Minería: el camino minado por el desconcierto

Suarez sorprendió a propios y extraños con el "freno" a la reforma de la Ley 7722. También se complica el tratamiento del Presupuesto 2020, postergado por la tensión política con el PJ.
suarez

Desconcierto, esa es la palabra que se está utilizando en Casa de Gobierno después del anuncio del freno a la reglamentación de Ley 9209, la cual modifica varios artículos de la Ley 7722 y suma otros nuevos. Lo cierto es que, aunque se insistió en lo contrario, desde todos los sectores interpretaron el anuncio del jefe del Ejecutivo como un "paso atrás".

El llamado al diálogo y la posibilidad de realizar un plebiscito sorprendió a propios y extraños. La mayoría de los funcionarios se enteró en el momento de la conferencia de la decisión del gobernador y de pronto se encontraron con una catarata de mensajes pidiendo explicaciones que no podían dar porque estaban tan sorprendidos como los mismos remitentes. La molestia era grande, pero por ahora decidieron mantenerla en el ámbito interno y no sumar más leña al fuego.

La intención de frenar el impacto mediático de las manifestaciones por la reforma de la ley antiminera finalmente no tuvo el efecto esperado y desde los sectores que se oponen a la actividad, lejos de acoger el llamado al diálogo, endurecieron las posturas por considerar que es una nueva maniobra. En la vereda de enfrente, los que apoyan el desarrollo minero hablan incluso de una falta de conducción.

Al mismo tiempo hay expertos en derecho que insisten en que las explicaciones de Víctor Ibáñez y Rodolfo Suarez (este último a través de las redes sociales), que indican que la reglamentación frena la vigencia, están erradas, ya que sólo dos artículos de la nueva ley no son operativos y necesitarían de ese proceso. Sin embargo, más allá de la cuestión estrictamente técnica, lo cierto es que la molestia por el anuncio se sintió -incluso- dentro de las misma filas del Ejecutivo provincial.

Algunos legisladores del oficialismo se enteraban a través de las redes sociales de la decisión de Suarez y manifestaban su sorpresa por la medida. Al mismo tiempo dejaron claro que no estaban de acuerdo porque consideran que no era la mejor manera para intentar calmar el conflicto y no dejarlos en "offside" después de todo lo que tuvieron que vivir para aprobar la norma. "A mí no me preguntaron, pero yo no lo hubiera hecho", dijo un legislador oficialista anoche al analizar todo lo ocurrido durante la jornada.


Los efectos en el Presupuesto 2020
En la Casa de las Leyes están atentos a los pasos a seguir porque el impacto de las manifestaciones y de los cambios de postura del Partido Justicialista están afectando el desarrollo del tratamiento del Presupuesto 2020. 

Ayer en la reunión de Labor Parlamentaria de Diputados, el PJ pidió postergar el inicio del tratamiento. Se aludieron razones relacionadas con el Presupuesto nacional, pero lo cierto es que están esperando una bajada de línea del partido frente a las manifestaciones por la reforma de la 7722. 

Aunque intentó evitarlo, para Suarez las cosas se mezclaron y no hay que descartar que el PJ condiciones la aprobación del financiamiento de U$S300 millones que solicitó el Ejecutivo a alguna medida relacionada con el cambio de la ley antiminera.

Por ahora, lo cierto es que el tratamiento está retrasado y hay desconcierto en los legisladores del oficialismo respecto al camino que puede seguir esta discusión que va sumando frentes y negociaciones.

Decisiones políticas
En el sector industrial mendocino, uno de los que más manifestaciones públicas hizo en apoyo de la reforma, no están sorprendidos por el nivel de las manifestaciones y el poder que muestran los sectores antimineros "porque siempre fueron muy fuertes en las redes" y en el impacto que tienen en las calles. Señalan que si el Gobierno provincial se sorprendió con la dimensión de las manifestaciones y el alto nivel de virulencia, claramente tuvieron una falta de previsibilidad o, en su defecto, alguien fallo en los datos que les proporcionaron respecto al nivel de impacto que tendría la medida.

En ese sentido, dicen que la reforma siempre se trató de una decisión que iba a ser resistida, pero que debía ser sostenida apuntando a un bien mayor y necesario que es la generación de empleo con una matriz productiva que -hoy- no tiene la posibilidad de dar más de lo que ya dio en un contexto de grave crisis económica.

Ante la falta de respuestas que tuvieron durante los primeros minutos tras conocerse la medida algunos se animaron a hablar de falta de conducción, considerando que los mismos referentes que el Gobierno puso al frente del proyecto no tenían una explicación cierta de lo sucedido.

Todos coinciden en que el consenso que espera conseguir Suarez es algo casi utópico, porque hay posturas radicalizadas que no se podrán de acuerdo de ninguna manera. En ese sentido, consideran que el mismo gobernador se expuso a otra decisión política muy dura y sin necesidad, como es el posible llamado a un plebiscito.

Ante la sorpresa del anuncio en el seno del Ejecutivo, y ante la consultas de Memo para intentar saber de dónde salió la idea de los anuncios de ayer (o si fue el propio Suarez el que la tomó en soledad), un funcionario deslizó la frase "una reacción a lo Cobos con olor a Vaquié". En Casa de Gobierno recordaron que en la discusión sobre la minería se repiten algunos actores, como el actual ministro que estuvo junto al actual senador nacional en medio de las protestas que terminaron con la sanción de la 7722.

En el sector industrial, en tanto, al ser consultados por esa posibilidad, no se animan a asegurar que haya sido Vaquié el que sugirió avanzar de esta manera. Sin embargo, recalcaron que -en su momento- le hicieron ver sus dudas a Suarez por la elección del actual ministro de Economía, el cual tiene un claro perfil antiminero.

Mientras siguen los análisis Suarez seguirá con sus reuniones con algunos sectores de la sociedad. Ayer ya recibió al arzobispo Marcelo Colombo (un férreo opositor a la actividad) y a las reinas de la Vendimia (otro grupo que manifestó una posición contraria a la reforma).

Mientras, el desconcierto sigue y lejos de aplacarse las manifestaciones en las redes y en las calles se intensificaron.

Boletín de noticias