Caputo sondea activos para desembarcar en el negocio petrolero

La constructora que conduce Nicolás Caputo evalúa hacer pie en el segmento de servicios petroleros, en especial en el área de perforación. Reunión con referentes del sector para interiorizarse de la realidad de la industria.
Caputo-Macri

Desde que su amigo Mauricio Macri llegó a la presidencia de la Nación, Nicolás Caputo acentuó todavía más su bajo perfil, un rasgo ya característico en él, y se enfocó en los negocios de la empresa familiar, Caputo SA, que controla la constructora homónima y compañías en otros rubros (financiero, industrial, real state). A esa lista podría sumarse, en el corto plazo, el negocio de los hidrocarburos. Caputo tiene intenciones de desembarcar en el campo de los servicios petroleros. En los últimos tres meses, representantes del holding se reunieron con ejecutivos y empresarios del sector en busca de oportunidades en el segmento de servicios petroleros, en especial en los vinculados a la perforación de pozos, según indicaron a EconoJournal tres fuentes sin contacto entre sí.

“El potencial de Vaca Muerta genera una especie de magnetismo hacia afuera que capta el interés de empresarios ajenos a la industria. Fundamentalmente, porque hoy hay empresas de servicios que no atraviesan un buen momento y están dispuestas a desprenderse de sus activos por montos relativamente bajos comparados con los de otros años”, analizó el vicepresidente de una petrolera.
Los grandes jugadores del negocio de proveedores de equipos de perforación están inmersos en una situación económica-financiera delicada. La caída del precio del crudo, que a nivel global se registró a mediados de 2014 pero que en la Argentina empezó a sentirse con fuerza en 2016, repercutió en una reducción de las tarifas de servicios y en el deterioro de las condiciones comerciales de las compañías. De ser aliados estratégicos de las empresas productoras (YPF, Pan American Energy, Total, Chevron, Sinopec y Pluspetrol, entre otras), las empresas de servicios pasaron a tener que pelear por cada dólar que facturan.

Esa situación repercutió en las finanzas de empresas como San Antonio, DLS, SP, Quintana, Nabors, H&P y Emepa, los grandes referentes entre los proveedores de equipos. Representantes de Caputo SA, que cotiza en la Bolsa de Comercio y en el tercer trimestre de 2017 registró una ganancia de $ 180,45 millones, estuvieron averiguando sobre la realidad de algunas de esas compañías, aunque aún no existe una negociación formal en marcha.