Macri ve con preocupación la crisis en Brasil, pero confía en que el vecino país saldrá fortalecido

El presidente Mauricio Macri afirmó que ve “con preocupación” la crisis que atraviesa Brasil, admitió que todo el proceso que atraviesa el socio comercial más importante de la Argentina puede traer "cortocircuitos y problemas"
descarga (9) Macri
El presidente  Mauricio Macri afirmó que ve “con preocupación” la crisis que atraviesa Brasil, admitió que todo el proceso que atraviesa el socio comercial más importante de la Argentina puede traer "cortocircuitos y problemas", pero aclaró que confía en que Brasil saldrá fortalecido.

"Confío en sus instituciones. Este proceso puede traer cortocircuitos, pero va a salir fortalecido de todo esto. Las instituciones funcionan y la justicia es verdaderamente independiente", sostuvo el jefe del Estado en una entrevista que concedió al diario La Nación, luego de finalizar su gira en Japón.

Destacó que con Brasil “hemos estado avanzando mucho en la integración del Mercosur. Tenemos toda una agenda de trabajo, tenemos unas normas sanitarias, técnicas, trabajamos juntos en consulados en el mundo. La verdad es que yo siento que hay una agenda muy buena para trabajar y necesitamos que Brasil esté pujante, que esté fuerte... está empezando a crecer. Ese proceso debería consolidarse lo antes posible”, completó.

Luego hizo un balance de su gira asiática. “Es muy superior al que esperábamos”, dijo Macri y precisó: “No pensábamos tener semejante recibimiento en Dubai y con tanto interés. Fueron muy enfáticos en crear un comité específico con ambas partes para implementar el comercio. Quieren participar en la Argentina del tema alimentos. Eso también está pasando en China, en general todos están preocupados por la seguridad alimentaria, por qué va a pasar en el futuro con la demanda de alimentos. Y todos reconocen a la Argentina como el país con más potencial en el crecimiento de producción de alimentos”.

Sobre China afirmó: “Veníamos con todas las dudas de los contratos heredados que habíamos ido cambiando y negociado para hacerlos viables económicamente, legalmente y ambientalmente. Eso generó tensiones y no sabíamos cómo iba a terminar el proceso. Pero China ratificó los acuerdos. Xi Jinping tiene la vocación para una relación estratégica y de integración. Además, me dijo que quiere que los empresarios vengan a abrir fábricas en la Argentina para transformar nuestra materia prima en alimentos de marca y exportarlos al mundo. Eso no estaba en la agenda”.

Se le preguntó que piden para invertir en el país y Macri respondió:  “Todos te piden lo mismo, en Dubai, en China y en Japón: seguridad jurídica”.

Sobre si impulsará leyes para cumplir con las exigencias de seguridad jurídica respondió que “el camino es que la Argentina funcione cada día mejor, que tengamos mejores jueces y que toda esa cantidad de jueces que el kirchnerismo nombró sean nombrados en base a una selección seria, que es lo que estamos haciendo. Que el Banco Central sea cada vez más independiente y que el Indec sea más respetado e indiscutido. Después está la ley de doble imposición, el tratado de inversiones que sigue el Ciadi. Las cosas simples vamos a hacer que sean simples”.

Explicó que cuando uno se para en un país como Japón sabe que “ciertas cosas no pueden pasar. Lo mismo hay que sentir en la Argentina. ¿Cómo puede ser que un empresario contamine con la actividad que hace y no vaya preso? ¿Que un sindicalista se crea dueño del puerto? ¿O que un político maneje narcotráfico? Esas cosas no pueden pasar. No existe discutir si uno hace paro que no le descuenten. ¿Querés parar? Tenés derecho, pero no podés discutir. Allá te meten un amparo para que no le descuenten. En eso tenemos que ir evolucionando en el cambio cultural”.

Sobre la posibilidad de que se abra en la Argentina lo de Odebrecht   (como en Brasil por el pago de coimas), el Presidente respondió de que “no hay dudas de que trabajó en la Argentina y no creo que haya cambiado el modusoperandi. Con lo cual, donde hizo obras y hubo contratos, pudo haber pasado algo. Aparte era la forma en la que trabajaba el kirchnerismo. No hace falta que venga Odebrecht para que sepamos que en la Argentina había coimas, ¿no? Es como una obviedad”, afirmó.

Aclaró que con este gobierno no hizo obras y consultado si lo ha hecho con empresarios “cercanos” al gobierno, a lo cual Macri respondió: “No hay empresarios cercanos al Gobierno, los trato a todos igual. La Argentina de los privilegios y los amiguismos se acabó. Más allá de que tenga afectos, no los mezclo. Mi compromiso es con los argentinos”.

Sobre las elecciones de renovación parlamentaria de octubre, Macri dijo que “la mayoría va a reafirmar que creemos que este es el camino. Queremos incluir a todos de verdad, no desde el discurso” y puntualizó que en el país “hace falta un cambio cultural acompañado por gente con otra mentalidad. En algunos casos tiene que ver con un cambio generacional y en otros con una forma más moderna y desprejuiciada de pensar. Eso es lo que necesita la Argentina y que se ve en nuevos gobernadores.

Te puede interesar