Caleras trabajan para garantizar la potabilidad del agua en otras provincias

Las cales de San Juan sirven para la potabilización del agua de Buenos Aires, Santa Fe Córdoba y otras provincias del norte.
CALERAS-SAN-JUAN-5-800x400

Las caleras provinciales aseguran los insumos para que varias provincias argentinas potabilicen sus aguas en plena cuarentena. Ingresan camiones de afuera, pero sólo de forma transitoria para sacar la cal y con extremas medidas de seguridad.

Mientras el país y la provincia se paran, para cumplir con la cuarentena preventiva de la pandemia del coronavirus que se propaga por todo el mundo, en las caleras provinciales siguen funcionando para garantizar su producto que sirve como insumo para potabilizar el agua en varias provincias, para esto ya se desarrollaron varios operativos de máxima seguridad para que ingresen los camiones foráneos a retirar la cal, en medio del un cierre de fronteras impuesto por el gobernador para cuidar a la población sanjuanina de la proliferación del Covid-19.
Según indicó el ministro de Minería de la provincia, Carlos Astudillo, “la industria minera se ha detenido lo más que se ha podido para respetar la cuarentena dejando guardias mínimas en algunas industrias mineras para garantizar diferentes exigencias”.
Por un lado, el ingeniero Astudillo explicó que , “hoy en día tengo, inspectores en Veladero, ayer estuvieron en las calera y hoy (por ayer) salen también la policía minera hacia Gualcamayo a verificar cómo está la situación del personal y creemos que decir todo se ha comportado la altura de los acontecimientos”.
En ese fin recalcó que, “el Ministerio de Minería emitió dos resoluciones que después Nación en su última modificatoria, compartió. La primera tenía que ver con que las operadoras tenían que estar obligadas al cuidado de las minas y dejar personal para eso, más que nada en los diques de lixiviación, por qué no se pueden abandonar las minas de un día para el otro, porque no queremos ni cerrar las minas y porque teníamos que tener el personal suficiente para que todo esto se hiciera dentro de las normas ambientales no más adecuada y estrictamente posible”.
Astudillo informó en este contexto que, “Barrck tiene 600 trabajadores en mina, Gualcamayo tiene alrededor de 200 y las caleras están trabajando en su mínima expresión pero siguen adelante porque las cales de San Juan sirven para la potabilización del agua de Buenos Aires, Santa Fe Córdoba y otras provincias del norte y a pedido de los ministros de Gobierno, tuvimos que hacer que un operativo conjunto al La Secretaría de Seguridad, el Ministerio de Salud y la Policía provincial, para que pudieran salir y entrar los camiones que mandan desde las plantas potabilizadoras de las provincias”.
Según el ministro el procedimiento fue y es aún el siguiente: “los camiones llegan a la provincia, pero ingresan a modo de tránsito, cargan la cal y luego se van de San Juan no están muchas horas, y es todo un despliegue que la provincia realiza para evitar un problema mucho mayor en el resto de las provincias. Por eso San Juan se adelantó y sacó estas resoluciones.

Te puede interesar