Uñac reúne a los gobernadores para rediscutir el Acuerdo Federal Minero

Uñac reúne a los gobernadores para rediscutir el Acuerdo Federal Minero
images (13) uñac

El Acuerdo Minero apunta a fijar reglas, como la no modificación del régimen de regalías, la institucionalización de los fideicomisos y las facultades y límites de las compañías públicas, que sirvan de señales para que las empresas inviertan en el país. San Juan no es una provincia más, ya que cuenta con las minas Veladero, Gualcamayo y Casposo y tiene otras tantas en carpeta.

Por su parte, Uñac viene cultivando un perfil dialoguista y actuando de nexo con sus pares gobernadores en temas que los involucra a todos, como la restitución del 15 por ciento que la Nación retenía de la coparticipación para fondear a la Anses. No sólo eso, sino que es uno de los que tiene llegada y una buena relación institucional con la gestión macrista, sin dejar de remarcar que pertenecen a partidos distintos y que las diferencias políticas las dirimirán en las urnas.

Con ese peso, el sanjuanino se puso en contacto este fin de semana con las autoridades nacionales en minería para promover la reunión, sobre la que recibió el OK, señaló el ministro de Minería, Alberto Hensel. El funcionario agregó que Uñac también se comunicó con el resto de los mandatarios, incluido Urtubey, y que él se contactó con los ministros provinciales en la materia para “buscar los consensos para la firma del acuerdo”.

Impacto

25 Mil millones de dólares planean invertir en el país las mineras hasta 2021. Además, calculan sumar 40 mil nuevos puestos de trabajo a los ya existentes.

El macrismo viene apuntando al pacto minero desde el año pasado, con el objetivo de “no dejar de perder las oportunidades de inversión en el sector”, había dicho el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren. Durante un año, los representantes de las provincias, que se reúnen en el Consejo Federal de Minería (Cofemin), elaboraron el acuerdo, pero el mismo quedó sujeto a la firma de los gobernadores, que son los responsables políticos y territoriales. La crítica más importante que hay sobre el tratado es el peso de la carga tributaria total de los futuros proyectos, que hace que el país no sea competitivo en comparación con otras regiones.

Según fuentes del sector, la mayor presión viene justamente de la Nación, al punto de que lo graficaron de la siguiente manera: de ocho pesos en impuestos que genera la minería, siete van a parar a las arcas de la administración central. Urtubey dijo en medios nacionales que el pacto “abre la puerta a un crecimiento de la presión tributaria”.

 

Te puede interesar