Minería avanza en Centroamérica, ¿debe montarse Costa Rica en la ola?

Extraer oro a cielo abierto es prohibido desde 2010
cobre.mineria

Proyectos mineros por más de $7 mil millones avanzan en Centroamérica, mientras en Costa Rica se reabrió el debate de permitir la extracción de minerales como el oro a cielo abierto.

Panamá, con $6.700 millones para minas de cobre y oro de First Quantum Minerals, lidera las inversiones, mientras que Nicaragua, con dos proyectos que suman casi $200 millones, le sigue.

Cobre Panamá es el proyecto más ambicioso de ese país, con una inversión estimada de $6.700 millones. El desarrollo está en manos de First Quantum Minerals, que tiene proyectos en Australia.

Guatemala, en tanto, espera la inversión de $196 millones de Bluestone Resources, proyectada para 2021.

En el caso de Honduras, la industria minera está en riesgo debido a conflictos sociales, altas tarifas eléctricas e impuestos municipales, entre otros factores que empujarían la salida de empresas.

En El Salvador, al igual que Costa Rica, la minería metálica a cielo abierto no está permitida.

  Sin embargo, este panorama podría cambiar en nuestro país con la propuesta de los diputados María José Corrales y Jorge Luis Fonseca, de Liberación Nacional, de dejar sin efecto la moratoria minera.

La justificación para presentar la iniciativa es que el Gobierno ha perdido control sobre la minería ilegal en Crucitas, lo que provoca problemas sociales, al mismo tiempo que se pierden recursos minerales a manos de extranjeros que explotan la zona.

La reactivación minera, en manos del Estado, sería la solución para traer orden a esta zona de San Carlos, donde la inmigración ilegal, el uso del mercurio, las enfermedades e incluso la prostitución imperan.

La iniciativa es apoyada por el Colegio de Geólogos, que considera imposible controlar a los coligalleros que invaden la zona para extraer oro, y que son los principales responsables del caos ambiental.

“Es un desastre ambiental: hay huecos, pozos sin control, uso de mercurio, inmigración ilegal, miedo de los pobladores, e incluso hemos visto gente con problemas de salud como malaria”, contó Néstor Chamorro, vicepresidente del Colegio de Geólogos y quien visitó la zona hace escasos cuatro meses.

Los académicos apoyan una extracción controlada y sin mercurio, ya que aseveran que puede ser sostenible, siempre y cuando se acompañe de proyectos de compensación.

Tampoco respaldan la creación de un centro de estudios o empezar una nueva actividad productiva en Crucitas como alternativa a la minería, como proponen los ambientalistas, sobre todo, si se considera que el precio por onza de oro ronda los $1.500 y seguirá siendo atractivo para los coligalleros invadir la zona.

 El modelo sugerido para nuestro país por los geólogos sería uno similar al de República Dominicana, donde las inversiones proyectadas para 2030 superan los $1 mil millones, según BN Américas.

Por otra parte, la reactivación de la minería a cielo abierto sería un retroceso ambiental que no ha demostrado ser una herramienta de progreso para pueblos deprimidos en América Latina, según Edgardo Araya, abogado ambientalista que se trajo abajo la extracción mineral en Crucitas.

Tanto en Guatemala como en Honduras hay proyectos mineros paralizados por conflictos con comunidades indígenas, entre otras problemáticas.

PANORAMA MINERO

 
Este es el panorama de la minería a cielo abierto en Centroamérica (países ordenados por orden alfabético y cifras en millones de dólares).
País
Estado de la minería
Inversión proyectada
Costa Rica
Prohibida
-
El Salvador
Prohibida
-
Guatemala
Activa
196
Honduras
Activa
-
Nicaragua
Activa
183
Panamá
Activa
6.700
 

 ¿DEBE MONTARSE EN LA OLA?

 Hay opiniones divididas en torno a la reactivación minera en Costa Rica.

NÉSTOR CHAMORRO

Vicepresidente
Colegio de Geólogos

La minería puede tener un impacto ambiental que se pueda remediar, mientras que hacen más daño 5 mil personas invadiendo la zona con mercurio.
El Gobierno no tiene un plan integral, es imposible reactivar la zona mientras los extranjeros roban la riqueza; no entiendo cómo permitimos que esto pase.

No

EDGARDO ARAYA

Abogado ambientalista
Independiente

Es un retroceso como país.
Se debe garantizar la calidad de vida de estos poblados sin comprometer el futuro de las nuevas generaciones; no podemos volver a un modelo de desarrollo que sacrifica el bienestar ambiental para obtener empleo y riqueza.
Otros países latinoamericanos caminaron por la vía de la minería y hoy sufren las consecuencias: no salieron de la pobreza y provocaron un daño ambiental.

Te puede interesar