Santa Cruz: “La unidad entre la usina y la mina”

“Queremos la unidad entre la mina y la usina”. Esa fue una de las principales definiciones de Aníbal Fernández, interventor de YCRT, durante la reunión que mantuvo con las autoridades comunales de la Cuenca Carbonífera, funcionarios de la provincia de Santa Cruz y concejales y concejalas.
ycrt

 Al promediar el encuentro, se sumó Atanasio Pérez Osuna, ex intendente y uno de los presos políticos de la era Macri. La segunda reunión de su agenda será con los distintos representantes gremiales que forman parte de la empresa.

Aníbal Fernández llegó a la Municipalidad de Río Turbio, ubicada en el cruce de Juan José Paso y José de San Martín, a las 12. En la oficina del intendente Darío Menna ya lo esperaban el vicegobernador de la provincia, Eugenio Quiroga, el ministro de Gobierno, Leandro Zuriani, el jefe de Gabinete, Leonardo Álvarez, diputades por el pueblo, como Karina Nieto y Hugo Garay, el legislador Matías Mazú y concejales, como Alicia Jara, Carina Gómez y el titular del cuerpo, Matías Belli. Un poco más tarde llegó el intendente de 28 de Noviembre, Fernando Españon.

Fernández subió las escaleras hasta el despacho de Menna, saludó a todes les presentes, se sentó y fue el primero en tomar la palabra, como para romper el hielo: “Voy a mirar mucho debajo de los números y se van a tomar todas las decisiones que sean necesarias, en el corto plazo”. Esta fue, quizás, la segunda definición de peso que escucharon sus interlocutores.

El nuevo interventor fue específico sobre los distintos pasos que deberán tomarse para poner en funcionamiento la empresa. En este sentido, ambas definiciones parecen estar imbricadas: desarmar el nudo gordiano que dejó la administración de Omar Zeidán (desinversión, desidia, y persecución a sus trabajadores) y poner la empresa a producir.

Una hora después de iniciada la reunión llegó Atanasio Pérez Osuna, ex interventor de YCRT, ex intendente y ex preso político del macrismo (en una causa por peculado). Antes de ingresar a la sala, saludó a todes con afecto. Terminado aquel ritual, abrió la puerta como quien entra a un lugar que le fue propio: “¡Buen día! ¡Buen día! ¿¡Cómo están los compañeros!?”, exclamó. Ingresó y se abrazó directamente con Fernández. “¡¿Cómo lo están tratando los compañeros?!”, insistió.

– ¿Cómo estuvo el encuentro? -, le preguntó La Opinión Austral a Pérez Osuna.

– Es muy importante la llegada de Aníbal; él es un hombre de Cristina y Alberto y nos expresó que su intención es poner a la empresa en marcha y terminar las dos calderas de la usina para generar energía con el carbón. La empresa está bien equipada y es poca la inversión que se necesita.

Los principales lineamientos políticos de la nueva gestión quedaron claros. Fernández también les adelantó que una de las posibilidades sobre las que trabaja es comenzar a exportar carbón a China, además de utilizarlo para alimentar la Mega Usina de 240 MW, a la que sólo le falta un 15 por ciento para su finalización.

En la reunión que mantendrá con los sindicatos se hablará de las cuestiones más técnicas y operativas de YCRT, pasos necesarios que le darán sustento a los lineamientos políticos ya establecidos.

La Opinión Austral

Te puede interesar