Desde OSAM consolidamos el bien común

La Secretaria de Acción Social y Turismo de AOMA, Rosa del Valle González, ofrece su opinión en torno a la obra social y las acciones recreativas que ofrece esta entidad gremial.
Aoma Rosa Gonzalez OSAM

En esta comunicación anual que nos permite la revista "El Obrero Minero", queremos profundizar el valor que posee para nuestra organi­zación el apoyo y acompañamiento de nuestros afiliados y su familia.

Para quienes llevamos adelante esta tarea de coordinar y dirigir la Obra Social de la Actividad Minera, es un gran honor saber que estamos en este puesto para darle respuesta a nuestros compañeros y compañeras que anhelan un correcto y eficiente servicio de prestaciones médicas de la presencia social y recreativa de AOMA.

Los trabajadores a través de sus organizaciones sindicales decidieron asumir el desarrollo de estructuras sociales que dieran respuestas a la problemática de la salud y sus inquie­tudes recreativas. Este es nuestro horizonte irrenunciable desde la Secretaría de Acción Social y Turismo.

Vale destacar que desde su fundación, en octubre de 1953 hasta el presente, se instaló nuestra organización y concentró el centro de la escena a la clase trabajadora de la industria minera y fortaleció desde su inicio su conciencia de clase.

Es decir que, los trabajadores mineros concentraron su fuerza y convicción para parir la entidad que hoy sustentamos con orgullo y le dedicamos tiempo y pasión.

Por eso, ante todo, en cada 28 de octubre, rendimos un cálido y profundo homenaje a todos los que forjaron AOMA y luego OSAM. Gracias a esos pioneros hoy podemos disfrutar de una entidad gremial activa, dinámica, participativa, robusta y que da respuesta a todos los afiliados que componen nuestra organización.

Aprendimos y nos esforzamos para trabajar en equipo. Que cada integrante de nuestro servicio se esmere para satisfacer y responder a las exigencias y problemáticas que nos demanda esta actividad. Lo hacemos con afecto y compromiso. Esto está asegurado. Nuestra gente lo demues­tra con dedicación y responsabilidad.

La consigna innegociable que signi­fica bregar por el bienestar de nuestros compañeros y se inspira en una mirada que se posiciona en el centro de los protagonistas de esta actividad industrial. Desde la convic­ción de luchar siempre en la preser­vación de la fuerza del trabajo y de más beneficios a cada familia.

En ese marco del desarrollo de AOMA - OSAM somos los respon­sables de la satisfacción de los derechos esenciales y del crecimiento de las estructuras que ofrecen salud y bienestar de vida. Existimos porque nuestra consigna es la de bregar una mejor calidad de vida para las mine­ras y los mineros del país.

Satisfaciendo esas demandas, los trabajadores decidieron que cada cuatro años se resuelvan quienes son los depositarios de la confianza para conducir los destinos de esta entidad sindical.

El fortalecimiento de nuestra organización se construye día a día desde la participación de los afiliados que, con aportes desde el salario, en forma constante, son quienes aseguran la cadena de solidaridad que son sostenidos con criterios de equidad y solidaridad.

Desde esta premisa nos permiten tener una obra social ordenada y equilibrada. Que se resiste a que los vaivenes de la economía nacional perforen las defensas que la organiza­ción lleva adelante para resguardar los dineros y las prestaciones.

No nos equivocamos si afirmamos que AOMA-OSAM, en definitiva trabajadores y sindicato aparecen amalgamados en una unidad conceptual, que es también operativa, organizacional, con el consecuente desarrollo de instituciones que se consolidan en el objetivo del bien común. Resaltando lo que dice nuestro secretario general Héctor Laplace "buscando siempre una mejor calidad de vida para nuestros compañeros".

Para confirmar este concepto, noso­tros, desde la administración y cada afiliado, desde el acompañamiento, debemos ejercer control, diálogo e interés para que entre todos cumpla­mos la consigna de estar mejor.

OSAM está equilibrada. Presente en cada requerimiento de los afiliados y sus familias. Para que esto ocurra existe un permanente seguimiento a los factores financieros, operativos y de organización. Esto permite en cada período de la gestión administra ti va generar el consecuente incremento en el número de afiliados y la calidad de las prestaciones médicas.

La demanda concentrada en los beneficiarios de nuestra obra social tracciona la creciente oferta de servicios de atención médica que se organiza a través de profesionales de la salud, sanatoriales, farmacéuticas y de producción de insumos médicos y medicamentos conformándose así un correcto funcionamiento prestaciones.

También cabe destacar que paralela­mente a la generación de servicios de salud propios, existe una fuerte inversión y facilitación para acceder al turismo social, hotelería, y de espacios propios para que funcionen sedes y subsedes de nuestra entidad en forma regular y efectiva.

Año tras año en épocas regulares determinadas para el tiempo vacacio­nal o fuera de temporada, los hoteles de AOMA conforman una importante faceta que está presente para el descanso de los afiliados. Mar, montañas, lagos, sierras y ciudades importantes, son un destino real para los trabajadores mineros argentinos y sus familias.

La mano de nuestra Obra Social y la Acción de nuestro gremio crece cada año. Prueba de ello es que en los últimos meses del año 2016 se agregó a la oferta hotelera de AOMA­OSAM, la Hostería "Estepa Patagónica" en la ciudad de El Calafate, provincia de Santa Cruz. Ya en este año, en la ciudad de Berrotarán, en la provincia de Córdoba, AOMA central adquirió la sede que funcio­nará allí para llevar presencia y prestaciones médicas. Una gran cantidad de afiliados y sus familias han cumplido un sueño de tener un predio propio para reunirse. Posteriormente se procedió a la inauguración de la sede de la seccional Mina Aguilar en San Salvador de Jujuy, donde funciona un

residencial para la familia de los compañeros de esta secciona! y allí mismo, la representación de la organización. Cumpliendo, de esta forma, un viejo anhelo de los compañeros del Aguilar. Por último, y llevando a cabo lo prometido desde la conducción nacional y local, se refaccionó la sub sede de Albardón, en la provincia de San Juan. Se edificó un inmueble de primera calidad y con un destino social que excede a nuestra organización. Estamos muy orgullosos de crecer. Estamos muy satisfechos de concretar obras en forma conjunta, con esfuerzo, pasión y racionalidad.

En definitiva, compañeros y compa­ñeras, esto es AOMA. Esto es la Obra Social de la Actividad Minera Argentina. Con errores y aciertos avanzamos y nos fortalecemos. Es una tarea difícil pero que se puede mantener gracias al apoyo de nuestra gente.

Los avances y logros están a la vista. Por eso les damos las gracias y los alentamos a seguir adelante, suman­do ideas y sugerencias. Las críticas son bienvenidas. Juntos hacemos una entidad mejor. Siempre unidos y solidarios para garantizar el éxito. Hasta pronto.