Anticipan que mineras enfrentan una crisis logística en América Latina por el COVID-19

Las interrupciones de la cadena de suministro causadas por la pandemia del COVID-19 presentan un riesgo creciente para las empresas mineras en América Latina.
mineria-en-peru

El suministro de insumos al sector se ha visto afectado por el confinamiento chino, que se prolonga ya por dos meses, mientras las medidas de cierre de fronteras y cuarentenas obligatorias orientadas a frenar la propagación de la enfermedad en América Latina ahora amenazan con exacerbar el déficit.

Si bien las mineras han respondido adquiriendo nuevos insumos y reforzando sus inventarios críticos, los analistas advierten que la prolongación de la pandemia podría reducir dichas existencias y obligar a suspender operaciones en minas.

SITUACIÓN EN DETERIORO

Calibre Mining indicó que los crecientes problemas logísticos en el suministro de consumibles, reactivos y otros suministros, sumados a un entorno global en deterioro, son los factores que explican su decisión de suspender operaciones en sus minas de oro nicaragüenses.

«Si bien tenemos consumibles y reactivos en el sitio para continuar operando, la capacidad para mantener abiertas las cadenas de suministro se deteriora cada hora mientras el mundo va cerrando fronteras y autoaislándose para aplanar la curva», explica el presidente ejecutivo del grupo, Russell Ball, en una teleconferencia.

El anuncio del miércoles se divulgó a pesar de que no se han confirmado casos de COVID-19 en ninguna de las dependencias de la compañía.

Si bien Nicaragua solo ha reportado dos casos de coronavirus, Ball puntualiza que las tasas reales probablemente sean mucho más altas y advierte que es solo cuestión de tiempo antes de que los empleados o habitantes de las comunidades cercanas se contagien.

IMPACTOS DEL CONFINAMIENTO

Si bien Nicaragua aún no ha impuesto restricciones significativas a la movilidad de las personas para combatir la pandemia, las medidas adoptadas en otros países de la región dificultarán el suministro.

En Perú, una cuarentena decretada por 15 días ha interrumpido los suministros y generado múltiples suspensiones y reducciones operacionales en minas, incluso en la mina de cobre Las Bambas.

«El transporte de concentrados y suministros críticos también se restringirá significativamente durante el período de emergencia nacional», señaló MMG, operador y propietario del 62,5% del proyecto, en un comunicado.

También se han implementado medidas similares en otras jurisdicciones mineras establecidas y emergentes como Argentina, Colombia y Ecuador.

RESPUESTA DE LA INDUSTRIA

Las mineras en América Latina han respondido a la amenaza emergente reforzando sus existencias de consumibles para garantizar continuidad de operaciones.

En Chile, la curífera estatal Codelco confirmó que había adquirido insumos como ácido sulfúrico antes del brote.

Barrick Gold, uno de los mayores productores de oro de la región, compró suministros y equipos para al menos tres meses, mientras que la minera de oro Torex Gold, que concentra sus actividades en México, mantiene suministros críticos para operar durante un período prolongado.

Newmont, cuyas operaciones incluyen minas en Argentina, México, Perú, Surinam y República Dominicana, conformó un grupo de trabajo de cadena de suministro para evaluar los potenciales riesgos y elaborar planes de contingencia a fin de adelantarse a posibles interrupciones.

Yamana Gold también está llevando a cabo una revisión de su cadena logística, que en algunos casos la ha obligado a recurrir a proveedores alternativos de materiales en el país.

En Brasil, el productor de mineral de hierro Vale ha ido un paso más allá al anunciar medidas para apoyar a pequeños proveedores afectados por las restricciones crediticias asociadas al coronavirus.

ANÁLISIS

Muchas compañías mineras no han reportado problemas significativos en la cadena de suministro a la fecha.

Las medidas tomadas para reforzar los inventarios de materiales y asegurar suministros de respaldo han dejado a la industria bien posicionada para continuar operando durante meses, en circunstancias de que las medidas de los gobiernos para combatir el COVID-19 lo permitan.

No obstante, la situación se está deteriorando a medida que más países van imponiendo bloqueos estrictos y cerrando fronteras.

Que la crisis de la cadena logística termine por afectar al sector dependerá de la duración de la pandemia, que aún no está clara.

Las compañías con minas en América Latina tienen un sólido historial de resiliencia, dijo a BNamericas Daniel Linsker, socio de la consultora Control Risks, a principios de marzo.

«Cuando uno está acostumbrado a lidiar con cierres, protestas e inestabilidad política, acumula un poco de todo, productos químicos y explosivos, etc, para tener capacidad de operar», explicó.

«Si la crisis se prolonga, terminaremos con alguna interrupción».

BNamericas

Boletín de noticias