Argentina combina el desarrollo nuclear con las renovable

El país avanza hacia un esquema multigenerador de energía. A la producción de petróleo y sus derivados (gas), y la creación de centrales termoeléctricas, retomará el desarrollo nuclear y las renovables (eólica y solar).
Planta-nuclear

La Secretaría de Energía de la Nación prorrogó hasta el 30 de junio próximo el plazo establecido para la suscripción de los contratos de abastecimiento de energía eléctrica renovable. Así, busca reactivar el sector que, a pesar del impulso que le dio la gestión anterior, no pudo poner en marcha todos los proyectos presentados en diferentes puntos del país.

Las renovables han logrado, en el tiempo que comenzaron a funcionar, sustituir importación de energía. Es por ello que el actual gobierno nacional apuesta a su reimpulso y expansión.

El actual secretario de Energía, Sergio Lanziani, también avaló el reinicio de las obras en el reactor nuclear de potencia CAREM 25 y en el edificio para el Almacenamiento en Seco de los Elementos Combustibles Quemados (ASECQ), como también el reacondicionamiento de la Central Nuclear Atucha I, que serán reactivadas por Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NA-SA).

“Estamos convencidos de que hay que continuar ejecutando nuestro Plan Nuclear para tener a la generación nucleoeléctrica como una de las reservas de potencia y energía. Este sector es fundamental para los intereses del país”, indicó el funcionario del gobierno de Alberto Fernández.

El Secretario recalcó que «en los momentos de crisis como este surge la importancia del rol del Estado y en el caso de la generación nuclear ello resulta clave».

Con esta decisión, se indicó, la empresa vuelve a posicionarse en la gestión de proyectos nucleares y reactiva obras públicas que estaban paralizadas debido a incumplimientos por parte de firmas contratistas. Este camino abre la posibilidad de aumentar el nivel de actividad, diversificar áreas de trabajo y generar proyectos a futuro.

Estas obras crearán empleos calificados e impactarán en la zona de influencia del Sitio Atucha, situado en la localidad de Lima, partido bonaerense de Zárate.

Energía renovable

En julio de 2019 se determinó la calificación de las ofertas presentadas, y en agosto de 2019 se resolvió la adjudicación de los contratos de abastecimiento, al tiempo que se invitó a los oferentes de las ofertas calificadas por la disposición 84/19, que no resultaron adjudicados por la disposición 91/19, a celebrar contratos similares hasta cubrir la potencia requerida adicional por cada tecnología aplicada.

De acuerdo con lo previsto en el pliego licitatorio, dentro de los 120 días hábiles posteriores a la adjudicación cada adjudicatario fue citado por CAMMESA para la suscripción del contrato de abastecimiento de acuerdo con las bases de la convocatoria.

El mismo pliego dispone que el incumplimiento de los requisitos exigidos para firmar en los plazos establecidos será causal automática de cancelación de la adjudicación realizada y de ejecución de la garantía de mantenimiento de la oferta.

El plazo de los 120 días hábiles posteriores a la recepción de la comunicación de las adjudicaciones previsto en el pliego venció el 24 de enero de 2020 para quienes fueron adjudicados por la disposición 91/19.

El Secretario de Energía señaló al respecto que “pese a las gestiones que vienen realizando para reunir todos los requisitos exigidos (complicados por el deterioro de las condiciones económicas y de acceso al crédito desde el año pasado), varios adjudicatarios aún no han podido acreditar el cumplimiento de las condiciones precedentes a la firma de los contratos, motivo por el cual resulta conveniente establecer una prórroga del plazo contemplado”, y que “a esos efectos se considera razonable establecer una prórroga hasta el 30 de junio de 2020”.

Te puede interesar