Para Casarin «Con las nuevas autoridades nacionales, es un momento oportuno para cambiar las formas de comunicar»

En el programa Visión Empresaria de Radio ArInfo, Sergio Solón dialogó con Favio Casarin, abogado, geólogo y consultor especializado en Hidrocarburos y Minería, quien opinó de la industria minera nacional.
faviocasarin-696x503

La minería «está en un estado en el cual no podemos decir que está enferma. Es una industria que está en marcha, que está produciendo, y de hecho se han exportado, en 2018 y 2019, 3.800 millones de dólares que podrían ser muchos más. No está enferma, pero está en un estado latente. Tenemos muchos recursos para seguir avanzando”, sostuvo Casarin.

En relación al vínculo entre la política y el sector empresario, el entrevistado detalló que “hay tres patas que son partícipes de este negocio. La primera es la política, que muchas veces no ha estado a la altura de las circunstancias. Tenemos un país con muchos recursos, pero dentro del cual tenemos siete provincias que tienen restricciones o medidas prohibitivas contra el desarrollo de la industria. Entonces, claramente hay una falla desde la política. La otra pata que interviene es el sector externo, que está relacionado, por ejemplo, con la disponibilidad de inversiones que tengan las empresas extranjeras; dicha disponibilidad está ligada también a lo político. Y la tercera pata es el sector empresario local, que también tiene errores que desde la política se cometen”.

En relación al futuro comunicacional de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), el profesional explicó que depende de las “circunstancias del momento y con las personas que están a cargo. Esos cambios son lentos. Sin dudas, tenemos que darles mayor importancia a los medios de comunicación, como tu programa que tiene gran audiencia”.

En Mendoza, el gobernador entrante quiere modificar la Ley 7.722 de “Prohibición de Sustancias Químicas” y ya envió el proyecto a la Legislatura. Respecto a ello, Casarin opinó que “no es lo óptimo, porque sigue teniendo determinadas restricciones que para mí son nocivas y anti institucionales. Es un avance importante, pero tampoco pretendamos que a una sociedad que se le ha instalado el miedo a la minería, de golpe venga un gobernador y le cambie el paradigma”.

Por último, el entrevistado concluyó: “La actividad minera es de riesgo porque cualquier inconveniente que tenga la sociedad se traduce en un impacto referido al ambiente, como ocurre en cualquier industria. En las últimas gestiones de la CAEM, nunca se comunicaron este tipo de cuestiones. Ahora que hay nuevas autoridades a nivel nacional y dentro de la Cámara, estamos en un momento oportuno para cambiar estas formas de comunicar y replantear todo entre todos. Nos tenemos que sentar todos en la mesa y ver hacia dónde vamos. Si alguien está haciendo algo mal, lo tenemos que corregir en el momento y no dejarlo pasar”

Agencia Nova

Boletín de noticias