Agotamiento de faenas de cobre lleva a excedentes en el mercado de su insumo clave

Chile. De importadores a exportadores se espera que avance Chile en la producción de ácido sulfúrico, insumo básico para la minería del cobre, pero que también se utiliza en otras industrias como la papelera.
planta-tostacion-pirita-acido-sulfurico-codelco
planta-tostacion-pirita-acido-sulfurico-codelco

Y es que de acuerdo al estudio “Mercado Chileno del ácido sulfúrico al año 2026”, realizado por la Comisión Nacional del Cobre (Cochilco), en cuatro años más se espera que dicho mercado cambie definitivamente de deficitario a excedentario; adelantándose así dos años respecto a la estimación anterior. Al tiempo que ve que hacia el 2026 se alcance un excedente de 33,4% de la producción actual de ácido y un 29,4% de la producción futura del insumo.

Para este año se espera que el consumo alcance las 7,42 mil toneladas, mientras que la producción bordeará las 6 mil toneladas.

“A pesar de este variado grupo de consumidores, el consumo de las industrias no cobre son relativamente constantes en el tiempo, por lo cual es posible inferir que la declinación en el consumo a solo 4,04 millones de toneladas de ácido sulfúrico al 2026 tendrá como causa principalmente al agotamiento de recursos de cobre lixiviable, así como por el cierre de operación de algunas faenas de cobre que utilizan este ácido hacia fines del próximo decenio. En efecto, si actualmente existen 32 operaciones productoras de cátodos SxEw (que sirven para fijar el precio internacional del cobre metálico), hacia el 2026 solo quedarán 27. En todo caso, es necesario aclarar que, a pesar de que esto provocará una menor producción de cátodos SxEw, la producción total de cobre de Chile igualmente se verá aumentada, ya que el cobre electro-obtenido será reemplazado por una mayor producción de concentrados”, explica el vicepresidente ejecutivo de la estatal, Sergio Hernández.

De acuerdo al estudio, en el corto plazo -es decir, para los próximos dos años-, se espera que el consumo local de este insumo se mantenga con un crecimiento estable de 2,5%; mientras que en 2019 habría un peak de consumo de 7,95 millones de toneladas, el cual sería el último máximo a registrar en la próxima década.

“El peak de consumo para el año 2019 se debe principalmente a la disminución de ley de los minerales de cobre lixiviables. También lo explica la entrada en operación de algunos proyectos de reposición en base a tratamiento de ripios, los cuales requieren mayores consumo de ácido, aunque alcanzarán inferiores producciones de cobre”, indican.

Posteriormente, el consumo caería de forma precipitada hasta las 4,04 millones de toneladas estimadas para 2026.

Según explica Hernández, se trata de un nuevo escenario donde Chile se transformará en un exportado de acido sulfúrico. Todo, como resultado de la disminución del consumo, debido al natural cierre por razones geológicas de operaciones productoras de cátodos SxEw. “El aumento en la producción interna de este ácido será marginal, ya que solo está asociado a aumentos de captación de gases de los complejos FURE del país, más el leve aumento de producción proveniente de la Fundición Nueva Paipote”, comentó el vicepresidente ejecutivo de Cochilco.

Y siguió: “Más allá de analizar la disminución de las importaciones de este insumo, es necesario anticiparse a este mercado excedentario que complicaría al productor obligado de ácido, planteando la necesidad de nuevos destinos de exportación de su ‘subproducto’”.

Así, se estima que la producción de ácido sulfúrico seguirá creciendo en la próxima década, principalmente proveniente de los gases industriales. Así, si los gases de fundición representan actualmente un 89% de participación en la producción, los gases industriales se quedarán en el futuro con casi un 8% de participación. Pulso, Chile.