Agua desalinizada, fajas humedecedoras e inmensos domos para controlar el polvo en Tía María

Las voladuras en Tía María, proyecto minero de US$1,400 millones de Southern, durarán cinco segundo o menos, y serán realizadas “una cada dos días” y bajo un esquema de diseño que permite dirigir “la fuerza de la explosión” hacia la mina y la fracturación de mineral, “que es lo que nos interesa para conseguir un proceso a menor costo.
voladura-codelco


Las voladuras en Tía María, proyecto minero de US$1,400 millones de Southern, durarán cinco segundo o menos, y serán realizadas “una cada dos días” y bajo un esquema de diseño que permite dirigir “la fuerza de la explosión” hacia la mina y la fracturación de mineral, “que es lo que nos interesa para conseguir un proceso a menor costo (piedras más pequeñas, mejor chancado y moliena)”, explicó Raúl Jacob, vicepresidente de Finanzas de la minera de Grupo México, en un desayuno organizado por la Cámara de Comercio Canadá-Perú esta mañana.

“El polvo es un problema de seguridad en las operaciones mineras”, expresó el ejecutivo. “Y por tanto vamos a usar microcargas con un impacto externo muy bajo”. Refirió que quienes conocen el mundo de la gran minería saben que a 500 metros de una coladura “uno no se entera de nada”. “A mí me ha pasado que cuando estoy en Cuajone hay voladura generalmente a la hora del almuerzo y yo ni me entero”, relató.

Con todo, sostuvo que las voladuras no comenzarán de inmediato en Tía María. “Primero abriremos el tajo de La Tapada con maquinaria para los primeros 125 metros  de profundidad antes de empezar con la voladura diseñada de forma que el polvo no salga de la mina”, esclareció.

Para controlar el polvo en la misma operación, manifestó que Southern utilizará camiones mineros cisterna, que recorren los caminos mientras los van irrigando. Esto lo harán con agua de mar desalinizada, y también utilizarán un sistema de fajas que humedecen el mineral. Y, finalmente, para almacenarlo construirán inmensos domos, como los que hay en Cuajone (Moquegua) y Toquepala (Tacna).

No obstante, dijo Raúl Jacob que Tía María goza de una ventaja natural poco difundida pero confirmada por varios estudios, y es que el viento sopla del mar hacia el desierto y  no hacia el valle de Tambo, en la provincia de Islay, región Arequipa, en donde se planea construir Tía María, una vez se mejore el contexto social.

El proyecto de cobre Tía María ha conseguido su licencia de construcción y muchos ignoran aún que este proyecto construirá una gigantesca planta desalinizadora con capacidad para procesar 20,000 m3 de agua de mar al día, casi veinte veces la capacidad de procesamiento de la termoeléctrica Fenix, en Chilca. La inversión que planea ejecutar en esta planta Southern ronda los US$100 millones. No utilizará ni una sola gota del valle de Tambo.Tía María es un proyecto minero que procesará óxidos de cobre de los yacimientos La Tapada y Tía María. El punto más próximo del proyecto al valle de Tambo se encuentra a una distancia de aproximadamente 3km, en el distrito de Cocachacra, provincia de Islay, región Arequipa.

Te puede interesar