Más de tres cuadras de cola en Puerto Madryn por bolsa de trabajo minera convocada por sindicato nacional del sector

La amplia convocatoria se dio en el Ecocentro, donde se realizaron paneles abiertos al público, en el marco de un evento organizado por la Asociación Sindical del Personal Jerárquico Profesional y Técnico de la Actividad Minera Argentina (ASIJEMIN).
asijemin bolsa de trabajo en chubut

Con organización de la Asociación Sindical del Personal Jerárquico Profesional y Técnico de la Actividad Minera Argentina (ASIJEMIN) comenzó este martes en Puerto Madryn el evento denominado “Minería, la otra industria de Chubut”, con la participación de trabajadores del sector, legisladores provinciales de San Juan, profesionales y técnicos que llegaron para brindar información en distintos paneles que se desarrollaron por la tarde en el Ecocentro.

Como parte de la iniciativa, la entidad sindical abrió una bolsa de trabajo a la que convocó en el mismo Ecocentro, y que tuvo una amplia respuesta, con cerca de 300 metros de personas interesadas en dejar sus currículums como aspirantes a formar parte de la actividad.

La presentación del evento se desarrolló en la Cámara Industrial de Puerto Madryn (CIMA), y fue encabezada por el secretario general de ASIJEMIN, Marcelo Mena, acompañado por Eduardo Cabello, vicepresidente de la Cámara de Diputados de San Juan, presidente de la Comisión de Minería, y secretario general de la UOCRA en la provincia; el también diputado provincial sanjuanino Jorge Leopoldo Espejo; Marita Ahumada, geóloga ambientalista mendocina; y los jefes comunales chubutenses de Gastre, Marcelo Aranda; de Gan Gan, Ricardo Sepúlveda; de Las Plumas, Nilda Tolosa; de Paso de Indios, Mario Pichiñán; y de Telsen, Leonardo Bowman.

La presencia de los presidentes comunales de la Meseta del Chubut respondió a que ya tomó estado parlamentario el proyecto de zonificación que impulsaron, para el desarrollo de la actividad en la región. 

Desde la entidad sindical minera se expresó la postura a favor del proyecto de zonificación, y se explicó que en otras provincias se implementó la minería en determinadas regiones, con exclusión de otras.

“Somos trabajadores mineros. Tenemos presencia en San Juan, Jujuy, Santa Cruz, Olavarría, Salta y Catamarca. En todos estos lugares la minería se está desarrollando sin inconvenientes”, dijo Mena.

Afirmó que “la actividad minera, además de fuente de trabajo, es nuestra pasión”, y sobre su presencia en Chubut sostuvo: “Como dirigentes sindicales no venimos a imponer absolutamente nada. Queremos informar y debatir sobre la minería en Chubut. La decisión es de ustedes, con sus representantes y sus sectores”.

A continuación se manifestó a favor del “proyecto de zonificación minera en Chubut como está planteado, sin sectores que no quieran desarrollar la minería o tengan otras capacidades”.

“En Santa Cruz, como ejemplo, también hay zonificación. En San Juan, pese a que tenemos más de 70% del territorio con montaña, hay sectores en los que no se establece minería y no va a haber nunca un emprendimiento minero”, explicó. “A eso hay que respetarlo”, sostuvo.

Dijo que en las localidades santacruceñas de San Julián, Gregores y Perito Moreno, donde hay emprendimientos mineros, “el crecimiento ha sido exponencial”, y aseguró que “no hay enfermos de cáncer por la actividad minera, no hay contaminación ni inconvenientes. Tampoco en la provincia de San Juan”.

En este aspecto agregó: “Se han generado mitos en contra de la actividad. No vamos a decir que en la industria no va a pasar nunca absolutamente nada. Pero es responsabilidad del Estado, con los trabajadores, con las empresas, con los jefes comunales, alrededor y dentro del yacimiento para que los problemas no lleguen a un punto de inflexión y para que se genere una actividad económica”.

Por eso, “es el momento de avanzar hacia el diálogo, hacia el debate y plantar la piedra basal para la actividad minera en Chubut. Creemos que hay que avanzar en un acuerdo general”.

“Chubut tiene la potencialidad minera para avanzar, tiene la capacidad de mano de obra para sostener estos trabajos, y lo queremos demostrar a través de la bolsa de trabajo que instalamos en el Ecocentro. Hay presencia industrial y una capacidad de formación de profesionales fenomenal para avanzar en los emprendimientos de la Meseta”, añadió.

“Son fuentes de trabajo en blanco, seguro, sostenible en el tiempo que genera un impacto importante. Por cada trabajador minero se generan cinco trabajos indirectos. Y la minería se complementa con otros emprendimientos productivos que generan desarrollo económico”, concluyó.

Derribar mitos

Por su parte, la geóloga y ambientalista Ahumada agradeció “a la gente de CIMA la posibilidad de relacionarnos con la comunidad, de venir a derribar mitos, de traer la verdad del trabajo minero”.

“La minería es madre de industrias, factor de desarrollo. La verdad es hay una diferencia bastante grande entre lo que mucha gente cree y la realidad del trabajo minero. Estas instancias de diálogo son muy importantes para que la gente pueda conocer cómo es genuinamente el trabajo”, indicó.

“Los temores que tiene la comunidad son a raíz de malas informaciones que se han ido divulgando en el país. Venimos a mostrar cómo es la verdadera minería, cómo se trabaja respetando el medio ambiente, la seguridad de los trabajadores, de las localidades donde trabajan y cuál es la legislación, marco muy importante para garantizar todo esto”, afirmó.

Como contrapartida, añadió que “hay diferentes grupos que son antidesarrollo, antiminería, anti varias cosas. (En San Juan) Hemos logrado separar las asambleas o asociaciones netamente antimineras de la gente de la comunidad, del pueblo, que en realidad se esfuerza por informarse, está dispuesta a aprender y a trabajar en minería responsable como se hace hoy”.

“Con información se genera una pérdida del miedo, del temor que infunden todas estas organizaciones”, agregó, y dijo que tras los incidentes ambientales en San Juan “no ha habida ninguna víctima que lamentar, ni animal ni humana”.

Incluso, “en el caso de Veladero, hay un informe de Naciones Unidas que también certifica que no hubo impacto negativo, no hubo contaminación como dicen algunos”.

“En San Juan la gente escucha estos argumentos, aunque hay gente que mantiene su postura porque sus intereses van más allá de lo netamente ambiental. Quien está verdaderamente interesado en lo ambiental se preocupa y se ocupa, informándose, estudiando y aprendiendo”, añadió.

Recordó que el lunes “tuvimos el Día de la Minería, gracias a la primera legislación que hubo con la Asamblea del Año 13. Miren si tendremos años de historia minera en la Argentina”.

Puso en valor que “en la vida diaria la minería está presente en los micrófonos, los teléfonos, las computadoras, en las cámaras, los lentes, el cemento”.

Y habló también del cierre de mina como “una etapa muy importante”, ya que “no solamente es venir, extraer el mineral e irse, sino que hay una política muy clara del cierre de minas. Es larga, puede ser de tres a cinco años. Y es importante el aspecto socioeconómico, porque las empresas están empezando a hacer programas de capacitaciones no mineras en sitios donde la minería no va a estar, para que puedan trabajar en otras cosas, en cultivos, o que puedan ir a otros proyectos”.

Nuevos campos

En tanto, el diputado Cabello dijo que al comenzar con la actividad minera en San Juan “también teníamos muchos mitos. Yo soy de un pueblo chico, y había muchos temores. Pero hemos podido capacitarnos, viajando por ejemplo a Chile para ver cómo trabajaban. Y hoy, de ser 1.200 compañeros, somos 12.000 y en el auge de la minería en San Juan pasamos a ser 18.000 trabajadores”.

“Con la minería se abrieron nuevos campos. Hicimos todo lo que teníamos que hacer para conocer los proyectos. Porque en San Juan estamos a 4.200 metros trabajando y en otra zona, a 5.000 metros. Tuvimos que saber cómo hacer los campamentos, la alimentación, y muchos aspectos”, continuó.

“Hoy (en el sector) tenemos 14.000 trabajadores estables y se generan más de 1.000 millones de dólares anuales. Además, empresas pequeñas empezaron a servir, al igual que muchos servicios, como restaurantes y otros. Lo importante es que se genera trabajo. Y proveedores pequeños han ido creciendo”, continuó.

“¿Hemos tenido inconvenientes? Sí. ¿Hemos tenido que imponer multas? Sí. Pero creo cuando aunamos esfuerzos entre el Estado, el trabajador; y la legislación empieza a defender lo que es de uno, se dan las condiciones y se mejora la situación”, afirmó.

“Tenemos pasión de la minería, queremos que se desarrolle y nos gustaría que tengan las mismas oportunidades que en San Juan. La minería responsable y sustentable es posible con la participación de todos”, finalizó.

Política de Estado

Por su parte, el diputado Espejo hizo hincapié en los aspectos legales que establecen el cobro de las regalías mineras, “que son los principales ingresos del Estado”.

“En San Juan la actividad minera es política de Estado -dijo Espejo-. Sancionamos leyes de manera permanente relacionadas con la minería y con los fondos mineros. Tenemos una importante cantidad de fondos que ingresan de manera directa por la minería, y e indirecta, como los impuestos, tal el caso de Ingresos Brutos que tiene una amplia repercusión en el PBI de San Juan”, explicó.

Agregó que “como es política de Estado tenemos un Ministerio de Minería, pero también un Ministerio de Ambiente porque le damos mucha importancia al ambiente. Este Ministerio tiene toda la capacidad y la estructura para controlar, y funciona en uno de los centros cívicos más grandes y modernos que tiene el país”.

En cuanto a las regalías agregó que “se coparticipan a los municipios, y a cada uno de los que están donde se ubica el yacimiento le corresponde el 33% del monto total de la regalía”.

Y en relación con las exigencias ambientales dijo que “cada proyecto es sometido a una audiencia pública con mucha participación de todos los sectores y por supuesto de los municipios involucrados”.

“Se les exigió a las empresas mineras que hagan planes de desarrollo sustentables, lo que ha llevado a generar programas para capacitar a empresas locales para proveer bienes y servicios, para la agricultura, para la pequeña minería. Estos aportes son obligatorios y controlables”, dijo.

También habló de la generación de fideicomisos, y de “aportes a los clubes de San Juan, para las carreras relacionadas con la minería, tanto a nivel universitario y terciario, aporte que es cobrado a las empresas contratistas de las mineras”.

Te puede interesar