YPF aumentó la producción de petróleo en Vaca Muerta y relega campos maduros

Nacionales 09/08/2017
RESULTADOS SEGUNDO TRIMESTRE
Fractura-Vaca-Muerta-1024x716

En el segundo trimestre del año, los ingresos ordinarios de YPF alcanzaron los 60.200 millones de pesos. Mientras que el flujo de fondos operativo alcanzo los 13.000 millones de pesos en el mismo período.

El aumento en los ingresos se explica principalmente por los mayores volúmenes en sus principales productos, especialmente en el mercado de naftas

También impactó el aumento en el precio promedio del gas, entre otras cosas, por el efecto positivo del Programa de Estímulo a la Inyección Excedente de Gas Natural sobre la producción incremental.

En relación con los resultados, la utilidad operativa del periodo fue de 3.466 millones de pesos, mientras que el resultado neto mostró una ganancia de 272 millones de pesos, frente a pérdida neta registrada en el segundo trimestre del año anterior.

Por su parte, el EBITDA (resultados operativos antes de depreciaciones, amortizaciones y perforaciones exploratorias improductivas) alcanzó los 16.177 millones de pesos.

Por último, al cierre del periodo, las inversiones de la compañía totalizaron los 13.029 millones de pesos.

Estos resultados fueron aprobados por el directorio de la compañía y presentados hoy a los mercados de Buenos Aires y de Nueva York.


Un set de fractura utilizado en Vaca Muerta.

Upstream

La producción total de hidrocarburos acumulada en el semestre alcanzó los 561.700 barriles diarios de petróleo equivalente. La producción de crudo en este periodo alcanzó los 226.100 barriles equivalentes de petróleo, afectada principalmente por los fuertes temporales de lluvia y nieve en Chubut y por la alta conflictividad gremial registrada en las áreas operativas. La producción de gas, en tanto, alcanzó en el semestre los 44,9 millones de metros cúbicos.

La producción de shale neta de YPF totalizó los 35.300 barriles de petróleo, lo que representa un aumento del 22.1%, con respecto al segundo trimestre del año pasado. La compañía puso en producción 22 pozos con objetivo Vaca Muerta, logrando un total, al cierre del periodo, de aproximadamente 577 pozos, con 8 equipos de perforación y 7 de workover.

La producción de tight gas totalizó los 13,84 millones de metros cúbicos por día, de los cuales el 87,1% proviene de áreas operadas por YPF. La compañía puso en producción 21 nuevos pozos: 8 en Aguada Toledo-Sierra Barrosa, 4 en Rincón del Mangrullo y 9 en Estación Fernández Oro.

La inversión en la actividad exploratoria de la compañía aumentó un 22,9% y cubrió principalmente la Cuenca Neuquina, Golfo San Jorge y Cuyana. Adicionalmente, en el ámbito internacional, YPF terminó la perforación de un pozo exploratorio en el Bloque San Sebastián, ubicado en la cuenca Austral Chilena. Durante el segundo trimestre del año la compañía finalizó 3 pozos exploratorios: 1 de petróleo y 2 de gas.

Las inversiones del segmento totalizaron, en este período, los 9.900 millones de pesos. Se pusieron en producción un total de 112 pozos nuevos, que incluyen los mencionados anteriormente.

Downstream 

En este período, vuelve a destacarse el comportamiento de los productos premium de la compañía con un incremento del 29,9% en los volúmenes vendidos de Nafta Infinia y del 23,3% en Infinia Diesel, como también el aumento en el market share en las naftas y diésel.

También, la compañía mostró un comportamiento positivo en el mercado de asfaltos, con un aumento del 245,7% en los volúmenes comercializados y un incremento de precio promedio del 19,9%.

En el segundo trimestre de 2017, los niveles de procesamiento de las refinerías alcanzaron el 92,2%, un 2,2% superior al mismo trimestre del año pasado.

La compañía invirtió 1.900 millones de pesos en el Downstream en dónde se avanza en los proyectos de revamping del Topping III en Mendoza, cuya puesta en marcha se estima para la segunda mitad del año.

Gas y Energía

Este segmento de la compañía muestra resultados positivos en sus principales indicadores. Las ventas netas alcanzaron los 15.745 millones de pesos y la utilidad operativa fue de 1.025 millones de pesos.

También se incrementaron las inversiones, que ascendieron a 992 millones de pesos. Se destaca el avance en las obras de construcción de las nuevas plantas termoeléctricas Loma Campana I y Loma Campana Este, ubicadas en el yacimiento del mismo nombre, en Neuquén; las nuevas centrales termoeléctrica Y-GEN e Y-GEN II, también emplazadas en Loma Campana; y El Bracho, en la provincia de Tucumán.

Con respecto al Parque Eólico en Manantiales Behr, provincia de Chubut, la compañía espera entrar en operaciones, en forma gradual, durante la primera mitad de 2018.

Asimismo, se estima que Loma Campana I, Loma Campana Este e YGEN entrarán en producción en la segunda mitad de 2017, e YGEN II en la primera mitad de 2018.

Te puede interesar