó.

Al respecto, aclaró que la noticia conocida la semana “puede haber sido fruto de una asociación o una transferencia entre las empresas” y explicó que eventualmente deberán seguir el proceso establecido por Minería para avanzar en la exploración y posible explotación.

La semana pasada medios nacionales informaron que la empresa canadiense Marifil Mines Limited había anunciado el lanzamiento de su programa de exploración de litio, con la adquisición de dos propiedades que totalizan 6.528 hectáreas en la zona de Antofagasta de la Sierra. Sin embargo, en su sitio web, la firma asegura que las exploraciones comenzaron en 2009 en más de 61.000 hectáreas entre Catamarca y Salta.

El proceso

Para iniciar un proyecto se debe realizar una presentación en el Juzgado de Minas, autoridad encargada de otorgar los pedimentos mineros. Esa información es enviada a la Secretaría de Minería, quien lleva los registros.

Sobre este caso, Minería informó que la empresa Marifil tiene pedimentos en Ratones sobre 850 hectáreas, que le pertenecen desde 2013. Sobre el salar de Fraile, de 5.678 hectáreas, no fue informado por el Juzgado ningún pedimento hasta el momento. No descartan que la empresa canadiense haya adquirido pedimentos sobre este último salar, que aún no hayan sido informados por el Juzgado de Minas a la Secretaría de Minería.

Proyectos

Catamarca tiene solamente un proyecto en producción de litio, que es Fénix, en Antofagasta de la Sierra y está explotado por FMC. Además, hay otros siete proyectos en etapa de exploración también en Antofagasta de la Sierra (Salar Incahuasi, Salar Antofalla, Kachi, Salar Escondido, Virgen del Valle, Antofalla Norte, y Archibarca), y uno en Fiambalá, Tres Quebradas.

Por otra parte, en Antofagasta de la Sierra también se encuentra el proyecto Sal de Vida, cuyo estudio de factibilidad se consideró económicamente rentable en una primera etapa, y continúa el estudio en una nueva.

Búsqueda de inversores

La empresa Marifil, con centro de operaciones en Canadá, publicita en su sitio web los proyectos que tiene en Argentina y utiliza esta herramienta para contactarse con potenciales inversores. Además de Catamarca, tiene programas de extracción de oro en Río Negro y de cobre en San Luis. Allí explica que el proyecto de litio en la provincia se inició en 2009 y que está “reviviendo”.

“Marifil tiene la propiedad de Ratones y ha vuelto a solicitar la recuperación de dos de los derechos de exploración (cateo) de Fraile. Entre ambas, se cubren 6.528 hectáreas de salar”, explica la firma en un resumen.

En el sitio, la firma reconoce que tenía un programa activo de exploración de litio en 2009 y que ahora “está reviviendo sobre la base de la información patentada obtenida en el pasado”. “Marifil tiene un derecho de mina inexplorado, ha solicitado otro y está en negociaciones avanzadas para una opción de compra en una tercera propiedad que cubre una porción de salar que actualmente está siendo perforada por un competidor”, añade.

Según explica, el proyecto original iniciado en 2009 incluye además otros terrenos en Salta y una superficie total de más de 61.000 hectáreas entre ambas provincias. “Se generó una gran base de datos geológicos y geoquímicos patentados”, explican.

Sobre las hectáreas en Ratones, afirma la empresa que “ya tiene un 1% del retorno neto de fundición (una regalía, por sus siglas en inglés NSR)”. Además, aseguran que “se está perforando actualmente con dos equipos de perforación” y que el salar tiene otras rocas fuente de litio que flanquean el terreno.

En el sitio www.marifilmines.com puede consultarse el documento “completo” de los trabajos realizados por la empresa en Catamarca, en inglés y de manera escueta. Igualmente de los proyectos que tiene en Río Negro y San Luis. En todos los casos, exhibe un cartel con la leyenda: “contáctenos para oportunidades de inversión

El Ancasti

Te puede interesar