Licitan una polémica obra eléctrica que beneficia a un proyecto solar de Jujuy

Nacionales 30/06/2017
INVERSIÓN DE US$ 50 MILLONES
cauchari-parque-solar- jujuy

El 30 de septiembre de 2016 Jujuy vivió una jornada histórica al adjudicarse la construcción del primer parque solar de gran escala en la provincia. Bajo el paraguas del programa RenovAR, que depende del Gobierno nacional, Jemse, la empresa estatal de energía, fue seleccionada para instalar una granja fotovoltaica de 300 megawatt (Mw) de potencia  en la localidad de Cauchari.

Para viabilizar la ecuación tecnológica y financiera del proyecto, la gobernación de Gerardo Morales, socio de Mauricio Macri por el radicalismo en Cambiemos, tendió vínculos societarios con las firmas chinas Power China, Shanghai Electric y Talesun, que se quedarán con el 20% del capital accionario de la obra (el 80% restante sigue en manos estatales).

Quedaba por resolver una variable importante: ¿cómo conectar el parque fotovoltaico con el Sistema Argentino de Interconexión (SADI)? La Puna jujeña no posee líneas de transmisión en alta tensión vinculadas a la red. Por lo que hay que realizar un nuevo tendido. Así planteado, el interrogante era quién debía costear las instalaciones para transportar la energía generada en Cauchari. ¿Los privados o el Estado nacional?

La mayoría de las fuentes del sector eléctrico consultadas por EconoJournal coincidió en que las obras –en rigor, hay que construir una subestación transformadora y líneas de media tensión hasta el SADI- debieron estar incluidas en la propuesta técnica-económica de Jemse, con el consecuente encarecimiento de la inversión del proyecto. La empresa provincial de Jujuy fue una de las ganadoras de la Ronda 1 del RenovAR con una oferta de US$ 60 por megawatt por hora (MWh) generado.

“Jemse tendría que haber incluido las obras de transmisión en el presupuesto total de Cauchari. El tema es que, si lo hacía, el proyecto dejaba de ser competitivo frente a otras alternativas que sí tienen acceso a la red de alta tensión”, explicó el gerente general de una de las grandes empresas generadoras del país.

Ante esa imposibilidad, Morales fue en busca del respaldo del Gobierno nacional. Y logró que la Casa Rosada se comprometa a financiar con fondos del Tesoro la construcción de una subestación transformadora en la localidad del Olacapato, en el norte de Jujuy, que se utilizará para conectar la planta de Cauchari con el sistema interconectado nacional. En concreto, el Ministerio de Energía lanzará en los próximos días una licitación para construir la Estación Transformadora (EETT) del Altiplano, cuyo presupuesto ronda los 50 millones de dólares, según confirmaron a este medio allegados a la cartera que dirige Juan José Aranguren. La iniciativa se concretará bajo al andamiaje regulatorio de la resolución 1/2003 de la Secretaría de Energía, que autoriza al Estado a financiar obras en el área de transporte eléctrico que se utilicen para abastecer de energía a demandas sin acceso al suministro eléctrico. Originalmente, la normativa fue pensada para conectar al sistema a poblaciones sin acceso a la energía. En el caso jujeño, se forzó la interpretación para beneficiar a un proyecto de generación aún no existente como el de Cauchari.

En rigor, la iniciativa contempla la construcción de una estación transformadora sobre la línea de 345 Kv de la firma InterAndes (filial de la norteamericana AES), que conecta la Argentina con Chile. La EETT del Altiplano permitirá utilizar esa línea –que conecta la central TermoAndes con el norte chileno, sin otro uso en el territorio argentino- para transportar energía hasta la Puna argentina, donde se espera un fuerte desarrollo de proyectos mineros y de energías renovables para los próximos 15 años.

“La construcción de la subestación del Altiplano es un proyecto que está en discusión desde hace tiempo. Esta coyuntura originada a partir de la planta solar de Jemse finalmente destrabó su construcción, pero está en carpeta desde hace años. No es un tema que surgió ahora”, reconoció otro alto ejecutivo del sector.

La instalación de la EETT del Altiplano demandará un año y medio. De ahí la premura del Gobierno para acelerar su construcción. En un momento se pensé en incluir la obra en el Plan de ampliación del segmento de transporte eléctrico que prepara el Ministerio de Energía, pero esa iniciativa recién se anunciaría dentro de unos meses. “Lo lógico habría sido licitar el proyecto dentro del plan nacional de transporte, que habilitará la licitación de varias obras en el área, pero la necesidad de Jujuy obligó a acelerar los tiempos”, analizó otro ejecutivo eléctrico.

Te puede interesar