Malargüe da en la tecla y se transforma en ejemplo de resiliencia

Sale del pozo una y otra vez y se impone como punta de lanza en la integración con Chile. Un nuevo encuentro binacional lo pone en el centro del escenario.
malargue-chile

La comuna de Malargüe da en la tecla con su liderazgo sobre todo el sur de Mendoza en el proceso de integración con su región hermana de Chile. El paso Pehuenche los une. Pero no solo eso: le abre las puertas a la creación de una realidad propia, de despegue, más allá del lastre que representa para sí (y para el resto del sur, a pesar de que a veces los otros municipios, como Alvear, no lo comprendan) las decisiones que se toman desde el norte mendocino.

 
La fuerza vitivinícola del resto de Mendoza no comprende a Malargüe, el "patito feo" que, sin embargo, cumple con todos los pasos que debe cumplir una sociedad que se precie de viva, activa y de proyectarse al futuro: busca salidas económicas a corto, mediano y largo plazo; integración interna y externa y vocación de liderazgo. 

Allí hay agro y convive con el potencial minero. En Malargüe la naturaleza ofrece un entorno inigualable que la convierten en un yacimiento turístico de excelencia.

Con esa carta credencial fue epicentro durante el sábado y domingo pasado se desarrolló el 59 Encuentro Paso Pehuenche. Este evento binacional convoca como todos los años a miles de asistes del sur de Mendoza y a chilenos de la región del Maule. Según lo relatado por el periodista Gustavo Yáñez desde las páginas de Malargüe a Diario, por la aduana local egresaron 2.295 personas, mientras que sobre la cantidad de chilenos que dijeron presente en el encuentro, siempre es mayor en comparación a los nacionales.


En la oportunidad, participaron el intendente Juan Manuel Ojeda y en nombre del gobernador, el secretario de Ambiente, Humberto Mingorance.

Chile anunció la fibra óptica para la aduana del Maule. Por su parte Ojeda mencionó que cuando él era concejal llevaron internet a todos los poblados del lado de la cordillera, por lo que no descartan instalar ese servicio en la ruta que une a ambos países. Sin embargo, Ojeda no pudo hablar en nombre de toda la Argentina: Malargüe debe "apechugar" la situación prácticamente solos, con el respaldo del gobierno provincial y poco más. 

Malargüe, una vez más, se encuentra en una situación que la vuelve artífice de su propio destino. Pero lo hace con orgullo y potencial, unida frente a las perspectivas que se le abren constantemente y, en sí misma, la localidad constituye un eje de crecimiento al que toda Mendoza debe mirar por su capacidad de resiliencia.

Te puede interesar