El Gobierno endurece los controles y a quien circule sin permiso, se le secuestrará el auto, irá preso y se le abrirá una causa penal

Aberto se junta con las fuerzas federales.En Olivos, el Presidente analizará el estado de situación, tras el fin del feriado y una mayor circulación de vehículos en los accesos.
Fernandez

La imagen de los accesos con filas interminables molesta mucho a la administración nacional de Alberto Fernández​. Por eso, el Gobierno endurecerá los controles desde este miércoles, una vez finalizados los dos días de feriado, lo que hará que muchas personas intenten circular con una habitualidad parecida a la previa del dictado de la cuarentena.

 Por eso, la orden que emana desde la residencia presidencial de Olivos es que, quien circule sin permiso, se le secuestra el auto, va preso y se le abre una causa penal.

"Hay que apretar los controles. Que haya más presencia policial y de seguridad. Seremos inflexibles ante los que quieren circular como si en Argentina no pasara nada", grafica el funcionario que sigue al detalle tanto la evolución de los partes del Ministerio de Seguridad sobre los controles, así como los reportes del Ministerio de Salud, que ha mostrado este miércoles, en su parte oficial, que la pandemia arroja un saldo de "un total de casos confirmados en Argentina de 387, de los cuales 7 fallecieron".

Te puede interesar