Transparencia en la industria extractiva: gestion responsable de los recursos petroleros, gasiferos y mineros

La Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI) es un estándar global para promover la gestión abierta y responsable de los recursos petroleros, gasíferos y mineros; y llega a la Argentina con un claro objetivo: mejorar la transparencia de la información que se genera desde la industria extractiva y llevar a cabo una mejor difusión de la misma.
logo-pwc

El objetivo de la norma es abordar los asuntos clave de los sectores involucrados en la extracción de recursos naturales (petrolero, gasífero y minero principalmente), a través de la divulgación de información sobre otorgamiento de contratos y licencias, producción, recaudación de impuestos, asignación de ingresos, contribución social y económica, y su impacto sobre los recursos y el beneficio público.
Tiene como metas identificar riesgos de administración, estimular el debate y las reformas basándose en datos p úblicamente disponibles; mejorar la inversión y el desarrollo de la industria y asegurar que las partes interesadas puedan supervisar la publicación de datos. En cada uno de los países implementadores de esta iniciativa, el EITI está respaldado por una coalición entre gobierno, empresas y la sociedad civil (“Grupo multipartícipe”).
El EITI cuenta con 12 principios fundamentales que abordan el cuidado y el uso prudente de los recursos naturales, el beneficio ciudadano, la rendición de cuentas y la participación de los actores involucrados para la toma de decisiones (incluyendo gobierno, empresas y sociedad civil).
Los requisitos de transparencia y rendición de cuentas del EITI incluyen la divulgación de información relacionada a:
• Ingresos gubernamentales procedentes de la industria extractiva.
• Pagos de las empresas al gobierno, desagregado por flujo de ingreso, compañía y proyecto.
• Indicadores que cubren datos contextuales y financieros relacionados a la producción, exportación, aporte al PIB, porción de la producción correspondiente al Estado, enlaces a registros de contratos y licencias, entre otros.
• Indicadores sobre datos no financieros como equidad de género, impactos sociales y ambientales, entre otros.
Actualmente, más de 50 países son implementadores de esta iniciativa, con un promedio de 9 entidades gubernamentales y 50 empresas de la industria extractiva alcanzadas en cada nación para el reporte de información.
Confiabilidad de la información publicada: el Administrador Independiente
Dentro de los requisitos del estándar EITI, se indica que el “Grupo multipartícipe” de cada país, debe asegurar que el proceso de presentación de la información sea riguroso, completo y confiable y para ello, esta coalición debe designar bajo la figura de “Administrador Independiente”, a una compañía que se encargue de conciliar los datos sobre ingresos y egresos de flujos financieros entre empresas y gobierno, y describa cómo la información reportada ha sido verificada o auditada en las instituciones que reportan información en el país, entre otras tareas.
Es requisito fundamental que el “Administrador Independiente” sea percibido tanto por el “Grupo Multipartícipe”, como por la sociedad en general, como creíble, confiable y técnicamente competente. Es por eso que la independencia y trayectoria de este actor es una clave fundamental para el éxito de la iniciativa. La iniciativa prevé un informe anual en el que se vuelcan los datos recabados y se comparte con la Sociedad la información en forma pública y abierta al fin de colaborar en la transparencia del proceso.
EITI en Argentina
En febrero de 2016, Argentina firmó el convenio para la implementación del programa “Hacia una Minería Sustentable (HMS)”, entre la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM) y la Mining Association of Canada (MAC), iniciativa que fija estándares internacionales de calidad y control para garantizar una actividad minera responsable, transparente y confiable.
Además, en el mismo año se presentó el Portal de Datos Abiertos del Ministerio de Energía y Minería (MINEM), con el objetivo de hacer públicos los datos del sector del petróleo y el gas, mediante su publicación en formatos abiertos para ser distribuidos entre la ciudadanía.
Desde entonces, el gobierno y las cámaras empresariales vienen manifestando su intención de implementar el Estándar EITI en el país, y llevaron a cabo distintos avances a nivel institucional para su concreción.
Cámaras empresariales, compañías de primer nivel, prestigiosas universidades y reconocidas organizaciones de la sociedad civil integran el “Grupo multipartícipe” en el país, formalizado el 12 de diciembre de 2018; con una ambiciosa agenda y plan de trabajo para la implementación de la iniciativa.
El 27 de febrero de este año, Argentina fue admitida en el EITI, y el gobierno se comprometió a garantizar la divulgación íntegra de la información en toda la cadena de valor de las industrias extractivas.
La meta para la presentación del primer informe fue definida, con fecha límite el 27 de agosto de 2020.
Según el Formulario de solicitud de Candidatura a EITI Argentina, el proyecto se llevará a cabo en 2 etapas:
• En la primera, el Informe tendrá como alcance la información correspondiente al nivel nacional de gobierno y toda aquella información que el “Grupo multipartícipe” pudiera obtener o estuviere disponible a nivel provincial.
• En la segunda etapa, el alcance incluirá la información requerida de todas las provincias que poseen industrias extractivas significativas en sus territorios, y que manifiesten voluntariamente su adhesión.
Esta división por etapas se considera necesaria para superar las barreras de implementación que surgen de las diferencias de los marcos jurídicos y tributarios entre las provincias, entre otras cuestiones.
El Estándar EITI y el Desarrollo Sostenible
La retroalimentación entre gobiernos, empresas y sociedad civil, juega un rol esencial para que la industria extractiva logre un impacto positivo en el desarrollo económico y social de un país.
Los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), instrumentos definidos por la ONU en el marco de la Agenda 2030 para poner fin a la pobreza, proteger el medio ambiente y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad, son reconocidos en los Informes de Progreso del EITI.
El ODS 16 Paz, Justicia e Instituciones fuertes, y el ODS 17 Alianzas para lograr objetivos, son especialmente abordados por la misión del Estándar EITI, con impacto sobre las siguientes metas:
• Crear instituciones eficaces y transparentes (meta 16.6)
• Garantizar las decisiones inclusivas, participativas y representativas (meta 16.7)
• Aumentar la disponibilidad de datos oportunos y fiables (meta 17.18)
Además, cuestiones relativas a equidad de género, impacto social y cuidado del medio ambiente también son abordadas por el estándar, y amplían los ejes de impacto sobre los ODS.
Una correcta implementación del Estándar EITI puede generar importantes contribuciones para el cambio y la reforma de políticas, mientras que, en paralelo, permitiría afianzar el compromiso de la Nación con los Objetivos del Desarrollo Sostenible.
Nuestro país se encuentra ante el importante desafío de transparentar la información sobre su industria extractiva, que, sin dudas, constituye una excelente oportunidad para el crecimiento del sector y el afianzamiento de las políticas en el marco del compromiso nacional de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.
NOTA En la página oficial (www.eiti.org) se pone a disposición la información reportada por cada uno de los países implementadores. El estándar cuenta con una Política de Datos Abiertos, con la que cada país implementador del EITI debe cumplir. 

Diego López, socio de PwC Argentina de Risk Assurance Services & Sustainability; Fernando Isler, socio de PwC Argentina especialista en Auditoría Interna y Leonardo Viglione, socio de PwC Argentina líder de la Industria Minera

Te puede interesar