Salta: Diputados reclaman un fondo de garantía para las empresas

Piden que el Banco Macro y el Gobierno aseguren la actividad productiva.
diputadosreclaman

Diputados de distintos sectores políticos y referentes de las instituciones productivas de Salta se reunieron ayer para buscar herramientas que garanticen la continuidad de las empresas, con el consecuente mantenimiento de puestos de trabajo, en la pospandemia por el COVID-19, y sugirieron la creación de un fondo de garantías avalado por el Gobierno y el Banco Macro, como agente financiero de la provincia.

En diálogo con El Tribuno, el diputado provincial por Ahora Patria, Carlos Zapata, explicó que el encuentro se gestó «al ver que desde el Ejecutivo no hay medidas ni análisis en conjunto con la oposición» para ver qué va a pasar después de que termine el aislamiento social como consecuencia del coronavirus. «Nos juntamos diputados de distintos partidos, pero no hay un interés opositor, sino tratar de ayudar al sector privado productivo».

Zapata explicó que durante el encuentro los legisladores se interiorizaron sobre la situación del sector productivo.

Desde la Unión Industrial se planteó la necesidad de un apoyo concreto por parte del Gobierno provincial a las gestiones que vienen haciendo directamente en la Jefatura de Gabinete del Gobierno nacional para reactivar y sostener la actividad productiva de Salta. «Tienen cadenas de pago cortadas y deben seguir cumpliendo con sus obligaciones salariales, impuestos y servicios, pero la enorme mayoría no puede acceder al financiamiento bancario porque las condiciones son muy complejas y no contemplan la situación extraordinaria», explicó Zapata.

«La salida de esta crisis es mantener vivas a las empresas y emprendedores y, para eso, necesitan recursos financieros para normalizar su capacidad de pago», afirmó, y consideró que ese «financiamiento debería llegar a través del Macro».

El diputado explicó que «nuestra propuesta es que la Provincia, con un límite fijado por los montos que percibe, como por ejemplo por el arrendamiento de Salta Forestal, garantice créditos para mantener vivas a las empresas, muchas de las cuales ya no son sujetos de crédito».

Del encuentro participaron los diputados Héctor Chibán, Cristina Fiore, Gladys Moisés, Manuel Santiago Godoy y Ramón Villa, junto a los representantes de la Unión Industrial de Salta, de la Cámara de Comercio, de la Cámara de Proveedores de Servicios Mineros, de la Sociedad Rural Salteña y de la Cámara de Minería.

Período de gracia de hasta un año

El proyecto de fondo de garantías que impulsan los diputados contempla líneas de crédito especiales de apoyo y, sobre todo, en condiciones favorables de interés y en períodos prolongados de plazos antes de empezar con la devolución.

“El Banco Macro debería ampliar el período de gracia, tres meses no alcanza”, afirmó Zapata, y agregó que “lo necesario es un período de, al menos, seis a doce meses”.

Zapata justificó que “si (las empresas) tienen que empezar a devolver al tercer mes ni siquiera sabemos si ya van a estar produciendo para entonces y, si lo hacen, van a tener muchos compromisos que cumplir y el más importante es con los empleados”.

“El Gobierno no puede condicionar una medida de estas características a un análisis económico del impacto que pueda tener, sino que tiene que proyectar el impacto social de las miles de personas que podrán conservar su empleo”, concluyó el diputado.

El Tribuno

Boletín de noticias