Mina de Andacollo: la empresa se presentó en concurso de acreedores

Trident Southern Explorations de Argentina reveló un listado con deudas millonarias a más de 200 proveedores y culpó por "accionar negligente" al anterior presidente de la firma. Aseguró que "la carencia de recursos líquidos para la operatoria es casi total".
mineria-1

Trident Southern Explorations de Argentina SRL, la empresa que tiene el usufructo de la mina de oro y plata de Andacollo, se presentó en la justicia comercial para iniciar un concurso de acreedores ante la carencia "casi total" de dinero para cumplir con sus obligaciones de pago. Se trata de la firma que adeuda dos meses de salarios a 240 trabajadores que hoy están cortando la ruta en Arroyito a modo de reclamo.

 La empresa se presentó el miércoles en el juzgado comercial de feria y pidió la apertura de la feria judicial para que se tramite su caso, lo que fue aceptado. En el expediente adjuntó un listado con más de 200 proveedores a los que adeuda sumas en pesos argentinos, pesos chilenos y dólares estadounidenses.

Según los registros, entre las principales deudas está una de 8,7 millones de pesos con la AFIP y otra de 3,7 millones de pesos con el EPEN. A la estatal Cormine, dueña de los yacimientos provinciales, le debe 1,9 millones de dólares.

Trident justificó que la empresa venía con problemas desde antes de la crisis del coronavirus e incluso mencionó que el resultado de las PASO de 2019 y la victoria del Frente de Todos "en contra de todos los pronósticos" generó "una inestable situación financiera que afectó seriamente el desarrollo del Proyecto".

También planteó que las restricciones cambiarias impuestas hacia finales del año por el presidente Mauricio Macri hicieron que la empresa se viera obligada "de un día para otro" a “convertir” los dólares obtenidos de los inversores para la financiación del Proyecto a pesos argentinos.

"Como es obvio, la paralización de la actividad con motivo de la crisis global del COVID-19 agravó la situación, dificultando aún más las perspectivas de avanzar en las fases siguientes", afirmaron.

"Se ha arribado a un punto en que la carencia de recursos líquidos para la operatoria es casi total y el cumplimiento de obligaciones básicas como el necesario (y costoso) mantenimiento de las instalaciones y el pago de la nómina laboral únicamente ha venido manteniéndose al día debido a los aportes del accionista mayoritario", se indica en el expediente.

Trident ganó la licitación para el usufructo de la mina por 25 años en septiembre de 2016. El contrato lo firmó el presidente de Cormine, Martín Irigoyen, con el entonces presidente y único socio visible de la firma, Mischa León Aleksander, quien a principios de este año fue removido de su cargo.

En la presentación del concurso, el gerente Guillermo Salvatierra afirmó que "quedaron al descubierto maniobras de su parte con clara y grave afectación del interés social" que incluyeron el "desvío de fondos a empresas radicadas en Santiago de Chile de las cuales él es accionista mayoritario y la compra de maquinaria obsoleta e inutilizable para el Proyecto a un precio muy superior al de mercado".

La empresa se encuentra negociando con la provincia y los representantes de los trabajadores el pago de los salarios adeudados en un proceso de mediación que inició el Ministerio Público Fiscal.

 Piden que se investigue a funcionarios y la empresa

Los abogados integrantes de la Defensoría Popular Jaime De Nevares de Chos Malal advirtieron sobre la presunta comisión de ilícitos de parte de Trident y las autoridades de control. La empresa adeuda los salarios de 238 trabajadores.

Los abogados que integran la Defensoría Popular Jaime De Nevares de Chos Malal plantearon hoy la necesidad de que se investigue si funcionarios del gobierno provincial y la empresa Trident Southern Explorations cometieron "ilícitos" para llegar a la incertidumbre actual por el futuro de la mina de oro de Andacollo y los salarios de 238 trabajadores.

"El Ministerio Publico Fiscal debe iniciar las investigaciones penales que correspondan para ventilar si, en toda esta situación, no estamos frente a la comisión de ilícitos penales por parte de los empresarios responsables de la concesión y los agentes públicos que deben controlar el estado del yacimiento", advirtieron hoy en un comunicado.

En el texto recordaron que la firma se hizo con el usufructo del proyecto en septiembre de 2016 y que, desde entonces, "los giros de la empresa fueron para mantener un nivel de actividad mínimo". "En los casi cuatro años de la concesión, estuvieron en producción activa solamente tres meses", plantearon.

"La fiesta duró mientras las restricciones a la salida e ingreso de dólares de nuestra economía nacional fueron liberadas por el gobierno de Mauricio Macri. Estos capitales le sacaron su debido jugo a la concesión, pero no justamente en oro: la lógica especulativa prima antes que la producción misma. Es más rentable tener la concesión que ponerla en producción. Y así fue", cuestionaron.

Trident, una firma cuyo único socio al inicio de la concesión era el suizo Mischa León Aleksander, había comprometido una inversión de 164 millones de dólares en los 25 años de contrato. Además, se comprometía a abonar un canon de explotación de 4,6 millones de dólares. Según el contrato de licitación, el dinero llegaría de un fondo de bienes raíces con sede en Estados Unidos.

En el comunicado que firmaron hoy los abogados Horacio Gil, Yanina Arévalo, Emmanuel Guagliardo y el diputado Mariano Mansilla, criticaron que "cuando, agobiado por la sangría de divisas que generó la enorme fuga de capitales descontrolada, el propio Macri reestableció el cepo al dólar, los inversores mineros acusaron rápidamente dificultades para girar, nada más y nada menos, que los fondos para pago de salarios". Según describieron, la pandemia del coronavirus sólo agravó una situación que ya se repetía desde hace meses.

El texto apunta también a las autoridades de Cormine, la empresa estatal dueña de los yacimientos mineros: "Nos hacemos la misma pregunta que se hacen los trabajadores, pero al mismo tiempo, gran parte de la comunidad neuquina que hoy asiste a este triste espectáculo: ¿estos capitales extranjeros de claro corte especulativo, fueron debidamente controlados?".

Los mineros todavía no cobraron los salarios de marzo ni los de abril. Hay en marcha una mediación del Ministerio Público Fiscal para intentar arribar a una solución del conflicto.

Boletín de noticias