Aguilera: “Es hora de que todos nos pongamos la camiseta de la Cuenca, sino esto va a terminar mal”

Santa Cruz. “No es grato para nadie, y menos para nosotros, que dejen sin trabajo a 419 personas”, advirtió Pablo Aguilera pero, por otro lado, apuntó: “De alguna manera nosotros estamos consternados, sabemos las medidas que se tomaron, pero hay que entender que de alguna manera hay que reorganizar”.
NYC-opt

El nuevo interventor de YCRT, Aníbal Fernández, dispuso en la jornada de ayer que se revoquen los contratos de más de 400 agentes de la empresa, mediante la Resolución N° 7/2020, “por ilegitimidad, falta de causa y ausencia de convalidación”, durante la gestión de Omar Zeidán.
“No es grato para nadie, y menos para nosotros, que dejen sin trabajo a 419 personas”, advirtió Pablo Aguilera, representante de los NyC Autoconvocados de la Cuenca Carbonífera, que están a espera del ingreso de los nacidos y criados al yacimiento.
Pero por otro lado, apuntó: “De alguna manera nosotros estamos consternados, sabemos las medidas que se tomaron, pero hay que entender que de alguna manera hay que reorganizar”. A esto agregó: “Tenemos que organizar la Cuenca Carbonífera, entre todos creo que vamos a hacer una buena medida para que siga trabajando esta empresa y tener un futuro para todos los habitantes”.
De todas formas, Aguilera aseguró que a pesar de la medida de Fernández, “no sabemos si les va a tocar a los chicos o no” ingresar a trabajar en la empresa.
“Apelo a la solidaridad de cada uno de los representantes para que solucionen rápido el tema, que cada uno pueda llevar el pan a su mesa”, continuó Aguilera, y agregó que ahora están “esperando una pronta respuesta para ver si podemos de alguna manera conseguirle el trabajo que tanto esperan estas familias que también tienen necesidades e hijos y se han olvidado por mucho tiempo de ellos”.
Asimismo, fue crítico con la Intervención de Zeidán: “Dejaron la Cuenca Carbonífera con gente contra gente”.
En tanto, para cerrar, sentenció: “Es hora de que todos nos pongamos la camiseta de la Cuenca para poder seguir tirando del carro juntos porque sino esto va a terminar mal”. “No vamos a terminar 400, 600, 800, desempleados sino va a haber una mina que se va a cerrar”, concluyó.

La Opinión Austral, Santa Cruz.
 

Te puede interesar