Cambios en el mapa petrolero Tras la compra de Sinopec, Galuccio va por una petrolera de Mindlin

Vista Oil & Gas, la operadora creada por Miguel Galuccio, está muy cerca de quedarse con la participación de Petrolera Entre Lomas, que produce más de 8000 bep en la cuenca Neuquina y es controlada por Pampa Energía, el holding de Marcelo Mindlin.
galucio petrolera

Vista también podría quedarse con la participación de Pluspetrol.

Vista Oil & Gas, la petrolera creada por Miguel Galuccio, está cerca de quedarse con el control de Petrolera Entre Lomas (PELSA), séptimo productor de crudo de la Argentina. Vista presentó una oferta para adquirir la participación de Pampa Energía, controlante de Entre Lomas con un 47% de su paquete accionario. Las negociaciones con el holding del empresario Marcelo Mindlin están avanzadas y podrían cerrarse en las próximas semanas, aseguraron a EconoJournal fuentes privadas al tanto de la operación. Desde Vista no realizaron comentarios. El 53% restante de la composición accionaria de PELSA está en manos de Pluspetrol, que también podría ceder su porcentaje en una segunda instancia si la negociación con Pampa prospera.

Entre Lomas explota el yacimiento homónimo en la cuenca Neuquina, en el límite de Río Negro con Neuquén, y otros tres bloques en la región (Bajada del Palo, Charco del Palenque y Jarrilla Quemada). En conjunto, produce 1330 metros cúbicos diarios (m3/d) de petróleo (más de 8000 barriles diarios de crudo) y 1,5 millones de m3/d de gas, según datos de octubre del IAPG. Con esos números es el séptimo lugar del ranking de mayores productores de crudo y el décimo entre los principales jugadores de gas.

Vista Oil & Gas se impuso hace 20 días en el proceso de venta de los activos de la petrolera china Sinopec en Santa Cruz, en la cuenca del Golfo San Jorge, con una oferta cercana a los US$ 600 millones. Restan detalles para que esa negociación se formalice de manera oficial.

Si concreta la adquisición de Entre Lomas, la petrolera del ex presidente de YPF pondría pie también en la cuenca Neuquina, donde no sólo apuesta por agregar valor en campos convencionales maduros de petróleo, sino que también podría evaluar la extracción de shale oil de Vaca Muerta (los primeros trabajos exploratorios en Bajada del Palo fueron alentadores). Si cierra exitosamente ambos procesos, la operadora de Galuccio se convertiría en el tercer mayor productor de petróleo del país, sólo por detrás de YPF y Pan American Energy (PAE).

Miguel Galuccio aspira a quedarse con los activos de Sinopec y Entre Lomas.

Aún así, allegados a Pampa Energía advirtieron que las negociaciones con Vista son todavía incipientes. “Aún no hay nada definido”, aclararon.

Lo concreto es que, si su estrategia se materializa, Vista Oil & Gas se convertirá en un vehículo para que capitales mexicanos, de Medio Oriente y de inversores institucionales de EE.UU. y Canadá ingresen al alicaído negocio argentino de Oil & Gas. La petrolera fundada por Galuccio se financió bajo el paraguas del primer SPAC (Special Purpose Acquisition Company) en la Bolsa de Valores Mexicana. El SPAC es un instrumento novedoso -articula conceptos del mundo financiero con otros del universo petrolero- que le permitió a Vista conseguir el respaldo de capitales de distintas partes del mundo.

Para Pampa Energía, la venta de su participación en PELSA podría enmarcarse en la estrategia de priorizar el desarrollo de gas en otros campos como Rincón del Mangrullo, Río Neuquén y Sierra Chata.