Trafigura ofrece US$ 200.000 a estacioneros para instalar la marca PUMA

Trafigura, uno de los tres mayores traders de combustibles del planeta, está avanzando de manera agresiva con el reposicionamiento de la marca PUMA Energy en la Argentina.
0df7fe01-3c63-4f6b-af6c-a712f67accee

La multinacional holandesa inauguró en mayo del año pasado su primer punto de venta de combustibles en el país. La apertura de un agro service en Saladillo con la bandera PUMA selló el regreso de la marca que nació en la Argentina en 1920 para luego fusionarse con Isaura y Astra creando Eg3. La elección de la localidad bonaerense no es casual: PUMA quiere apuntalar su negocio local sobre la venta de gasoil al mercado mayorista, en especial a empresas ligados al sector agropecuario de la Pampa húmeda.

En esa dirección, Trafigura empezó a ofrecer un pago de hasta US$ 200.000 a estacioneros ‘blancos’ –así se conoce en el sector a las estaciones independientes que no pertenecen a la red propia de petroleras- para que empiecen a usar la bandera PUMA.

La particularidad del negocio de Trafigura es que, al menos hasta ahora, concibe su negocio íntegramente sobre la venta de combustible importado. “Tienen una política muy agresiva de precios porque están importando gasoil barato a precio internacional y pueden revenderlo en el mercado local donde los valores de los combustibles son más caros”, explicó a EconoJournal el gerente de una petrolera. “En las últimas semanas, Trafigura elevó la presión para ingresar al mercado y ofrece hasta US$ 200.000 a estaciones ‘blancas’ para que pasen a integrar la red PUMA”, agregó, en una versión luego confirmada por otras tres fuentes empresariales sin contacto entre sí.

Trafigura, líder en el mercado global de la industria de commodities, lanzó hace dos años un programa regional de inversiones cercano a los US$ 450 millones para abastecer de combustible a Argentina, Paraguay y Bolivia, desde una nueva terminal de almacenamiento y distribución en Campana, un complejo de 150 hectáreas a orillas del rio Paraná.

Las instalaciones cuentan con 670 metros de costa y una capacidad de almacenamiento prevista de 251.000 metros cúbicos (m3) para líquidos y 625.000 toneladas para minerales, hierro y carbón. Cuentan, en su primera fase, con dos muelles para buques oceánicos y barcazas y con seis posiciones de carga para camiones.

Desde el año pasado, Trafigura inauguró más de 10 estaciones con la marca PUMA, al tiempo que sigue adelante con el desarrollo de acuerdos de distribución diseñados específicamente para el sector agropecuario. EconoJournal intentó contactar a la empresa, que atiende su negocio local desde Montevideo, pero no recibió respuestas.

Te puede interesar