Vaquie: “En ninguna de las actividades de Mendoza tenemos un Messi que nos pueda salvar"

Mendoza. Enrique Vaquié llega de nuevo a la función publica para probablemente terminar lo que dejó pendiente tras su salida de la administración de Cornejo.
vaquier

El escenario es mucho más difícil que aquél con el asumió la misma cartera en 2015: la economía de Mendoza se contrajo 4% en los últimos cinco años, la desocupación ya supera el 8% y los principales sectores de la economía mendocina (comercio, servicios, hidrocarburos, vitivinicultura) están en crisis o en baja.
-La economía de Mendoza perdió peso a nivel nacional frente a la de Neuquén. ¿Eso se puede recuperar?
-Neuquén encontró algo extraordinario que es Vaca Muerta. Y hubo una política nacional que subsidió y aceleró el proceso de inversión que tenía que tener. Algo que no pasó con los hidrocarburos en Mendoza. Primero hay que intentar que nuestra Vaca Muerta se desarrolle. Yo creo que el Producto Bruto Geográfico (PBG) per cápita de Neuquén creció y mucho, pero su ingreso medio tiene una dispersión mucho más grande que la que tiene Mendoza. Tenemos la contra de no tener un jugador como la soja o Vaca Muerta, pero tenemos la ventaja de no tener esos jugadores. La distribución de los ingresos en Mendoza es mucho mejor que en esos lugares. Intentemos ver cómo hacemos que entren más jugadores y que el PBG crezca, pero sin perder lo que tenemos.
-Fue uno de los redactores de la Ley 7.722 y ahora está apoyando un cambio, ¿Qué es lo que entiende como cambio y qué se puede perfeccionar de esa ley hoy?
-El texto de la Ley surge de un acuerdo. Hay borradores que se están trabajando desde antes de que yo llegara. También hay circunstancias que cambiaron mucho desde el ordenamiento territorial. Esto modifica la realidad de cada lugar. Siempre el desarrollo sustentable incluye una cosa que no es solo el ambiente, sino el tema social y laboral también.
-El argumento del gobierno es el laboral...
-El tema laboral hoy ha adquirido un protagonismo mayor que hace 10 años atrás. En determinados lugares de Mendoza podemos tener una actividad más, jugar con una actividad más.
-¿La minería en Mendoza es el equivalente a Vaca Muerta de Neuquén?
-No es algo que nos va a salvar. No creo que tengamos ahí, ni en ninguna de las actividades económicas de la provincia, por decirlo en términos futbolísticos, un Messi que nos salve. Pero tampoco podemos jugar con menos jugadores de los que deberíamos tener.
- Específicamente ¿qué cambios quieren hacerle a la ley 7.722?
-Es una ley de consenso con la oposición. Meterse a opinar fuertemente corta la posibilidad de tener diálogos y generar acuerdos. Si me toca opinar, voy a opinar con ellos en privado en alguna confección de la ley y no que se enteren por los medios.
-La producción de petróleo en Mendoza viene cayendo, ¿Qué piensan hacer para revertir esa tendencia?
-El principal obstáculo que ha tenido el desarrollo de la actividad hidrocarburífera tradicional es a partir de una serie de normas que inició Cristina Fernández de Kirchner hace 8 o 9 años y que continuó Mauricio Macri, por las que se subsidia la producción de gas no convencional, básicamente lo que se conoce como Vaca Muerta. Mendoza, al no tener gas no convencional, no fue beneficada. Las inversiones se han centrado en los lugares donde las empresas ganan más dinero. Pero los subsidios son escalonados y van cayendo con el tiempo, convergiendo con el precio internacional en algún momento. Cada mes que pasa, el subsidio es menor y la posibilidad de que empresas vengan a invertir acá van a ser mayores.
- ¿Desde Mendoza, qué herramientas implementará para atraer a las petroleras?
-Si no cambia nada, a cada momento las posibilidades son mayores. Estamos hablando con el equipo es que haya licitaciones donde el plazo de explotación sea más corto. Es una apuesta; en el país están acostumbrados a terrenos grandes. Yo estoy diciendo que vamos a terrenos más chicos, plazos más cortos. Con menos plata pero más metida al día de hoy. Es una apuesta, puede salir bien o mal, pero intentamos buscar cosas.
-Siempre se habla de la formación mendocina sobre Vaca Muerta pero hay otras zonas como Cacheuta que podrían ser clave...
-Mientras los petroleros no busquen, eso son sólo teorías. Aún en las zonas donde dicen que podríamos tener, tienen que invertir, buscar y hacerlo en tiempos más cortos.
-La vitivinicultura está en crisis y tendrá disponibles los fondo del anti-cíclico, se hizo un operativo de compra de vino que fracasó ¿En qué van a ocupar los fondos?
-El dinero se tiene que utilizar en los lugares más sensibles de la oferta vitivinícola. El objetivo del fondo tiene que ser favorecer a los más chicos y no a los que se pueden rebuscar de otras maneras. El dinero y más cuando podés contar con 400 millones, que es poco, hay que enfocarlo a los productores y a los contratistas de viña.
-¿Eso significa que tienen mantener lo que tienen o cambiar a otra cosa?
-Si se puede, que cambien y se modernicen. En general el que más cambia la oferta es el que tiene más dinero, el que tiene posibilidades de invertir y reconvertirse. Ese es el sector más flexible de la cadena. Tampoco me hago las ilusiones de que los vamos a reconvertir.
-La Coviar está dividida, ¿Qué posición va a tomar el gobierno?
-La interna gremial es de ellos, no me voy a meter. Puntualmente, voy a hacer lo que hice. Fui a casi todas las reuniones, dije lo que pensaba y discutí con los actores. Algunas veces compartí criterios con unos, otras veces con otros. Eso está regulado por una ley nacional, mientras la ley esté vigente y Mendoza tenga una silla, yo voy a ir a decir lo que pienso. Plan estratégico, por ejemplo, cuando yo estaba consideraba que ya era viejo y había que hacerlo nuevamente. Primero me dijeron que no y cuando ya me iba, me dijeron que sí. Hay una agenda de temas puntuales, se van discutiendo por agenda.
-La ganadería, parece ser la nueva niña bonita de la provincia pero tenemos solo 500 mil cabezas contra las 14 millones de Buenos Aires ¿Qué se puede hacer con eso?
-Cuando nosotros planteamos los acueductos era mirando lo que había hecho San Luis con ese tema al principio del siglo. Eso lleva un proceso, hay que generar un banco de forrajes, para no tener problema con las sequías. Hay que generar condiciones, darle sustentabilidad. Es un sector que está llamado a crecer y hay que incentivar que crezca. Tenemos que hablar con Irrigación y ATM, que hagan un plan de pago para que esas tierras que no son utilizadas, tanto en el sur como en Santa Rosa o La Paz, y se puedan producir procesos de inversión.
-En este contexto regional de Latinoamérica que se suma a la macro nacional ¿hay posibilidades de atraer inversiones o solo hay que conformarse con que tenemos?
-El clima en América Latina no es bueno, la expectativa que había logrado Macri duró un tiempo y después se cayó. Hoy en día no hay expectativas para el año que viene; aunque Alberto Fernández haga las cosas bien, el que viene será un año duro. Hay que seguir trabajando la cuestión tecnológica. Eso en Mendoza está creciendo fuertemente, las TICS, junto a Buenos Aires, estamos logrando cosas interesantes. Hay que extender eso en el territorio, colaborar con los empresarios que están armando un polo TIC en San Rafael. Hay que llevar eso mismo a la zona este y al Valle de Uco. Van a venir inversiones por ahí.
-¿Qué rol va a tener Pro Mendoza?
-En el corto plazo sigue Mario Lazzaro, vamos a hablar con él y con un equipo de especialistas para redefinir a Pro Mendoza para los próximos 10 años. Vamos a ampliar la tarea para que Pro Mendoza sea una agencia de inversiones.
-¿Qué agenda de trabajo tiene pensada para el ministerio?
-Falta el banco. Mendoza tiene un proceso de subinversión financiera. Hay menos crédito en el sector privado que lo que hay fuera de la provincia de Mendoza. Eso está muy vinculado a la falta de un banco provincial, que no necesariamente tiene que ser público, un banco provincial que canalice la mayoría de los ahorros e inversión del lugar. Ese proceso hay que construirlo.
Otra cosa que también planteó Rodolfo Suárez en la campaña es que vamos a mandar a la Legislatura una ley para facilitar la empleabilidad. Es decir que se capacite gente en el trabajo y se disminuyan costos de capacitación de las empresas para facilitar la empleabilidad. Los Andes, Mendoza

Te puede interesar