¿Qué cambia con el Nuevo Pacto Federal Minero que firmará Mendoza?

Minería 07/06/2017
Todas las provincias estarán sentadas a la mesa y Mendoza estará ahí
rio colorado mendoza

Se destrabó y hay acuerdo para que el 13 de junio próximo se firme el Nuevo Acuerdo Federal Minero. Desde el Gobierno provincial se mostraron conformes y esperanzados de que este nuevo acuerdo, que viene a reemplazar al original firmado en 1993, ayude a destrabar la discusión y le dé "licencia social" a la minería a partir de los cambios que empezarán a aplicarse una vez que esto esté firmado.

¿Pero qué cambia con este Nuevo Acuerdo Federal Minero? SitioAndino habló con Emilio Guiñazú, secretario de Energía y Minería de Mendoza y estos son los principales cambios que introduce.

1-Nuevo cálculo de regalías

Hasta ahora el cálculo por regalías se fijaba en hasta el 3% del valor a boca de mina. Con el nuevo acuerdo, las empresas mineras con derechos de explotación deberán pagar a las provincias un máximo de hasta el 3% del valor total de venta del mineral extraído. Esto cambia radicalmente el criterio y la base de cálculo para el cobro de regalías, lo que impactará en una mejora considerable en los ingresos para las provincias.

Junto con esto, las provincias van a tener la potestad de fijar regalías más bajas. El Nuevo Acuerdo Federal Minero fija los máximos a aplicar. Las provincias van a poder cobrar menos (ya sea bajando el 3% o tomando como base de cálculo el valor a boca de mina) a aquellos proyectos que no sean tan rentables con el propósito de atraer inversiones o generar más empleo. "Les deja a las provincias la posibilidad de cobrar menos por regalías o tomar el valor bruto para fomentar y atraer proyectos. Esto da una herramienta política para atraer inversiones y en Mendoza se podrá usar para facilitar la llegada de inversiones", opinó Guiñazú.

2-Fondos para infraestructura

Además de las regalías, cada provincia con minería va a cobrar una alícuota extra del 1,5% sobre las ventas totales del mineral extraído para constituir un fondo de infraestructura. Estos recursos deberán ser destinados exclusivamente a financiar obras de infraestructura allí donde las empresas mineras desarrollan su actividad. "El objetivo es dotar de mejores caminos, escuelas o centros de salud en las zonas más alejadas donde se hace minería", explicó Guiñazú.

3-Licencia social y ambiental

El Nuevo Acuerdo Federal Minero eleva los estándares ambientales y sociales para que la minería pueda desarrollarse. De hecho, las provincias tendrán la potestad de suspender y hasta quitar concesiones mineras a proyectos con reiterados problemas, fallas o accidentes con impacto ambiental. Los derrames de Veladero de Barrick Gold en San Juan son un claro ejemplo.

Además, estará prohibido que los gobiernos provinciales destinen a gastos corrientes los ingresos que reciben de la minería, ya sea vía regalías como por el fondo provincial de infraestructura.

Con esto, las provincias tendrán más poder de control ambiental sobre la minería y serán más transparentes en cuanto al manejo de fondos provenientes de esta actividad económica extractiva no renovable.

Impulso a la actividad

"Hemos trabajado mucho en este acuerdo porque queríamos corregir vicios del antiguo pacto minero de 1993, que ayudó en su momento al desarrollo de la actividad pero que estaba en deuda con la necesidad de mejorar la calidad de vida de la gente. Durante más de un año se trabajó bastante en elevar los estándares sociales y ambientales para que la minería se pueda desarrollar", explicó Emilio Guiñazú.

"En Mendoza venimos discutiendo desde hace mucho una política minería que destrabe y permita su desarrollo. De hecho desde hace un mes está abierta la posibilidad de sumar opiniones y comentarios al espacio Dialogo Minero y el Nuevo Acuerdo Federal Minero está en línea con la política minera que intenta llevar adelante la provincia. Esto va a ayudar a que se desarrolle la minería en Mendoza porque apunta a resolver los problemas y objeciones que tiene la actividad en la gente", agregó el funcionario.

Lo que sí se mantiene es la vigencia de la Ley 7722 que prohíbe el uso de ciertas sustancias en la explotación de proyectos metalíferos. En este sentido, Guiñazú explicó que aun con la 7722 no se le cierra la puerta a la minería metalífera, aunque lo que realmente necesita Mendoza es avanzar con proyectos de exploración.

"Mendoza no tiene muchos proyectos en carpeta. Lo que debemos hacer es destrabar la exploración y para ello debemos tener reglas claras. Hay que empezar a explorar porque no podemos seguir discutiendo sobre lo que no sabemos que hay", dijo el Secretario de Energía y Minería antes de admitir que "hoy la mayoría de los proyectos están frenados en la etapa de exploración".

Te puede interesar