Respetar compromisos y fomentar inversiones para seguir construyendo un pais de iguales.

El gobernador Gerardo Morales disertó en la 25º Conferencia Industrial organizada por la Unión Industrial Argentina (UIA), en cuyo marco abordó desde un enfoque global el rol de las provincias en un escenario de desarrollo federal.
morales

El mandatario jujeño compartió este espacio con su par de Neuquén, Omar Gutiérrez, aportando una visión local sobre dinamización de las economías regionales, eficiencia fiscal, innovación tecnológica, promoción de exportaciones, proyectos sustentables y generación de empleo regional.

Ante figuras representativas de los ámbitos público, privado, académico, nacional e internacional, Morales hizo votos para optimizar las condiciones de competitividad y por este camino avanzar hacia el desarrollo de la industria nacional con derrame en las economías regionales.

“Que no nos pongan la pata en la cabeza y déjennos hacer para igualar este país”, expresó y subrayó que “necesitamos dólares”. Asimismo, puntualizó que se sentaría a conversar con el presidente electo, Alberto Fernández, para “tirar veinte ideas y para que hagamos muchas cosas”.

Además, hizo referencia a la idea de pesificar tarifas de servicios públicos, advirtiendo: “Ojo con romper los contratos, sino nadie vendrá a invertir y tendremos muchos problemas”.

Amplió sus conceptos, explicando que “una cosa es hablar de la pesificación de las tarifas y otra es la pesificación de los contratos” y se pronunció a favor de “establecer algún aporte del Estado para que llegue al usuario una tarifa razonable”, sin que ello implique avanzar con un proceso de reformulación contractual.

EL NUEVO JUJUY PRODUCTIVO

En otro tramo de su exposición, el gobernador hizo alusión al proceso de cambio que experimenta Jujuy a partir de la transformación de su matriz productiva.

“No hay provincias inviables en el país”, aseveró para luego describir los emprendimientos mineros en materia de litio y de polimetálicos que reportan ingresos en el orden de los 500 millones de dólares, con una proyección a 2021 de triplicar exportaciones.

“Producimos en Jujuy 17.500 toneladas de litio, de carbonato de litio de alta pureza, y para mediados de 2021 llegaremos a 100 mil toneladas”, indicó y apuntó que “en el mundo se están comercializando 250 mil toneladas”.

Estos indicadores lo llevan a asegurar que “Jujuy tendrá un rol importante con sus yacimientos, convocando a muchos grupos inversores de Australia, Canadá y China”, sin descuidar el agregado de valor, atento a que “está en marcha un cambio en la matriz energética mundial, conjugando las energías renovables y el litio como elemento clave de acumulación.

Siguiendo con las energías renovables, dijo que “Jujuy tiene buenos contactos con el mundo” y ponderó las inversiones chinas en la planta solar Cauchari con capacidad de generación de 300 Mw. “Ahora vamos por 600 Mw más”, completó.

Citó el convenio de cooperación con INVAP para proyección y construcción de una planta termo solar en la Puna, a lo que se suma el Instituto del Litio con los científicos más importantes del país para el desarrollo científico y tecnológico en materia de energía renovable y acumulación.

En cuanto a otros proyectos estratégicos para generar crecimiento y empleo, recalcó la producción de cannabis con fines medicinales y científicos, destacando que Jujuy tendrá un laboratorio y un instituto tecnológico. También resaltó el proyecto de la zona franca de La Quiaca autorizada para la venta de automotores y para la zona franca de Perico.

En relación a la evolución del turismo, remarcó que “crecimos de 300 mil turistas a 1.400.000 en tres años” e hizo especial referencia a las actividades productivas tradicionales, afirmando que “hay un gran cambio y en el sector azucarero el desafío es la producción de bienes especializados, con más tecnología. En Jujuy están las puertas abiertas para este tipo de inversiones”.

“Estamos -prosiguió- con la producción de tabaco y de más limones, aprovechando la posibilidad de vender a Estados Unidos”.

ELIMINAR LAS ASIMETRÍAS

Por otra parte, señaló que “estamos en un país diferente” y consignó que la industria de NOA y NEA paga el gas a 7 dólares, mientas que la producción de gas de Vaca Muerta para el centro del país está en 3 dólares. “Algunos remamos de una manera y otros de otra, a ver si en el área núcleo se paga un poquito más y podamos tener una tarifa plana para toda la industria, caso contrario las regiones del norte no pueden competir. A eso se suman los temas de logística e infraestructura”, remarcó.

Manifestó que “estamos consumiendo el gas de Bolivia y necesitamos que seamos beneficiarios de Vaca Muerta”.

También instó a garantizar condiciones que permitan la continuidad de las inversiones en el ferrocarril de cargas y pidió que para el NOA se reponga el Decreto 814, que establece un esquema de aportes y contribuciones diferentes para las industrias. “Tanto el norte como el sur, no podemos pagar las cargas patronales que paga el área núcleo”, afirmó.

Te puede interesar