Aníbal Fernández iniciará conversaciones con China para exportar carbón

El interventor de YCRT, Aníbal Fernández, aseguró que se reunirá la próxima semana con el embajador en China Luis María Kreckler para hacer un contacto de gobierno a gobierno y proyectar en términos de producción.
Anibal-Fernandez-YCTR-SANTA-CRUZ-696x392

El interventor de YCRT, Aníbal Fernández, sostuvo que “dentro de diez días volveremos con quien ya estará a cargo de la producción y empezaremos a diagramar un horizonte de producción”.

Según informó La Opinión Austral, para obtener la cantidad de carbón que se necesita para la usina, según la planificación que existe hasta el momento, habría que sacar entre 1.200 y 1.300 toneladas por turno. Estas son las proyecciones puestas a consideración (y reformulación) por la nueva conducción. Actualmente, el régimen laboral para los mineros es de 4 turnos de 6 horas cada uno. Hay trabajadores que consideran que para obtener esos volúmenes habría que volver a 3 turnos de 8 horas cada uno.

Fernández destacó el buen nivel de mantenimiento del yacimiento a pesar de la desidia de la gestión Zeidán. Según la información que le brindaron al interventor durante la recorrida por el socavón, una vez que se levante el paro no deberían pasar más de 20 días para que la mina comience a producir carbón.

Uno de los ejes del conflicto (re)iniciado en agosto del año pasado está vinculado a las medidas de seguridad dentro del yacimiento. Fernández firmó un documento junto a los delegados de ATE Río Turbio en el que se comprometieron a “revisar todos los elementos de seguridad”. Como parte del análisis de todos los contratos otorgados por la anterior administración, Fernández también pondrá la lupa sobre los ingresos en el área de Seguridad, uno de los elementos cuestionados por ATE.

En este marco, el interventor de YCRT también aseveró que “yo hablé con el embajador (Luis María) Kreckler, que es quien estará a cargo de la dependencia diplomática en China, nos juntaremos la semana que viene para que nos ayude formalmente para hacer un contacto de gobierno a gobierno y proyectar algo en términos de producción. Si tenemos posibilidad de producir, también deberemos resolver la posibilidad de llegar bien al puerto de Punta Loyola”.

Ese mantenimiento que realizaron los mineros dentro del socavón se repite en la megausina. En 2015 había 79 personas abocadas a ese sector; hoy quedan 15. Desde hace algunos meses, los dos jefes de turno, Andrés Soriano y David Cassina, se organizaron para encender periódicamente cada uno de los equipos, rotular las 3.700 válvulas que existen dentro de esa estructura de 50 metros de altura hasta colocar las luces que la gestión Cambiemos nunca instaló.

Te puede interesar